jueves , septiembre 20 2018
Home / Especiales / ‘La Suerte en tus manos’, rueda de prensa y entrevista con su director Daniel Burman.

‘La Suerte en tus manos’, rueda de prensa y entrevista con su director Daniel Burman.

Tras ver ‘La Suerte en tus manos’, luego el photocall, con el actor principal Jorge Drexler, el director Daniel Burman, y Mariela de Tornasol, nos dieron paso a la rueda de prensa donde pudimos ver el buen rollo que emanaba entre director y actor, que ya habiendo visto la película podemos decir que se transmite en la misma.

La Suerte en tus manos.

Mariela representante de Tornasol que es la productora, nos cuenta que este fin de semana ya la tenemos en cartelera y que con ello pretenden alegrar un poco la cartelera que está un poco alicaída (al director se le queda cara póker total con este comentario, algo así como tierra trágame).

Le preguntan al director si el juego, el amor, el dinero, y la música que están tan reflejados en la película era algo que surgió casualmente o si era algo que quería contar. Según el: ‘son diferentes elementos que la película toca, trata de muchas cosas pero trata de una misma, (estos argentinos se nos lían que no veas) sobre la interpretación de roles, que cuando uno es adulto interpreta todo el tiempo el rol de padre, de pareja, de empleado, de jefe, e interpreta un rol una posición. El juego en la película es la paradoja, un simulacro de la vida acotado, donde supuestamente uno va a un ámbito voluntariamente, y va a dominar el destino y tiene algo de sentido porque en una mesa de póker la ventana de azar es mucho menor que en un día en la vida cotidiana, lo único que no sabe es las cartas que te van a tocar, porque un par de ases siempre gana, pero en la vida cotidiana no es así, hay muy poco lo que manejamos en nuestra vida. Por eso el personaje de Uriel escapa a ese simulacro de vida, para hacer lo que le gustaría hacer en su vida, la mentira como defensa para que otros reciban los golpes, porque no maneja la parte de su destino’.

La Suerte en tus manos.

Con tono de humor como en todo momento, Drexler nos cuenta que la forma de desvincularse de la música en la película fue simplemente cortarse las uñas. Y casi ambos a la vez director/actor anuncian entre bromas y sorna que: ‘se subastan en E-bay que de momento no hay comprador, pero bueno todo se andará’.

Para el cantante esto ha significado no estar del todo cómodo con su guitarra ya que no se las cortaba desde los 16 años, pero lo hizo gustosamente. Ya que al tener un trabajo tan narcisista como es el de cantante escribiendo canciones sobre el mismo, pues dejar de ser él durante 2-3 meses fue un regalo maravillo y así lo vivió. Para el entrar en Uriel, tener otro trabajo, otra vida, fue una experiencia muy terapéutica, volvió a su vida real con otra perspectiva y enriquecido, y sí nos cuenta que renunció a toda la parte musical en la película que solo quería vivir la experiencia entera como actor.

La opinión de Drexler sobre la mentira es la siguiente, bastante reflexiva todo hay que decir: ‘la percepción de la realidad no es neutra, la verdad absoluta tampoco existe, la persona que no tiene tiempo para decir todo lo que está pensando su cabeza uno filtra todo el tiempo lo que piensa, con lo cual estamos trabajando con verdades parciales, y ya en ese momento estamos jugando con la mentira, la película trata de saber qué cosas importan y cuáles no y con qué parte de la alteración de la realidad podemos vivir. Uno no le dice a la personas que quieren lo que piensa todo el tiempo’.

Burman, nos cuenta porque comienza la película como lo hace: Comienza la historia con una vasectomía, risas en la sala al respecto, y nos explica que la primera sorpresa fue por parte de su coguionista Diego Dubcovsky, que le dijo que como iba a comenzar una historia romántica de esa manera, pero le dijo: ‘muy graciosa’. Para el director tiene como ver con una castración, de romper con el hecho de no volver a sufrir, quiere circuncidad su corazón su alma (Drexler comenta: por eso yo me corté las uñas, para no tener que hacer otra cosa). Según Burman es una fantasía que tienen muchos de los hombres adultos, de construir escenarios y escenas y luego escapar, cosa que la mujer no hace, ella si lo comienza lo termina, la reacción del hombre es por temor al fracaso y al delirio y tiene que ver con algo de la medianía de edad que justo tiene este personaje, un punto muy interesante lo puso en esa edad, de haber vivido, vivir, y poder hacerlo todavía y fracasar en experiencias tan vitales.

Le pone en un punto muy exacto, porque uno cuando empieza a vivir se cree inmortal y cuando es mayor lo mismo no tiene miedo a nada, pero cuando está en medio el miedo al fracaso y el deseo están más o menos empatados, con lo cual hay una inestabilidad mayor y ubicarla en la comedia romántica es muy buena.

