lunes , junio 25 2018
Home / Críticas de cine / Men in Black 3. Vuelven al pasado, de negro y con mucha fuerza.

Men in Black 3. Vuelven al pasado, de negro y con mucha fuerza.

Se estrenó en nuestro país la última película del exdirector de películas pornográficas y encargado de las dos primeras entregas Barry Sonnenfeld. Con un guión de Etan Cohen (‘Tropic thunder’), no confundirle con Ethan Coen (‘Valor de ley’).

Men in Black 3.

En esta ocasión, han transcurrido diez años desde los hechos acontecidos en la segunda entrega, donde nuestros hombres de negro siguen limpiando la ciudad de la escoria del universo. Todo se complica cuando “Boris el animal” (con una actuación bastante notable de Jemaine Clement) se escapa de su prisión de alta seguridad en La Luna y decide ir al pasado a matar al Agente K (Tommy Lee Jones). El Agente J (Will Smith) deberá ir a 1969 para evitar que lo consiga.

Después del desastre que fue ‘Men in Black 2’, con una historia muy floja y un villano que daba tanta lástima como su esbirro; las expectativas con esta nueva entrega estaban muy bajas. Pero la aparición de Josh Brolin (‘Wall Street: el dinero nunca duerme’), el cambio de guionista y la vuelta al cine de Will Smith auguraban que esta tercera parte tendría que ser al menos mejor que la segunda. Y lo consigue, aprobando con nota, donde sigue sin estar a la altura de la formidable primera parte, pero al menos vuelve a dignificar la franquicia.

Men in Black III.

La película empieza con la presentación del malo de la película, y enseguida contemplamos que aquí hay potencial, que esta película promete; donde si bien no pierde el ritmo durante toda la película, adolece de una falta preocupante de chistes en comparación con los anteriores films, teniendo a cambio más escenas de acción y un guión más sólido y coherente.

Will Smith vuelve a estar brillante en su papel, siendo el alma de la saga, pero ya se le ve “cascadito” (como dice él en la película), notándose el transcurso de los años. Vuelve a sostener toda la carga cómica de la película, ayudado por el gran descubrimiento de la película, un Josh Brolin en estado de gracia, que sabe imitar (o más bien clonar) al duro Tommy Lee Jones.

Resulta una verdadera lástima la poca participación que tienen en la cinta Emma Thompson (‘An education’) y Alice Eve (‘Ni en sueños’), ambas en el papel de Agente O en distintos momentos históricos, perdiendo el potencial que hubieran podido aportar en la película.

En resumen, se convierte en una digna secuela que fulmina la horrible segunda parte y vuelve a relanzar la saga. Es difícil saber qué harán en una hipotética cuarta parte, puesto que sería una pena que no vuelva a salir el joven Agente K, debido a que el viejo Agente K ya no da para mucho más. En conjunto, se convierte en una entretenidísima película, donde los aliens (o la insinuación de quien lo es) vuelven a llenar la pantalla con sus increíbles formas y colores; echando mucho de menos al perro Frank.

Lo peor: Que te desvelan demasiada información y los mejores chistes en el tráiler y, en especial, esa última escena con ese futuro hipotético.

Lo mejor: Un villano a la altura de las circunstancias que dignifica el regreso, las secuencias en el restaurante chino (aunque debería decir extraterrestre) y, sobretodo, un Josh Brolin nacido para imitar a Tommy Lee Jones.

Nota: 7 sobre 10.

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de 12 valientes

Crítica de 12 valientes. Heroísmo USA

El estadounidense Jerry Bruckheimer se ha convertido en uno de sus productores que ha logrado …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.