Super Encuesta

¿Cual es la mejor película de 2014?

Ver Resultados

Loading ... Loading ...

Especial el doblaje del Cine en España. Versión original subtitulada, ¿si o no?.

rollo

Micrófono doblaje.¿Qué es el cine?. (Las opiniones son como los culos…) Uno dirá esto, el otro dirá aquello y yo diré lo otro. A mi entender, el cine está comprendido entre los siete artes y es una escapatoria a la realidad, a lo feo, a la incomprensión de la vida. Pero a lo mejor estoy equivocado. También puede ser un medio de entretenimiento. Una escapatoria al aburrimiento, una forma de acabar la tarde en un centro comercial. Si le dijésemos a un pintor que su cuadro tiene que ser modificado por otra persona para poder exponerse en España, ¿qué diría?.

Si le obligásemos a un grupo de música extranjero, a doblar sus letras por otro grupo en nuestro idioma para poder entenderlos, ¿qué harían?. Y saliéndonos del tema artístico, si obligásemos a un jugador de fútbol muy bueno a bajar su nivel para estar equilibrado con el resto de contrincantes, ¿qué dirían los aficionados de ese equipo?.

El Gran Lebowski. V.O.S.

El Gran Lebowski. Versión doblada al español.

Si una persona expone algo para que los demás lo vean, su idea será única y no debería variar en Polonia o en Japón. ¿Por qué en España a las películas se les quita la voz original del actor y se les pone la voz de otra persona que no tiene nada que ver con lo que se está contando?.

  • Lo que cuenta la historia.

En la década de los años 20 y 30, el analfabetismo en España era de los más altos en Europa. Hollywood triunfaba exhibiendo sus películas mudas por Europa. Pero en el año 1927 se proyectó por primera vez “The Jazz Singer”. Suponía la primera película sonora de la historia y un tremendo cambio en la industria cinematográfica. De repente el cine hablaba y a Hollywood se le acababa el chollo. Pero a los ávidos ejecutivos norteamericanos se le ocurrió la gran idea de rodar las mismas películas que producían en varios idiomas. Una vez que finalizaba la jornada de rodaje del film original, dependiendo de la versión que se hacía, grandes actores españoles, franceses, etc. Interpretaban los mismos diálogos en sus respectivos idiomas y en los mismos decorados con el mismo vestuario. El negocio no duró muchos años.

Cosa que aprovechó La Segunda República para implantar por primera vez el doblaje en Madrid y Barcelona. Y que más tarde, en 1941, el gobierno Franquista impuso por obligación el doblaje en el cine. Franco copió la idea de su colega Mussolini e impuso la Ley de defensa del idioma. Con ello llegó también la censura y la posibilidad de manipular las películas en caso de ofensiva a la dictadura o a la religión.

2046. V.O.S.

2046. Versión original doblada al español.

Desde entonces, la sociedad Española se ha acostumbrado a ver el cine doblado. Y ahora es casi imposible decirle a nadie que el cine es cine, solo en versión original, tal como se ha concebido. A la gente le molesta leer y ver a la vez, inmediatamente se pone la escusa de que es imposible enterarse de la imagen si se leen subtítulos.

La obligatoriedad del doblaje en el cine desapareció en 1946, pero Hollywood, los distribuidores Españoles y los censores siguieron su práctica por diferentes intereses hasta nuestros días. Acostumbrando así al público a aceptar el doblaje como único medio de visualización. Fue en los años setenta cuando volvieron a aparecer tímidamente las proyecciones de películas en v.o.s. Relegadas a salas de “arte y ensayo” y controladas por las autoridades.

La V.S.O.

Desde pequeños estamos influenciados por todo lo que nos rodea. Aprendemos de todo aquello que vemos, oímos, sentimos u olemos. Filtramos lo aprendido y lo utilizamos como más nos conviene. A la pregunta con la que se comienza este texto, ¿qué es el cine?, pues a parte de lo ya dicho, el cine es un medio de influencia. Todo el mundo se ha sentido alguna vez identificado con algún personaje o personajes de ficción.

Y yo me pregunto, ¿sentirá lo mismo una persona que se identifique con el Travis doblado de ‘Taxi Driver’, que una persona que se identifica con este mismo personaje en su voz original?. El actor interpreta al personaje “en cuerpo y alma” por decirlo de alguna manera. Crea un estilo entre los gestos, la forma de andar, la manera de mirar y sobre todo, la forma de hablar. Por ello se puede juzgar a un actor si actúa bien o no. Si le quitas parte de su trabajo con el doblaje y se le critica, esta crítica estará echa por un hipócrita.

