viernes , septiembre 21 2018
Home / Críticas de cine / Moonrise Kingdom. Wes Anderson en estado puro.

Moonrise Kingdom. Wes Anderson en estado puro.

El pasado jueves día 7 de junio tuvimos la ocasión de disfrutar, gracias a la gente de Sensacine, y antes que nadie, del último trabajo de un mago del cine, Wes Anderson. Uno de esos directores reconocibles en cada una de sus películas, basta solo con citar un par de ejemplos ‘Life Aquatic’ y ‘Fantástico Sr. Fox’, que presentó su último film, ‘Moonrise Kingdom’.

Moonrise Kingdom.

En esta última aventura, Anderson lejos de alejarse de su particular estilo lo imprime en cada pasaje de la película, en cada fotograma, demostrando su particular maestría y su manejo de sus particulares tiempos. Permaneciendo fiel a una manera de dirigir única que el director sostiene con la habilidad de la que están dotados los genios. Su puesta en escena es impecable, la utilización de la banda sonora abrumadora, todos los engranajes encajan a la perfección componiendo una sinfonía dónde lo real transciende de lo mundano para convertirse en un sueño tan cautivador como ficticio.

Sin lugar a dudas los fans del director gozarán con este, su mejor trabajo, entrarán en un estado de alucinación, de nirvana; los no tan fans (entre los que me encuentro) se divertirán, serán cautivados por este cuento para adultos, pero su tono subrrealista les llegará a fatigar en ocasiones, obligando a dar una oportunidad a una historia que la merece.

La historia de ‘Moonrise kingdom’ está ambientada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra en el verano de 1965 y cuenta la historia de una chica y un chico de doce años que se enamoran, hacen un pacto secreto y se escapan a terrenos selváticos e inexplorados. La huida de dos jóvenes amantes de su pueblo natal lleva a sus familiares, amigos y autoridades a salir en su búsqueda. Así, quedarán de manifiesto viejos rencores y ocultas relaciones románticas entre algunos de los personajes que participan en la búsqueda.

Moonrise Kingdom.

Wes puede vanagloriarse de reunir en un cuento tan particular como este, uno de los mejores repartos corales que recordamos, por lo menos uno de los más poblados de estrellas de Hollywood, algunas habituales en sus anteriores trabajos, junto a la pareja protagonista Jared Gilman y Kata Hayward, aparecen Bruce Willis, Edward Norton, Bill Murray, Frances McDormand, Tilda Swinton, Jason Schwartzman, Bob Balaban y Harvey Keitel.

Uno piensa lo innecesario de esta reunión de cotizados actores, pero finalmente las piezas están tan sincronizadas que se convierten en partes fundamentales, en los pilares de una historia perdurable. Esa, definitivamente, es la mejor baza de la película, su durabilidad en la memoria, sus posos de buen cine, su madurez con el paso de las horas en el interior de nuestras cabezas. Dejando un regusto en los paladares muy agradable.

Mención a parte merecen su pareja protagonista, un par de jovenes actores que se desenvuelven en sus dificiles papeles con una inusitada capacidad interpretativa, sobretodo Jared Gilman impecable y preciso en su complicado papel.

Una obra excelente que merece una oportunidad, un esfuerzo. Recordad que cuando la ficción alucinada, farragosa en ocasiones, de Anderson os agote al final del camino espera la recompensa y eso es motivo suficiente para justificar vuestra paciencia, es lo que tiene asistir a la obra de un genio.

Nota: 7,2.

 

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.