viernes , diciembre 14 2018
Home / Críticas de cine / El Origen del planeta de los simios. Una sobresaliente película

El Origen del planeta de los simios. Una sobresaliente película

Ayer tuvimos la ocasión de acudir a un pase privado de esos que no se pueden rechazar, el preestreno en exclusiva, para un selecto grupo de poco más de 20 personas, de una de las apuestas cinematográficas del año, ‘El Origen del planeta de los simios’. La gente de Fox de la mano de nuestros amigos y amigas de WaytoBlue tuvieron la cortesía de contar con nosotros para el pase, además de obsequiarnos con unos deliciosos canapés, acompañados de todo tipo de bebidas y hasta unas muy ricas caipiriñas, vamos que no faltó detalle. Desde Cineralia os damos muchas gracias por tan hospitalario recibimiento.

Pero lo que está claro es que lo importante llegaba después, ibamos a disfrutar, cómo espectadores privilegiados, unos días antes que el resto de España de una de las megaproducciones del año ‘El Origen del planeta de los simios’, un largometraje que llega a nuestro país acompañado de una gran campaña de marketing, con espectaculares trailers y todo tipo de publicidad que en mayor o menor medida a inundado nuestros hogares. Antes del ansiado pase dimos un repaso, con la introducción en inglés, de algunos de los clips de la peli y explicaciones sobre la idea original del director, a destacar un video magnífico de dos minutos, de Rupert Wyatt, que sirvió para que el director obtuviera el si de la productora, a la postre un gran acierto.

Lo que si se nota desde el principio es que Wyatt, su aplaudido director, emana amor y dedicación por el proyecto, y eso se saborea en cada minuto del metraje, en cada fotograma. Además lejos de huir del original, la película ofrece referencias y homenajes al ‘Planeta De Los Simios’, película a la que se rinde pleitesía, y que sirve de fuente de inspiración para varios de los mejores momentos de la cinta. Destaca también sobremanera la presencia de nuestros parientes los primates, integramente digitales, exquisitamente representados por los artistas de WETA Digital y por el maravilloso CGI, que en esta película alcanza cuotas verdaderamente inimaginables, vaya maravilla de orangután, junto a César, lo mejor en lo que ha efectos se refiere.

Esta compañía artífice de otros grandes seres virtuales como los aparecidos en ‘Avatar’, Gollum de ‘El Señor De Los Anillos’, o el último King Kong, empieza a marcar un hito en la tecnología llevada al cine que resultaba dificil imaginar hace unos años. Además Andy Serkis, experto en estas lides después de dotar de movimiento a Gollum, da vida con gran sensibilidad a César, el chimpancé protagonista de esta película y se ha convertido en uno de los más cotizados actores en el uso de esta técnica digital. Y sobretodo consiguen que nos olvidemos de los efectos digitales y sintamos que asistimos a la actuación estelar de un actor, César, merecedor de nuestros aplausos.

Pero todas estas técnicas digitales deslumbrantes y efectivistas, no serían nada, o casi nada, sin un gran guión y ahí es dónde surge el mayor acierto de la película, su libreto de Rick Jaffa y Amanda Silver es espléndido y no era una labor fácil dada la previsibilidad de su final. La historia arranca creible, realista y sigue así, con un ritmo increscendo que no deja lugar al descanso, al respiro y que la transforma en una experiencia casi hipnótica con algunos momentos de muy buen cine.

La presentación de personajes es de época, además de un ejemplo a seguir y sus referencias cinematográficas a otras grandes producciones clásicas, además de convertirse en guiños y homenajes, son magníficamente utilizadas para dotar de credibilidad a todo el proyecto y de vida a sus virtuales seres protagonistas. Los humanos que acompañan a los primates en el reparto, encabezados por el excelente James Franco, son la guinda precisa para redondear un largometraje imprescindible que promete convertirse en una de las sensaciones del año.

Por poner algún pero, quizás haya algún personaje inconcluso y alguna toma poco creíble, pero son meros gajes del oficio que no empañan el conjunto final.

Y, por encima del artificio del espectaculo visual prevalece una inolvidable aventura para amantes del buen cine cómo entretenimiento de primer nivel y para todos aquellos que todavía recordamos a Charlton Heston cuando descubre semienterrada la estatua de la libertad. Probablemente estemos ante un clásico contemporáneo, el tiempo lo dirá.

Rafael Calderón Luna. Nota: 7,5.

 

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.