El Hobbit. V.O.S.

El Hobbit. Versión doblada al castellano.

Se suele escuchar, que la V.O.S. es para culturetas, para gente que quiere dárselas de listo. Quién ve películas o series en v.o.s es más bien un bicho raro para las masas. Es cierto que es difícil ver la imagen, escuchar la voz y leer unos subtítulos a la vez. Pero tenemos la gran suerte de poseer un fantástico cerebro que si se le entrena con unas cuantas sesiones, ni nos daremos cuenta de hacer tres cosas a la vez (incluido el sexo masculino). Yo mismo he sido un pésimo lector hasta hace unos años, pero a raíz de empezar a estudiar cine y querer hacer películas me dí cuenta de la importancia de ver las cosas en versión original. Las películas cambian brutalmente, la sensación es totalmente diferente, estaba empezando a ver cine. También es cierto que la v.o.s presenta algunos problemas, como por ejemplo en la gente ciega o en los contenidos infantiles. Estos ejemplos serían los únicos casos que nadie podría discutir. Pero para contrarrestar, también podríamos decir que los subtítulos son vitales para que una persona sorda disfrute de una película. Creo que el problema y la solución lo tienen las salas. Es lógico que los multicines no se atrevan a poner un ‘Piratas del caribe’ o un ‘Transformers’ en versión original, ¡sería un suicidio!. Pero por exponer una opinión… si un multicines tiene entre 15 o 20 salas… ¿Por qué no se pueden dejar cinco para la v.o.s y otras 10 o 15 para el doblaje?.

  • El doblaje.

No tengo nada en contra de los actores de doblaje, pero si en contra de que todos los contenidos audiovisuales que se ven en España se den doblados. También estoy en contra de que la sociedad acepte más el doblaje que la versión original. Creo que ya he dejado claro el daño que hace el doblaje a la obra audiovisual. Pero es que me resulta raro y me da rabia que la gente que ve el cine en versión doblada se atreva a hablar o criticar lo que ha visto. Para mis es como el típico que te cuenta ciento de historias sin saber que ningunas es verdad.

Es cierto que en España tenemos uno de los mejores mercados de doblaje que existen. Es normal que esto suceda después de tantos años de trabajo. Pero también es cierto que en el doblaje a parte de manipular el trabajo de un actor, también llega a incidir sobre el trabajo del guionista y el director de sonido. Por poner algún ejemplo que conozcamos todos, en cualquier entrega de la Guerra de las galaxias, las espadas laser o las naves no suenan igual en la versión original que el la versión doblada cuando los personajes hablan.

España es el único país de habla hispana donde se doblan todas las películas. En Francia también existe el doblaje, pero esta equilibrado entre el cine nacional y el cine en v.o.s, dejando así la libre elección al espectador. Se calcula que en España hay unas 40.000 salas (y bajando) de las cuales solo unas 80 dedican todo su contenido a la v.o.s. Estás 80 salas están sobre todo repartidas entre Madrid y Barcelona y alguna que otra por Valencia o Sevilla. Quedando así incomunicados en este aspecto, numerosas comunidades. Sobre todo por el Norte de la península.

  • Propuestas.

Los políticos han usado este tema como arma en sus discursos. El anterior gobierno decía que en todos los países que se veía el cine en versión original, la sociedad sabía hablar inglés. Cosa que me parece una total mentira. El inglés se aprende estudiando y hablándolo durante años. Creo que la v.o.s es una gran ayuda a la hora de “entender”
inglés, pero no es la solución para sacar a este país de la poca cultura lingüística extranjera.

Además que las películas no son solo de habla Inglesa. También existen las películas Japonesas, las Finlandesas, las Francesas… ¿tendríamos que aprender todos estos idiomas?. Una idea que propuso el mismo gobierno y con la que si estoy de acuerdo, era que los contenidos audiovisuales que nos llegan a nuestras casas, lleguen por defecto en v.o.s, teniendo que cambiar con el mando el idioma si queremos
verlo en versión doblada. Las cadenas autonómicas aceptaron la propuesta, pero las privadas, como es lógico, la rechazaron.

