martes , septiembre 25 2018
Home / Críticas de cine / 30 días de oscuridad

30 días de oscuridad

Josh Hartnett vuelve a aparecer en nuestras pantallas tras “La dalia negra”; esta vez, con una de terror.

Durante siglos, los vampiros han permanecido escondidos en la oscuridad, obligados a ocultarse cada mañana para no ser destruidos por la abrasadora fuerza del sol. Pero los tiempos cambian y ahora los vampiros son máquinas antropófagas construidas con la única finalidad de devorar seres humanos, y sólo la luz del sol puede detenerlos… Por este motivo, ponen rumbo a la remota y aislada ciudad de Barrow, Alaska, que cada verano queda sumida en la más completa oscuridad durante 30 días. Los astutos vampiros, sedientos de sangre, saboreando ese mes de desenfreno total, se disponen a aprovecharlo, alimentándose de los indefensos vecinos. El sheriff Eben, su mujer Stella (de la que está separado) y un grupo cada vez menor de supervivientes deberán hacer todo lo posible para resistir hasta el amanecer.

30dia1.jpg

 
Tengo que reconocer que me esperaba ver una película de vampiros muy “cutre”; no muy distinta a los demás films de vampiros sedientos de sangre que matan de una forma bestial. Sin embargo, el hecho de aguantar un mes entero hasta que amanezca en medio de la nada o el comportamiento de estos vampiros, ofrecen una nueva visión de las películas del género.
 
El señor Hartnett hace del típico sheriff conocido en todo el pueblo, majete, con sus problemas “amorosos” y que resulta ser el “héroe” que guiará a todos los supervivientes para que no les pasen nada. Melissa George encarna a Stella, la ex-mujer del sheriff, dispuesta a hacer lo que sea para ayudar a Hartnett. Finalmente, encontramos al más malo de los vampiros, al jefe del clan; protagonizado por Danny Huston, Marlow es, sin duda, el más cruel, asesino y despiadado de todos. Para mi es la mejor actuación de toda la película.
 
En cuanto al guión, está bastante bien: acción, tensión y algún que otro susto es lo mínimo que se podía pedir en este film. No es nada predecible, al menos para mi. La única pega es que hay momentos en los que hacen unos saltos temporales increíbles: la primera media hora de la película se desarrolla el primer día, luego pasan al día 7, cinco minutos después, al 18… Es cierto que no pueden poner los 30 días, pero al menos, se podrían haber distribuido el tiempo: El primer día acaban con todo el pueblo (solo quedan los supervivientes), deberían haber repartido la carnicería a lo largo del mes. Cabe mencionar que “30 días de oscuridad” es una película bastante violenta, por ejemplo, cuando se dan los hachazos a los vampiros, la escena del tractor-motosierra y, la que se sobra un poquillo más, la de la trituradora.
 
En definitiva, me ha gustado bastante, es una película muy entretenida con la que pasas una rato lleno de sustos, tensión y carnicería. Eso sí, aquellos que crean que van a ver una película de los vampiros finos y educados que seducen a sus victimas antes de chuparles la sangre, que se abstengan de verla.
 
6.75 sobre 10.

Manuel Carbajo.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

3 comentarios

  1. Te doy toda la razón ;). Es una película en la que la iluminación es un trabajo muy dificil ya que se dearrolla todo el rato de noche y lo dificulta. Han hecho un excelente trabajo. Gracias por la aportación msr. ¡Un saludo!

  2. y la iluminacion?¿ creo que es un dato importante, ya que esta tratada de una manera brutalmente estudiada, los efectos de luz son lo mas destacable que no lo que es la pelicula en si

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.