sábado , septiembre 22 2018
Home / Críticas de cine / Drive. Brutal thriller con una dirección magnífica y una historia absorbente.

Drive. Brutal thriller con una dirección magnífica y una historia absorbente.

Se estrena en DVD y Blu-ray la última película de Nicolas Winding Refn, realizador danés creador, guionista y director de la saga Pusher, desconocida en nuestro país.

Drive.

En esta ocasión, abandona su Dinamarca natal para rodar su primer proyecto en la Meca del cine; gracias al guión firmado por Hossein Amini, basado en la novela de título homónimo de James Sallis de 2005.

La historia se centra en la vida de un joven especialista de escenas de acción y persecuciones de películas, el cual por las noches ofrece sus servicios a quien pueda interesarle, demostrando ser un experto conductor hábil en despistar a la Policía. Dicho papel lo ejerce de forma magistral un cada vez más solicitado Ryan Gosling. Este joven actor acumuló durante el 2011 este proyecto, ‘Los idus de marzo’ de George Clooney y ‘Crazy, Stupid, Love’, donde en esta última se merienda al experimentado Steve Carrell.

En esta cinta, el joven actor se rodea de un reparto bastante conocido y de alta calidad, como son Carey Mulligan (vista en la perturbadora ‘Shame’, cuya crítica desmenuzamos en esta misma web), Albert Brooks, o los televisivos Byan Cranston (‘Breaking Bad’) y Ron Perlman (‘Sons of anarchy’).

Pero el mundo de este chófer de criminales nocturno cambia el día en que conoce a su vecina Irene (Carey Mulligan), la cual tiene un hijo pequeño y su marido se encuentra en la cárcel. De esta forma, su vida da un vuelco, pudiendo observar cómo evoluciona este silencioso personaje, hábil al volante pero muy parco en palabras.

Ryan Gosling en Drive.

La cinta consigue sumergirte en un mundo oscuro, ultraviolento pero no por ello irreal, marcado por lo visceral y descarnado de la propuesta y de su protagonista; siendo un thriller de acción con escenas rodadas de forma impecable, sin dejar atrás las escenas dramáticas y la interacción de unos personajes bien marcados y creíbles.

De forma merecida, esta película arrasó allá por donde fue, nominada en los Oscars (efectos sonoros), y premiando a su director en Cannes; así como nominaciones en los Bafta (Brooks como actor secundario) y Cesar (mejor película extranjera), entre otros premios y nominaciones.

Nos encontramos ante el súbito descubrimiento del gran potencial que esconde Ryan Gosling para el gran público, aguardándole un gran futuro, puesto que este actor se atreve con cualquier género, y todos los borda. Pero si el protagonista lo hace bien, lo de Albert Brooks no puede pasar desapercibido para nadie, volviendo a la palestra este veterano actor miembro del reparto de la también perturbadora ‘Taxi driver’. Contemplar la actuación de Brooks como mafioso calmado pero retorcido es un auténtico lujo, dando más incentivos para ver la película (si es que ya no había suficientes).

En resumen, podemos disfrutar de un cóctel perfecto de acción, thriller, drama y escenas de atracos y persecuciones; bien hiladas por un director que demuestra que domina todos los géneros. Resulta cruelmente brutal y sangrienta, pero no por ello pierde su efecto y fuerza.

Lo peor: Se echa de menos una mayor profundización de los personajes de Carey Mulligan y Bryan Cranston; junto al hecho de que Ron Perlman no alcanza el nivel interpretativo que nos tiene acostumbrados.

Lo mejor: El realismo que desprende cada escena, ya sea de acción o el drama entre sus personajes, así como unos secundarios poderosos que acompañan al silencioso protagonista. Según avanza la película, nunca sabes cómo va a seguir, y hoy en día eso se agradece.

Nota: 8,5 sobre 10.

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.