martes , diciembre 11 2018
Home / Críticas de cine / La chispa de la vida. Una dura tragicomedia que habla sobre todo de dignidad

La chispa de la vida. Una dura tragicomedia que habla sobre todo de dignidad

Gracias a Dyp Comunicación, esta mañana hemos podido disfrutar a lo grande de la nueva película de Alex de la Iglesia, ‘La Chispa de la Vida’.

La Chispa de la vida

Con La chispa de la vida, el director vasco se renueva y nos ofrece por primera vez, una historia cercana a la realidad de cualquier persona. Mezclando elementos tan actuales como la crisis económica, el paro, la ambición y el circo mediático, esta dura tragicomedia nos presenta lo que puede llegar a hacer una persona para salvaguardar su dignidad. 

Roberto (José Mota), publicista creador de la exitosa campaña de Coca Cola “La chispa de la vida”, lleva dos años en paro y sigue buscando trabajo sin éxito. Agotando sus últimos cartuchos, acude buscando ayuda a antiguos compañeros y tras recibir una nueva negativa, su sensación de fracaso llega al límite.

Intentando buscar un respiro, acaba en el museo teatro romano de Cartagena donde un desgraciado accidente, pone en peligro su vida pero le ofrece la posibilidad de arreglar la situación económica familiar.

La Chispa de la vida

Previo al visionado de la película, uno de sus principales atractivos era ver la interpretación de José Mota en un registro completamente nuevo para él. Acostumbrados a verle en su faceta mas cómica, el actor “novel”  nos sorprende con una interpretación que bien merece la nominación al Goya recibida. Como aseguraba Alex en la rueda de prensa posterior al pase, “José presenta por un lado, la inocencia e ilusión de la persona que hace su primera película, y por otro, un mundo de experiencia como actor. Ésto, que en principio puede sonar contradictorio y tan difícil de encontrar en otros actores, ha hecho que el resultado sea un trabajo excelente”.

La otra gran protagonista de La chispa de la vida, nominada al Goya a mejor actriz, es Salma Hayek. En el papel de Luisa (mujer de Roberto), deja a un lado su imagen de latina explosiva para mostrarnos su faceta mas tierna y entrañable. El resultado final está lleno de credibilidad y por tanto, es satisfactorio. Más, teniendo en cuenta que sus escenas (que no son pocas), fueron rodadas en tan sólo 18 días, como destacó el director ante la prensa.

El elenco de actores secundarios no se queda atrás. Gracias a Blanca Portillo, Juan Luis Galiardo, Antonio Garrido, Juanjo Puigcorbé, Santiago Segura, Antonio de la Torre, Fernando Tejero, Carolina Bang, Eduardo Casanova y Manuel Tallafé disfrutamos de escenas con registros muy variados, cuyo engranaje es casi perfecto. En palabras de la propia Blanca Portillo, “todas las historias corales del resto de personajes, son piezas muy pequeñas pero fundamentales para que la historia de los protagonistas fluya”.

Su comienzo mediocre resulta engañoso y lo que en un principio parece frío, superficial y poco elaborado, va derivando en una entretenida historia que está tan bien contada como dirigida. Los toques humorísticos surgen en el momento justo y ofrecen el punto cómico que como resaltaba Alex de la Iglesia, “todas las personas somos capaces de encontrar, incluso en los momentos más dramáticos de nuestra vida”.

El sello del director lo encontramos en la caricaturización de alguno de los personajes que soportan la historia principal. Ésto, que pretende ser una clara crítica a la sociedad del circo mediático, a los políticos, a los representantes… y que en un principio podría resultar cargante, aporta ritmo al metraje y equilibra los momentos más emotivos.

En una abarrotada rueda de prensa posterior al pase, pudimos ser testigos del buen ambiente que hay entre el equipo que conforma la película. En tono amable, cercano y sin dejar de bromear, el director y los actores compartieron con la prensa convocada anécdotas de todo tipo.

A pesar de las expectativas creadas, su apresurado “estreno” para poder ser candidata en los Goya, no ha tenido el efecto deseado. Sólo dos nominaciones respaldan esta atractiva película que sin duda, triunfará en taquilla a partir del próximo 13 de enero. De todas formas y sin esperarlo, siempre le quedará la satisfacción de ser proyectada en el próximo festival de cine de Berlín.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

3 comentarios

  1. No te la puedes perder!! Estoy segura de que te sorprenderá. Saludos!!

  2. No sí al final me convenceis para ir a verla y eso que viendo en trailer no me atrae nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.