Micrófono doblaje.¿Qué es el cine?. (Las opiniones son como los culos…) Uno dirá esto, el otro dirá aquello y yo diré lo otro. A mi entender, el cine está comprendido entre los siete artes y es una escapatoria a la realidad, a lo feo, a la incomprensión de la vida. Pero a lo mejor estoy equivocado. También puede ser un medio de entretenimiento. Una escapatoria al aburrimiento, una forma de acabar la tarde en un centro comercial. Si le dijésemos a un pintor que su cuadro tiene que ser modificado por otra persona para poder exponerse en España, ¿qué diría?.

Si le obligásemos a un grupo de música extranjero, a doblar sus letras por otro grupo en nuestro idioma para poder entenderlos, ¿qué harían?. Y saliéndonos del tema artístico, si obligásemos a un jugador de fútbol muy bueno a bajar su nivel para estar equilibrado con el resto de contrincantes, ¿qué dirían los aficionados de ese equipo?.

El Gran Lebowski. V.O.S.

El Gran Lebowski. Versión doblada al español.

Si una persona expone algo para que los demás lo vean, su idea será única y no debería variar en Polonia o en Japón. ¿Por qué en España a las películas se les quita la voz original del actor y se les pone la voz de otra persona que no tiene nada que ver con lo que se está contando?.

  • Lo que cuenta la historia.

En la década de los años 20 y 30, el analfabetismo en España era de los más altos en Europa. Hollywood triunfaba exhibiendo sus películas mudas por Europa. Pero en el año 1927 se proyectó por primera vez “The Jazz Singer”. Suponía la primera película sonora de la historia y un tremendo cambio en la industria cinematográfica. De repente el cine hablaba y a Hollywood se le acababa el chollo. Pero a los ávidos ejecutivos norteamericanos se le ocurrió la gran idea de rodar las mismas películas que producían en varios idiomas. Una vez que finalizaba la jornada de rodaje del film original, dependiendo de la versión que se hacía, grandes actores españoles, franceses, etc. Interpretaban los mismos diálogos en sus respectivos idiomas y en los mismos decorados con el mismo vestuario. El negocio no duró muchos años.

Cosa que aprovechó La Segunda República para implantar por primera vez el doblaje en Madrid y Barcelona. Y que más tarde, en 1941, el gobierno Franquista impuso por obligación el doblaje en el cine. Franco copió la idea de su colega Mussolini e impuso la Ley de defensa del idioma. Con ello llegó también la censura y la posibilidad de manipular las películas en caso de ofensiva a la dictadura o a la religión.

2046. V.O.S.

2046. Versión original doblada al español.

Desde entonces, la sociedad Española se ha acostumbrado a ver el cine doblado. Y ahora es casi imposible decirle a nadie que el cine es cine, solo en versión original, tal como se ha concebido. A la gente le molesta leer y ver a la vez, inmediatamente se pone la escusa de que es imposible enterarse de la imagen si se leen subtítulos.

La obligatoriedad del doblaje en el cine desapareció en 1946, pero Hollywood, los distribuidores Españoles y los censores siguieron su práctica por diferentes intereses hasta nuestros días. Acostumbrando así al público a aceptar el doblaje como único medio de visualización. Fue en los años setenta cuando volvieron a aparecer tímidamente las proyecciones de películas en v.o.s. Relegadas a salas de “arte y ensayo” y controladas por las autoridades.

La V.S.O.

Desde pequeños estamos influenciados por todo lo que nos rodea. Aprendemos de todo aquello que vemos, oímos, sentimos u olemos. Filtramos lo aprendido y lo utilizamos como más nos conviene. A la pregunta con la que se comienza este texto, ¿qué es el cine?, pues a parte de lo ya dicho, el cine es un medio de influencia. Todo el mundo se ha sentido alguna vez identificado con algún personaje o personajes de ficción.

Y yo me pregunto, ¿sentirá lo mismo una persona que se identifique con el Travis doblado de ‘Taxi Driver’, que una persona que se identifica con este mismo personaje en su voz original?. El actor interpreta al personaje “en cuerpo y alma” por decirlo de alguna manera. Crea un estilo entre los gestos, la forma de andar, la manera de mirar y sobre todo, la forma de hablar. Por ello se puede juzgar a un actor si actúa bien o no. Si le quitas parte de su trabajo con el doblaje y se le critica, esta crítica estará echa por un hipócrita.

El Hobbit. V.O.S.

El Hobbit. Versión doblada al castellano.

