martes , septiembre 25 2018
Home / Críticas de cine / Shame. Cuando la provocación y el exceso se transforman en arte

Shame. Cuando la provocación y el exceso se transforman en arte

El 17 de febrero se estrena en nuestro país la última película de Steve McQueen, protagonizada por un Michael Fassbender solicitadísimo desde que el gran público le re-descubriera en ‘X-men: Primera generación’, aunque ya le habíamos visto en ‘300’ y ‘Malditos bastardos’, así como en la aclamada serie de TV ‘Hermanos de sangre’. Nosotros hemos tenido la ocasión, gracias a la maravillosa gente de Sensacine de disfrutar antes que nadie de esta excelente película.

Crítica de Shame

Respecto al británico Steve McQueen, debutó con la irlandesa Hunger, que no se ha llegado a estrenar en nuestro país, también protagonizada por Fassbender.

En lo que concierne a ‘Shame’, la historia trata de Brandon (Michael Fassbender), el cual es un treintañero neoyorquino con serios problemas para controlar y disfrutar su vida sexual. Se pasa el día viendo páginas pornográficas y manteniendo contactos con solteras de Manhattan, cuando no frecuenta la compañía de prostitutas o practica el onanismo, con el fin de intentar frenar un apetito sexual infinito. Su vida se tambalea cuando, sin previo aviso, va a visitarle su hermana (Carey Mulligan), con la que nunca se han llevado bien, además de que ninguno comparte las aficiones del otro.

Crítica de la película Shame

‘Shame’ es cuanto menos excesiva, apabullante, te desborda y te deja sin aliento. Fassbender se come la pantalla, y todos parecen juguetes rotos a su alrededor. Es muy dura, muy realista y  también descarnada. El director se vuelca en Brandon de forma tan agobiante y exhaustiva que casi llegas a respirar a la vez que él, con planos casi claustrofóbicos y secuencias vibrantes y eternas, aunque tan llenas de emociones que te impiden parpadear.

La película es Brandon, y tanto director de cine como protagonista lo saben, y juegan con ello; sólo una gran Carey Mulligan (siempre a la sombra) puede hacer frente a un Michael Fassbender en estado de gracia (¿No hay nominación al Oscar para él? Incomprensible…).

La película se vuelve cada vez más retorcida, demencial, llegando a tal límite que la amas o la odias, sin ningún punto intermedio, siendo difícil cualquier otra concepción. El film es arriesgado, pero con ingredientes de muy buena calidad, puesto que convierte lo que puede parecer escatológico, excesivo o pornográfico en sentimientos, realidad y calidad.

Es una película imprescindible, pero no creo que me atreva a volver a verla; sólo unos pocos valientes serán capaces de disfrutarla más de una vez.

Lo mejor: Michael Fassbender y una dirección arriesgada y aplaudible

Lo peor: Demasiado excesiva, sexual y cruda; más de uno abandonará la sala. Pero quien se quede disfrutará con ella.

Crítica escrita por nuestro colaborador Eduardo Quintana.

Nota: 8 sobre 10.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

9 comentarios

  1. Gran teoría. [SPOILER]Yo lo había interpretado lo del bar gay como la forma más rápida que había encontrado de frenar su deseo sexual, por eso le obliga a él a bajar, no baja él. Lo del final, lo había entendido como si la película fuera cíclica, que vuelve al principio, otra vez la misma chica del principio, pero algo ha cambiado, algo en él ha cambiado las reglas del juego. [SPOILER]

  2. Nadie ha interpretado la película, al parecer, igual que yo, así que voy a exponer mi teoría:
    spoiler:
    Es obvio que ambos hermanos tienen un pasado oscuro que no se explica, quizá algun problema con los padres ya que sería raro por la edad que tienen que ya hubieran muerto. Esto provoca una adolescencia difícil en ellos, ella cae en las drogas y él lo acaba superando, cambia de vida y encuentra estabilidad. Son muy diferentes pero complementarios: ella es cálida, divertida, artista, inestable, sin responsabilidades ni techo fijo; él sin embargo es frío, serio, trabaja en una oficina con trabajo estable, piso, etc. La voluntad de ella de superar su adicción se refleja perfectamente en la canción que canta “I want to be a part of it, New York, New York”. Sin embargo, hay algo en él que obstaculiza su camino a la perfección, es homosexual. Su adicción al sexo (heterosexual, por cierto), no es mas que su manera de intentar salvar este obstáculo, intentos de cambiar su sexualidad, de la cual está “avergonzado”.
    Pero en realidad, él nunca ha tenido una relación estable con una mujer, y de hecho con la única con quien tiene sexo y posibilidad de algo serio, ni siquiera pudo hacerlo. Quiere demostrarse a sí mismo que es un “macho”, pero la realidad es bien distinta: está enamorado de su jefe. Siempre sale con él de fiesta, y aunque triunfa más, él nunca intenta ligar con chicas, sino que son ellas las que acuden a él (es un poco contradictorio teniendo en cuenta su afición al sexo, no?). Para colmo su hermana, que representa ese pasado oscuro, acaba liándose con él, y hundiendo sin saberlo a su hermano. No se explica porqué él se cabrea tanto con ella, pero queda muy retratada esta teoría en frases de él como “hay personas que siempre la cagan” “a qué has venido?” “sólo me arrastras hacia abajo”, etc. Escenas como por ejemplo la cena de los tres donde tiene que aguantar el ligoteo, o en su casa donde ha de aguantar oirlos en la cama son muy claras. Tambien es significativo el hecho de que sea su propio jefe quien desprecie al adicto que llena su ordenador de porno, pero donde de verdad se explica todo es en el momento en que acepta su homosexualidad, se deshace de todo el porno (su “camino” a la heterosexualidad), y como el que hace algo que durante mucho tiempo se ha prohibido hacer, entra a un local de ambiente y disfruta con esa felación más que con cualquier otra mujer. La escena del trío y el sufrimiento con ese orgasmo es brutal, y donde se refleja ese cambio que ha habido en él, es con la chica del metro. Al principio de la película la sigue, ella huye. Al final ella lo busca a él, y él no acude; y precísamente lo que provoca este cambio es el miedo a perder lo único que lo vincula con su pasado, su hermana.

  3. Quiero agradecer la invitación de Sensacine (imprescindible antes y después de ir al cine). Gracias a ellos pude ver la película.

  4. Hay un comentario que le dice la hermana, cuando están en el sillón, en relación a su pasado, que dice algo así como “lo que sufrimos en el pasado” o “en la infancia”; no me acuerdo bien. Ese comentario a mí me dio a entender que sufrieron abusos del padre, lo cual explicaría la líbido de ambos…

  5. Una pregunta que tengo en el aire con respecto a por qué no se llevan bien los hermanos, los que la habeis visto, pensais que pudieron tener algo en el pasado que les pueda marcar para el resto de sus días? al terminar la proyección tuvimos bastante debate al respecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.