Tipo previsor, el actor Heath Ledger, que falleció por una sobredosis de fármacos en enero, ya hizo un testamento a los 23 años, antes de saltar a la fama con su nominación al Oscar por Brokeback Mountain y de su relación con Michelle Williams, con quien en el 2005 tuvo una hija. En él dejaba sus pertenencias, por valor de 100.000 euros, a sus padres y a su hermana, según el New York´s Daily News.