Se suele escuchar, que la V.O.S. es para culturetas, para gente que quiere dárselas de listo. Quién ve películas o series en v.o.s es más bien un bicho raro para las masas. Es cierto que es difícil ver la imagen, escuchar la voz y leer unos subtítulos a la vez. Pero tenemos la gran suerte de poseer un fantástico cerebro que si se le entrena con unas cuantas sesiones, ni nos daremos cuenta de hacer tres cosas a la vez (incluido el sexo masculino). Yo mismo he sido un pésimo lector hasta hace unos años, pero a raíz de empezar a estudiar cine y querer hacer películas me dí cuenta de la importancia de ver las cosas en versión original. Las películas cambian brutalmente, la sensación es totalmente diferente, estaba empezando a ver cine. También es cierto que la v.o.s presenta algunos problemas, como por ejemplo en la gente ciega o en los contenidos infantiles. Estos ejemplos serían los únicos casos que nadie podría discutir. Pero para contrarrestar, también podríamos decir que los subtítulos son vitales para que una persona sorda disfrute de una película. Creo que el problema y la solución lo tienen las salas. Es lógico que los multicines no se atrevan a poner un ‘Piratas del caribe’ o un ‘Transformers’ en versión original, ¡sería un suicidio!. Pero por exponer una opinión… si un multicines tiene entre 15 o 20 salas… ¿Por qué no se pueden dejar cinco para la v.o.s y otras 10 o 15 para el doblaje?.

  • El doblaje.

No tengo nada en contra de los actores de doblaje, pero si en contra de que todos los contenidos audiovisuales que se ven en España se den doblados. También estoy en contra de que la sociedad acepte más el doblaje que la versión original. Creo que ya he dejado claro el daño que hace el doblaje a la obra audiovisual. Pero es que me resulta raro y me da rabia que la gente que ve el cine en versión doblada se atreva a hablar o criticar lo que ha visto. Para mis es como el típico que te cuenta ciento de historias sin saber que ningunas es verdad.

Es cierto que en España tenemos uno de los mejores mercados de doblaje que existen. Es normal que esto suceda después de tantos años de trabajo. Pero también es cierto que en el doblaje a parte de manipular el trabajo de un actor, también llega a incidir sobre el trabajo del guionista y el director de sonido. Por poner algún ejemplo que conozcamos todos, en cualquier entrega de la Guerra de las galaxias, las espadas laser o las naves no suenan igual en la versión original que el la versión doblada cuando los personajes hablan.

España es el único país de habla hispana donde se doblan todas las películas. En Francia también existe el doblaje, pero esta equilibrado entre el cine nacional y el cine en v.o.s, dejando así la libre elección al espectador. Se calcula que en España hay unas 40.000 salas (y bajando) de las cuales solo unas 80 dedican todo su contenido a la v.o.s. Estás 80 salas están sobre todo repartidas entre Madrid y Barcelona y alguna que otra por Valencia o Sevilla. Quedando así incomunicados en este aspecto, numerosas comunidades. Sobre todo por el Norte de la península.

  • Propuestas.

Los políticos han usado este tema como arma en sus discursos. El anterior gobierno decía que en todos los países que se veía el cine en versión original, la sociedad sabía hablar inglés. Cosa que me parece una total mentira. El inglés se aprende estudiando y hablándolo durante años. Creo que la v.o.s es una gran ayuda a la hora de “entender”
inglés, pero no es la solución para sacar a este país de la poca cultura lingüística extranjera.

Además que las películas no son solo de habla Inglesa. También existen las películas Japonesas, las Finlandesas, las Francesas… ¿tendríamos que aprender todos estos idiomas?. Una idea que propuso el mismo gobierno y con la que si estoy de acuerdo, era que los contenidos audiovisuales que nos llegan a nuestras casas, lleguen por defecto en v.o.s, teniendo que cambiar con el mando el idioma si queremos
verlo en versión doblada. Las cadenas autonómicas aceptaron la propuesta, pero las privadas, como es lógico, la rechazaron.

Con este gobierno que tenemos ahora (PP-manos tijeras) y los tiempos que corren, esta propuesta es ya más una utopía que una realidad.

  • Conclusión.

Son tiempos difíciles y hay que reconocer que por encima de este tema hay muchas prioridades. Pero creo que la cultura hace más fuerte a las persona y las dota de un
pensamiento libre… El cine es un arte y debería respetarse. En el tema de la v.o.s o el doblaje, la cosa debería equilibrarse. No digo que haya que imponer solo la versión original en nuestros cines o televisiones, pero si darle la opción al espectador para que tenga más elección.