Con este gobierno que tenemos ahora (PP-manos tijeras) y los tiempos que corren, esta propuesta es ya más una utopía que una realidad.

  • Conclusión.

Son tiempos difíciles y hay que reconocer que por encima de este tema hay muchas prioridades. Pero creo que la cultura hace más fuerte a las persona y las dota de un
pensamiento libre… El cine es un arte y debería respetarse. En el tema de la v.o.s o el doblaje, la cosa debería equilibrarse. No digo que haya que imponer solo la versión original en nuestros cines o televisiones, pero si darle la opción al espectador para que tenga más elección.

About Rafael Calderón

Director y redactor jefe de la web de cine www.cineralia.com. Además crítico de cine y escritor en la misma web.

Te puede interesar...

18 comentarios en “Especial el doblaje del Cine en España. Versión original subtitulada, ¿si o no?.”

  1. Cayetana dice:

    Absolutamente de acuerdo, una obra no puede ser intervenida de ninguna forma porque se desvirtúa y se incide en su calidad. Gracias por el brillante comentario

  2. Nieves dice:

    Me han encantado los ejemplos en los que se pude apreciar la importancia de mantener intacto (y completa) el desarrollo actoral. Es un aspecto que creo que no está suficientemente valorado.
    Por mi parte creo también que indudablemente mantener la versión original es una importante herramienta (evidentemente no es la única ) para mejorar nuestra capacidad para aprender un idioma. Especialmente potente e indicada para aquellas personas que preferentemente tienen memoria auditiva.

  3. RoberZamora dice:

    Siento el tono de mi comentario anterior, pero es que me parece muy falso criticar al doblaje y defender los subtítulos. Yo disfruto con un buen doblaje y veo algunas series en versión original subtitulada por no esperar a que las doblen y porque, más o menos, soy capaz de leer y mirar a la pantalla sin perderme gran cosa. Pero en cuanto esas series salen dobladas, las vuelvo a ver, porque sé que al verlas subtituladas me he perdido cosas y que me las seguiré perdiendo por mucho que aprenda inglés, francés, ruso o swahili.

    El doblaje es un arte, una necesaria herramienta de adaptación de obras audiovisuales a nuestra cultura que nos ofrece la posibilidad de entenderlas al 100%. ¿Que las actuaciones en muchos casos no tienen nada que ver? Sí, ¿y qué? Pero poder disfrutar de las interpretaciones de los maestros del doblaje que tenemos en España es algo único, y además, no nos quitan la posibilidad de cambiar el idioma con el mando.

    Otro saludo xD

  4. RoberZamora dice:

    Dices que el doblaje modifica la obra original y, sin embargo, tienes los santos huevazos de defender la versión original subtitulada, cuando los subtítulos son un absurdo RESUMEN de la traducción del guión original. Sólo por eso ya pienso que todos tus argumentos contra el doblaje no son válidos.

    Un saludo

  5. Guille dice:

    Buenas,

    me ha parecido interesante lo que dices, y hasta cierto punto lo comparto, porque a raíz de esta grandísima herramienta que es Internet he tenido ocasión de ver series en V.O.S. Resultándome luego horrendo el doblaje en español; pero no me pasa con todas las series. Hay algunas que están magníficamente dobladas manteniendo casi al 100% la esencia del personaje e, incluso (esto en rarísimos casos) mejorándola.

    Por lo que mi opinión es que el doblaje debe mantenerse. Es más, los primeros DVDs abrían un abanico increíble de posibilidades porque venían con N1000 idiomas tanto en audio como en subtítulos, lo que te abría un enorme abanico de posibilidades de aprendizaje. Ahora, con suerte, viene algo más que el “castellano/inglés” y en muchos casos es “catalán”. Ahora, es muy importante un buen doblaje.

    Siguiendo el razonamiento de “no al doblaje” porque altera la obra, porque no es ver cine, entonces hemos leído muy, pero que muy poca literatura; porque o estaba en un castellano que no era el original (la mayoría de las versiones del Quijote que hemos visto no son originales, sino que tienen el lenguaje adaptado a la época) o son obras traducidas y para captar la esencia de lo que el autor dijera, hay que leerlo en original porque no todo puede traducirse. Con lo que el tema de los subtítulos también cojearía, y no sólo por la traducción sino porque del lenguaje escrito al hablado hay un paso.

