lunes , septiembre 24 2018
Home / Críticas de cine / La Cueva de los sueños olvidados. Hasta las piedras tienen memoria.

La Cueva de los sueños olvidados. Hasta las piedras tienen memoria.

El regalo de esta semana ha sido tanto visual como natural, toda una alegría para los sentidos que tenemos que agradecer a El Séptimo Vicio, Wanda y los Cines Ideal por habernos dado la oportunidad de ver la proyección de‘La cueva de los sueños olvidados’ de Werner Herzog, que desde el pasado día 22 la tenéis en cartelera para disfrutarla.

La Cueva de los sueños olvidados.

Documental en 3D de la cueva de Chauvet que se encuentra situada por encima del curso superior del río Ardèche antes de la apertura de Pont d’Arc al sur de Francia. Descubierta en diciembre de 1994 y que sólo ha sido vista por profesionales que han ido poco a poco desmenuzando su historia y ahora aquí nos cuentan sus andanzas y sus visiones con mucha historia de por medio.

Vida y memoria propia de esas piedras que se pintaron hace 32.000 años en el cañón y que formaron la cueva hace 20.000 años por el derrumbamiento del acantilado. Impresiona que los técnicos nos puedan hablar de tantísimos años, dando vértigo por el tiempo pasado pero tan presente, y que comparable con los años que tenemos de paso cada persona en el mundo es tan diminuto con respecto a esto que nos cuenta el film, que no somos ni siquiera un punto diminuto en todo el universo.

Las pinturas rupestres, restos de animales, estalactitas, estalagmitas, cristales, arena con formas y piedras que lucen talladas por el paso del tiempos nos cuentan una historia que nos debemos de imaginar y retroceder en el tiempo o eso sí tirar de información profesional si queremos ser mas preciosos en la definición de cada elemento, pero creo que es mucho más interesante que nuestra mente se meta dentro de esas imágenes e intentar ponernos en su lugar.

La cueva de los sueños olvidados.

Impresiona oír la historia de esta cueva a través de una narración tan cautivadora como poética por parte del propio director, tanto como todo el recorrido de imágenes espectaculares alrededor de la cueva, invitándonos a un futuro viaje para conocer el lugar, un buen efecto comercial turístico.

Las aportaciones de los técnicos profesionales que han estado y están estudiando este reciente descubrimiento, pero no tanto en el tiempo datándose de 32.000 años, más o menos, son bastante técnicas en algunos momentos y nos ayudan un poco a comprender el origen pero no del todo a disfrutar del documental ya que se hace en ciertos momentos demasiado formal.

Con una finura exquisita nos muestran sobrevolando una simulación de una maqueta de puntos blancos y negros haciéndonos visionar la cueva desde arriba tipo vista de pájaro, una visión digna de nuestros tiempos y la tecnologías que tenemos en nuestras manos, y de esta manera nos muestran su forma completa.

El director Werner Herzog, todo un especialista cineasta que se ha curtido en documentales y desde luego eso se plasma en este, que data del 2010 pero hasta la fecha no había llegado a España. Hace ya más de un años algunas críticas decían de esta cinta: “la mejor película 3D rodada hasta la fecha”, y desde luego a mí que personalmente el 3D no me gusta nada, creo que aquí está muy bien aprovechado, ayudando mucho a mostrar la profundidad de las imágenes.

Y como no podía ser de otra forma, el ser humano ya está pensando en hacer negocio de lo que la naturaleza nos ha regalado, planeando ya hacer un parque temático con una réplica exacta de la cueva, en cierta manera parece razonable, para que así el resto del mundo pueda disfrutar de algo impresionante, aunque os aseguro que con la película ya lo harán.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.