lunes , junio 18 2018
Home / Críticas de cine / The Pelayos. Nada hay como la familia para desbancar un casino.

The Pelayos. Nada hay como la familia para desbancar un casino.

Se estrena el 27 de abril en los cines españoles la última película de Eduard Cortés (director de la fantástica ‘La vida de nadie’). Nosotros pudimos verla gracias a nuestros amigos y compañeros de Sensacine.

Crítica de The Pelayos.

‘The Pelayos’ es la adaptación al cine del libro ‘La fabulosa historia de Los Pelayos’, donde se cuenta la historia real de la familia de Gonzalo García-Pelayo, que logró desbancar casinos de todo el mundo con un método legal, basado en la imperfección de la ruleta.

Respecto a quienes forman esta peculiar familia y quienes los interpretan, Iván es el hijo de Gonzalo (Daniel Brühl), Gonzalo es el padre e inventor del método (Lluis Homar), Alfredo (Miguel Ángel Silvestre) y Marcos (Oriol Vila) son los primos; y Balón (Vicente Romero) es el cuarto familiar miembro de la banda. También está la novia de Iván (Huichi Chiu) y el Director del Casino, denominado por los protagonistas como “La Bestia” (Eduard Fernández).

Encontrándonos ante una historia basada en hechos reales y conocida por el gran público, el factor sorpresa de su final se pierde; puesto que la mayoría (salvo los que hayan vivido bajo una piedra en los años 90 ó sean muy jóvenes) conocen las aventuras y desventuras de esta familia que se propuso ser la primera en la historia en desbancar un casino de forma legal e irreprochable.

The Pelayos.

Perdiendo dicho factor, determinante en prácticamente todas las películas, la única forma de asegurarse la atención del espectador es consiguiendo contar bien la historia y cosechar buenas interpretaciones. Por ello, con el fin de logarlo, podemos disfrutar de dos pesos pesados de nuestro cine, dos auténticas bestias de la interpretación en este país, como son Lluis Homar (‘Hispania’) y Eduard Fernández (‘La piel que habito’). En cuanto al primero, su interpretación es calmada y sublime, como ya nos tiene acostumbrados; respecto a Fernández, nada se puede decir de él que no sean elogios, puesto que su “Bestia” consigue ser fría, calculadora y temible, sin perder la credibilidad ni las buenas maneras, nadando como un tiburón blanco en un terreno que se conoce a la perfección.

En cuento a los demás actores, Brühl está correcto, pero sin terminar de creerse su rol de protagonista y líder del grupo, siendo arrollado por Homar y por su novia en la película, Shui (Huichi Chiu), cuya interpretación resulta fresca y sorprendente, en donde su personaje, al conocer poco el idioma, dice lo que piensa con toda la brusquedad y honestidad posibles.

También son dignos de mención un Vicente Romero (‘Con el culo al aire’, serie de TV), siempre divertido y creíble, cargando con todo el peso cómico de la cinta; y, sobre todo, un sorprendente Miguel Ángel Silvestre (“El Duque” en ‘Sin tetas no hay paraíso’), cuya actuación es lo mejor de la cinta (a parte de Homar y Fernández, que juegan en otra liga), debido a su grato descubrimiento como buen actor, estando aquí impecable como primo con pocas luces, desprendiendo una inocencia natural difícil de conseguir para un ídolo de masas como él.

En cuenta al director, aprueba el examen con nota, pero le falta conseguir darle a la cinta esa chispa necesaria para convertirla en una película carismática para el público, y que éste la difunda por el “boca-oreja”. También se le puede achacar que el film adolece de falta de ritmo en algunos tramos; así como la desafortunada contratación de Blanca Suárez, elegida seguramente por su popularidad en la televisión (‘El barco’), pero negada para poner cualquier cara expresiva que no sean muecas, recordándome demasiado a Kristen Stewart, ya que ambas están consideradas sex symbols, colocándolas una y otra vez en pantalla sólo por ese motivo.

En resumen, la película es muy entretenida, siendo realista y no queriendo glorificar ni engrandecer una historia y personajes mundanos, donde el espectador puede identificarse con cualquiera de ellos perfectamente. Los que conozcan la historia real sonreirán, los que no la conozcan, se sorprenderán; pero todos disfrutarán de las aventuras de Los Pelayo.

Póster The Pelayos.

Lo mejor: La elegancia y sobriedad en las actuaciones de Lluis Homar y Eduard Fernández, siendo dos titanes en su oficio. Y también una sorprendente interpretación de “El Duque”, que borda su papel con una naturalidad e inocencia dignas de mención.

Lo peor: Lástima que no se pueda decir lo mismo de su novia (en la ficción y en la realidad), puesto que la acartonada actuación de Blanca Suárez enturbia la del resto, pareciendo que si la dejaron en el montaje final fue para poder mostrar su desnudo frontal.

Nota: 7 sobre 10.

Aquí podeis ver el trailer:

The Pelayos

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de La delgada línea amarilla. Una road movie amable, sencilla y muy honesta

Con la tónica general de nuestra cartelera llega una película que fecha de 2015, La …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.