    La literatura y el cine tienen un problema y es que precisan del lenguaje para transmitirse, no son una imagen, un sonido, una fragancia que entra en nuestros sentidos, no, aún cuando sea en nuestro propio idioma existe un proceso cognitivo (que requiere un esfuerzo) de interpretación y de cohesión (sobre todo en la literatura). Por esto el tema de “la traducción” es un “mal” necesario y que difícilmente se erradicará, ya que sólo hay dos soluciones viables sin dejar a nadie a medio camino: o todos acabamos hablando lo mismo o todos nos volvemos políglotas. Ambos medios establecen una comunicación con el receptor sólo posible gracias al lenguaje, sin esto no existirían.

    Y ojo, que desde luego creo que en los cines debería haber, cuanto menos, alternativas decentes (no a las tantísimas o sólo de un puñado de películas) de V.O.S. ya la V.O. puede ser más difícil, y cualquiera que desee ver la V.O. pude ir a una de V.O.S. obviando las letras.

    El caso de la música, hay cientos de canciones que cuando entiendes la letra son un chusco, y también algunas que, por muy bonita que sea la letra, también son un chusco. En este caso la letra, aparte del significado que tenga, exprese o encierre, sirve al propósito de “dar melodía” a la voz, por lo que a efectos prácticos el “cantante es un instrumento más”. Si no fuera así la música no triunfaría fuera de las fronteras de su propio país.

    Un saludo

  6. Daniel dice:

    Yo estudio para dirección de foto y para nada me parece un insulto los subtitulos… el cine sin sonido no seria nada. Las pelis mudas estubieron bien en su época, e incluso que te saquen ahora una como Blancanieves hasta la disfrutas. Pero quitar el trabajo del actor es matar un film y dar una mala imagen de ella.

  7. Cristian dice:

    Soy argentino y vivo en Madrid desde hace unos años. Soy bastante fundamentalista con respecto a este tema: no veo películas dobladas. No las veo, no puedo con ellas, prefiero no verlas que verlas así. Coincido, también, en que en absoluto se aprende un idioma solo por ver pelis en VOS, pero sí se te abre el oído y estás mucho más habituado para poder comprenderlo. Con respecto al último comentario de Álvaro, sobre si “leer un libro de un autor extranjero traducido al español es también un producto falseado”, mi respuesta es: sí, también está falseado. Toda traducción es una traición. Pero, en el caso de la literatura, si no conocés el idioma original, no tenés otra manera de acceder a la obra: leer una buena traducción es el mal menor. En cambio, en el cine el mal menor, creo, y con diferencia, es ver las películas en VOS. Y me temo que no concuerdo para nada con el último comentario de Adrian, que dice que se puede disfrutar de una película sin sonido. Adrian: si los subtítulos son “un insulto al director de fotografía”, ¿cuánto mayor agravio no será “disfrutar” de una película sin sonido para el sonidista, los redactores de los diálogos, etc., etc.?

  8. Adrian dice:

    Estoy muy a favor de lo que se dice respecto a la Version Original. Pero me parece una aunténtica aberración el subtitulado (mucho mas que el doblaje).

    No puede parecerte una aberración que substituyan la voz de un actor y adapten su diálogo (q lo es) y no parecertelo que manchen el encuadre con letras blancas en Arial.
    Descompone el cuadro completamente, y es un insulto hacia el Dir. de Fotografía.

    Al fin y al cabo el lenguaje del cine son las imágenes. Una buena pelicula se puede disfrutar incluso sin sonido.

  9. Álvaro dice:

    Yo sólo digo una cosilla, ya que en estos casos cada uno tiene su opinión y es muy difícil cambiar la del otro: si hablamos de falsear un producto, ¿leer un libro de un autor extranjero traducido al español es también un producto falseado? Porque, desde luego, la cantidad de modismos que se pierden, en muchas ocasiones no existe número para contarlas…