Burman nos explica que la elección de Drexler para él no era un riesgo, lo conocía porque le había pedido una canción para una película y fue muy generoso con él. Le fue a escuchar a un concierto en Barcelona, ya tenía el guión escrito pero no tenía actor, al oírle cantar una canción que sabía que representaba un momento de su vida ya superado y ajeno al momento que estaba viviendo, ver la interpretación y recreación que hacía de ese momento fue emocional y ahí dejó de escucharle y vió que era intérprete. Porque evocaba un sentimiento que ya no tenía y pensó: ‘que bueno que los actores hagan lo mismo’ y empezó a ver todas las herramientas que ese tipo arriba en el escenario, todo lo que hacía en el escenario sería todo un lujo para un lujo para un actor y hubiese querido parar el concierto para decirle: ‘Perdona tengo que hablar contigo para un papel’, y sintió tanto que tenía que ser el que se angustió por pensar que no querría hacerlo. Primero se la propuso en abstracto y le dijo que estaba loco, y luego mandó el guión y se convenció solo, y a partir de ese momento para el era el actor de la película, ha trabajado como cualquiera actor con el tiempo y ritmo y exacto, y aunque la gente piense que haya tenido una dosis de osadía para mí él fue lo más normal del mundo.

A Drexler sin embargo si le pareció una locura, y aceptó porque le gusta mucho el cine del director y como espectador había disfrutado de sus películas, pero además el guión le pareció tan bonito. Y aquí es cuando sus palabras evocan una nostalgia: ‘porque empecé a leer y desde la primera página me di cuenta que lo estaba leyendo en voz alta’ y que desde luego el proyecto le gustó. Pensó que lo quería hacer, el reflexiona que no es actor, y no sabe si hará alguna más pero que si se sintió muy cómodo haciendo esta. Y con el humor de toda la rueda de prensa, nos dice: ‘Si para hacerlo bien hay que pasarlo mal, yo lo hice mal porque me lo pasé bien, desde luego estas reflexiones sólo puede venir de un argentino‘. Y en la sala todos soltamos unas carcajadas, porque además la cara de guasa de ambos dos eran geniales.

Alguien piensa que en el resto de películas de Burman la música no tiene tanta presencia como en esta pero el ya asegura que no, que en todas sus películas hay mucha música y que es debido a la fascinación que tiene el porqué una persona coja un instrumento y haga una emoción, le parece mágico. Interviene Drexler y le recuerda que en la grabación tocó una pandereta. Como no otras cuantas risas más de ellos dos. La música le lleva a lugares que ninguna otra cosa le hace llegar, y la puso porque la música ocupa un lugar de misterio. Drexler opina que el personaje mira a la música con misterio.

Drexler efectivamente confirma que está una época de mucha curiosidad, presentó un Ballet y ahora la película, ésta le dio mucho miedo pero ahora está muy contento, y corroboró que la sensación de probar cosas nuevas es terapéutico y refrescante, hace justo 20 años que empezó a sacar discos, puede que también tener el mundo del cine cerca le haya afectado. Y ser parte de un proyecto es algo que se agradece mucho, veía a Daniel y se veía a él mismo en una grabación de un disco, y entendiéndole a él entendió al personaje. Antes de hacer la película nos reconoce que hizo un entrenamiento de cinco sesiones con Cristina Rota. Hizo cosas que normalmente los actores no hacen terminar un rodaje e ir a mirar cómo ha terminado y su mujer le dijo que como se le había ocurrido, “estás loco”, el está acostumbrado a grabar y oír… También le pidió a Daniel que le leyera el texto, y lo hizo por el acento, porque el uruguayo y el porteño no son iguales, le sirvió mucho para la actuación. Y como broma Daniel dijo que tampoco le importaba la marca del agua mineral y el pregunta “¿En serio eso ocurre?”.

Drexler nos dijo una frase que para mi marca mucho la película: ‘El rio de la Plata marca mucho la forma de ser, uno se come mucho la cabeza y dese luego marca mucho la realidad de alguien a través de lo que opina la gente’.

La crisis económica el director no lo quiso poner de fondo aunque se pueda ver, según el: ‘es porque en la radio se oye como algo normal, es parte del murmullo, pero claro la crisis ó no es también un punto de vista por lo cual aquí lo podemos ver porque se comenta mucho el tema, en el escenario argentino siempre hay una reflexión continua sobre ella. Pero no fue adrede’.

Drexler opina que en España reconocemos las cosas por la angustia que tenemos y te lleva a ver cosas que no son, hacen un símil si tienes un bebe ves bebes por todos los lados, y Burman dice con su tono irónico habitual tan suyo a la hora de dirigir: de las embarazadas ya ni hablamos.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

mejores estrenos de cine finales 2017

Los mejores estrenos de cine para finales de 2017

Buscadores de tesoros, aguerridos superhéroes, detectives de otra época, aspirantes al Óscar, cómicos aventureros y …

3 comentarios

  1. Yo por supuesto, eso está claro, pero el resto de gente que había en la rueda de prensa, nadie preguntó por la actriz…

  2. Creo que tuvimos un fallo enorme todos los que estabamos en la rueda de prensa, nadie, y me incluyo, preguntamos por la actriz protagonista, Valeria Bertucelli, todo un tropiezo que no debería haber ocurrido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.