domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio. Entretenimiento en estado puro

Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio. Entretenimiento en estado puro

Las Aventuras de Tintín

Cuando el director de cine Steven Spielberg se empeña en hacer realidad los deseos de miles de millones de personas en todo el mundo, ese empeño suele dar sus frutos. Ya lo vimos en sus inolvidable películas, ‘Tiburón’, ‘E.T. El extraterrestre’, ‘Encuentros en la tercera fase’, ‘Indiana Jones’, ‘La Lista de Schindler’, ‘Jurassic Park’, etc… Casi todo lo que se propone el genio supone un regalo para el séptimo arte.

Con la adaptación al cine de uno de los personajes de ficción con más seguidores en todo el mundo, el héroe del cómic Tintín, Spielberg regresaba a su trabajo favorito hacer realidad sus propios sueños y eso se nota. ‘Las Aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio’ es, ante todo, un deseo hecho realidad, un sueño cumplido, una aventura con mayúsculas.

Tintín, un joven periodista dotado de una curiosidad insaciable, y su leal perro Milú descubren que la maqueta de un barco contiene un enigmático y secular secreto que deben investigar. Así es como Tintín se encuentra en el punto de mira de Ivan Ivanovitch Sakharine, un diabólico villano que cree que el joven ha robado un valioso tesoro vinculado a un cruel pirata llamado Rackham el Rojo.

Crítica de Las Aventuras de Tintín

Pero con la ayuda de Milú, del mordaz y cascarrabias capitán Haddock y de los torpes detectives Hernández y Fernández, Tintín viajará por medio mundo, sirviéndose de su proverbial astucia para burlar a sus perseguidores y encontrar antes que ellos El Unicornio, un navío hundido que puede proporcionar la clave de una fabulosa fortuna y de una antigua maldición.

La utilización de Steven del cada día más maravilloso CGI resulta de una plasticidad que roza la maestría. Es verdaderamente increible disfrutar de escenas de acción tan frenéticas, tan veraces, tan extenuantes, hasta el punto que uno se pregunta si es animación o una realidad paralela. Los personajes, salvo algunos detalles (Esa mirada humana tan dificil de imitar), están muy logrados, los escenarios deslumbran en cada fotograma, eso unido a su apropiada banda sonora componen un conjunto merecedor de nuestro más sincero aplauso.

Las Aventuras de Tintín

Pero, sin ninguna duda, el punto fuerte de la película, su mayor virtud, son sus altas dosis de entretenimiento en estado puro, este Indiana Jones de la animación, este James Bond sin 007, supone una diversión casi sin límites, una aventura que en ocasiones intimida. La destreza con la que se ejecutan las escenas de acción es digna de elogio, eso en simbiosis con un guión apropiado, pulcro, componen un espectáculo sin pausa, para todas las edades; dos horas de cine sin respiro, sin tregua.

Pena de que la película no deje posos, de que su delicioso sabor se disuelva en minutos y solo quede el recuerdo de la asistencia a la entretenida obra de un visionario del séptimo arte, el ejercicio de un niño grande que nunca quiso crecer, y que por suerte dedicó todo su empeño en convertir sus sueños en realidad. El cine le estará eternamente agradecido.

NOTA: 7

 

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Un comentario

  1. muy buena pelicula, la recomiendo mucho.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.