  10. Javier dice:

    He leído con especial interés tu artículo. Soy de Ecuador, y tenemos la fortuna de poder escoger el audio de casi cualquier película y rotundamente, la v.o.s. es la mejor opción para disfrutarla en serio. Talvez la única excepción a título personal sea Volver al futuro en audio latino, en la que no se pierde por un instante la emoción de verla.
    No es por denigrar el idioma, ya que me siento orgulloso de hablar español, sino por el simple hecho de ver y sentir cómo transmite el actor sus emociones. Lo mismo sucede si veo películas originalmente ecuatorianas o de otro país…no concibo verlas en otro idioma, se pierde mucho de la emoción que quieren contagiar los actores.
    Recientemente vi Mongol, lógico, en su idioma propio…impresionante el cómo se transmite lo que siente el khan esclavo, y eso que no tengo ni *#”?$ idea de lo que es ese idioma. La puse en español y no fue lo mismo.
    Ejemplos, hay muchos: Bane, Joker, Jack Sparrow, Henry Jones, la agente de Indi 4, Skar…etc, que le han impreso un sello único a su caracterización no solo en lo físico, sino a nivel de voz, que se pierde casi totamente en un doblaje.
    Se puede, pero la gente simplemente: NO QUIERE LEER. Con casos excepcionales como los que mencionaste y le agregaría los que se marean por naturaleza, en los cuales no hay discusión. ¿Pereza? ¿Vagancia? ¿Poca capacidad de lectura rápida? ¿Qué será?

  11. Daniel dice:

    Hombre, está claro que lo mejor es ver la película en versión original sin subtítulos y poder entenderla… pero sigo diciendo, que el doblaje esté bien o esté mal falsea completamente el film. A la hora de traducir está claro que por motivos de la diferencia entre léxicos, hay que cambiar pequeñas cosas… pero personalmente, en subtítulos yo solo he visto eso, pequeñas cosas. Cosa que en el doblaje se ve constantemente. Frases y palabras que hay que inventar para poder cuadrar el diálogo doblado con los labios de los actores.

    Pero claro, aquí entraría en juego el cine nacional. Aqui no hay industria propia y no podemos disfrutar cada semana de buenos estrenos en nuestro idioma como si se puede en otros paises como la India, Francia, China, Italia… Aquí se lleva más el ir por libre y sacar todo el dinero posible a chorradas de películas. Y el problema es que aquí el cine se ve solo como un negocio…

    Necesitamos una seña de identidad. Una gran cantera de cineastas que hagan cine de “autor”. Por supuesto que también estén las peliculas chorras que antes he dicho para satisfacer al público que solo va a pasar el rato (Torrente, Tres metros sobre el cielo…).

    Creo que el cambio social, político y ¡CULTURAL!, está llegando muy lentamente con las nuevas generaciones.

  12. Álvaro dice:

    Sinceramente creo que si se dobla una película bien, puede conservarse la esencia de la misma de tal manera que se adapta a un público que habla en otro idioma. Los subtítulos, aunque permiten preservar el audio original, muchas veces tienen que resumir el texto (cuestión de espacio, eso lo he notado mucho en películas en DVD cuando lo pongo en V.O.S.) y no pueden hacer adaptaciones que el doblaje sí puede.

    Eso se puede dar con ciertos modismos que a la hora de doblarse pueden traducirse a algo equivalente en español, y que al subtitularlos puedes perder algo del contexto de lo que quieren decir en el idioma original. Aún peores son los subtítulos hechos por fans, sobre todo de series japonesas, que se llenan de notas que ocupan media pantalla, para explicar una cierta expresión o palabra, que en muchos casos tiene un equivalente exacto.

    Creo que tanto doblaje como subtitulado desvirtúan en cierta medida: uno sustituye las voces, otro resume los diálogos y quita espacio visual en la pantalla. Es cuestión de que cada uno elija cómo quiere desvirtuarlo. Opino que si se hace bien, ni un doblaje ni un subtitulado tienen que desvirtuar la película más de lo estrictamente necesario. No tengo tanto conocimiento sobre subtítulos, pero los peores momentos en películas dobladas llegan cuando “tal famoso va a doblar a tal personaje” cuando no tienen ni idea, cosa que sí me parece una total aberración.

    Y claro que lo audiovisual es un negocio. Sin menospreciar el trabajo de los productores, las películas más famosas (no nos engañemos, poca gente ve cine de autor, en España y fuera) están hechas para tener éxito y recaudar, independientemente de su calidad.

    Si nos ponemos así, igualmente se pierde muchísimo en las traducciones de libros. Conozco el caso concreto de la saga de Harry Potter: la traducción al español es excelente (creo que la buena traducción es la que no se nota que está traducido a la fuerza) pero cuando he leído algunas partes en inglés me doy cuenta de que verdaderamente se pierde, y mucho, pero es inevitable.

    Si quisiéramos disfrutar al 100% de la cultura extranjera (ya sea cine, teatro, literatura…) tendríamos que dominar a la perfección, no sólo el inglés (ya basta de pensar que el inglés domina el mundo) sino todos los idiomas que existen.

  13. Daniel dice:

    En Polonia por lo visto doblan las películas por encima del audio original… estilo documental. ¡Eso si que es ya insoportable para mis odios!.

    Pero Alvaro, ¿no crees que doblando la película se esta perdiendo la esencia de la misma?. No es cuestión de que desaparezca el doblaje, es cosa de ser coherentes y respetuosos con el trabajo de los demas. El cine es el arte más castigado con la piratería y el doblaje. Y la culpa es porque aquí en España, lo audiovisual se ve más como un negocio y punto.

  14. Álvaro dice:

    Sinceramente, me gusta el tono del artículo, aunque no lo comparta, a la hora de expresar sus conclusiones finales. Al menos ofrece una alternativa para que haya una situación de paridad entre ambas versiones. Estoy harto de oír comentarios de “muerte al doblaje” “abajo el doblaje” y todo eso, sobre todo cuando luego es gente a la que te puedes encontrar perfectamente en la cola del cine… doblado.

    Yo creo en un futuro en el que haya un 50%. Es decir, todas las películas puedan exhibirse en ambas versiones, sin excepción, y así se daría la libre elección, sin perjudicar ni a la una ni a la otra. Aunque para eso haría falta una especie de “pacto” entre dos o más cines para repartirse las ganancias y así tener el número de salas suficientes para exhibir cada película por duplicado.

    Hay gente que no es capaz de disfrutar del doblaje y gente que no es capaz de disfrutar de la versión original.

    Y concuerdo con eso de que ver versión original no hace aprender un idioma. Los chulitos que antes he mencionado (los de “muerte al doblaje”) hablan del inglés, y bla bla, pero las películas en inglés no constituyen el 100%. La gente que ve cada semana los estrenos de series japonesas en V.O.S. no tienen ni idea de japonés (salvo que nos metamos en casos de gente que lo aprende dando clases). Ver V.O.S. no nos va a hacer aprender un idioma, ni inglés ni francés ni japonés ni chino ni ninguno.

    Países donde no se dobla (en Europa del Este hay casos) tienen un nivel pésimo de inglés, y países donde sí se dobla (Alemania tiene un porcentaje de doblaje mayor que el de España) tienen un alto nivel. Eso es una excusa para justificar los fallos del sistema educativo español. Yo no empecé a aprender inglés de verdad hasta que me metí en una academia: con el inglés de colegio, a día de hoy, no tendría, y perdonen la expresión, ni puta idea.

  15. Daniel dice:

    Pues si, comprar una peli en versión original y ponerla los subtitulos es más barato que comprarla sin el audio de diálogos y después doblarla. Pero aún así la cópia doblada triplica en ganancias a la subtitulada (y me quedo corto).

    Estoy contigo en lo último que has dicho. aunque no sea muy exacto. El franquismo a impedido evolucionar a este país y ahora claro, nos creemos lo que no somos…

  16. Rafael Calderón dice:

    No estás tan lejos de la realidad, lo del doblaje en España es de libro, pero veo el proceso de cambio lento y muy complicado. Ojalá en el futuro todas las películas sean en su idioma original. Un saludo.

  17. Respecto a lo último que comentas, doblar películas es bastante más barato que doblarlas, así que como recorte sería una opción más que razonable. El problema es que con esto el público mainstream acudiría menos al cine, entonando la bullshit song aquella de “no voy al cine a leer”.

    Mi posición es rotunda en este sentido, aborrezco el doblaje. En España, cierto es, hay excelentes dobladores, pero sencillamente no pueden aportar lo mismo que aporta un actor a la película porque no es lo mismo interpretar viendo a alguien en pantalla que encontrarte físicamente interpretando una escena. Es imposible que salga igual de bien.

    Lo único sensato sería ir desplazando el doblaje al cine puramente taquillero y “educar” a la gente, sobre todo los jóvenes que han crecido viendo series dobladas, para ir al cine en V.O.S. (que, creo, debería ser más barato que el doblado). Otra cosa es la concienciación institucional al respecto, que apuesto a que se la sopla completamente.

    Siempre digo en broma que los últimos grandes rastros del franquismo que quedan en España son la monarquía y el doblaje. Es una afirmación muy inexacta, lo sé, pero no es tan descabellada…

Deja un comentario