viernes , septiembre 21 2018
Home / Críticas de cine / Lobos de Arga. Película de acción bestialmente cómica.

Lobos de Arga. Película de acción bestialmente cómica.

Se estrena este viernes en las carteleras de toda España, el último largometraje del director Juan Martínez Moreno (‘Un buen hombre’, ‘Dos tipos duros’), ejerciendo también de guionista, como viene siendo costumbre en todas sus películas.

Lobos de Arga, crítica.

En esta ocasión, nos cuenta la historia de Tomás Mariño (Gorka Otxoa, ‘Pagafantas’), escritor fracasado (de un único libro que nadie leyó) que regresa a su pueblo, Arga, porque le han organizado un homenaje. Una vez allí, se encontrará con su mejor amigo de la infancia, Calixto (Carlos Areces, ‘Promoción fantasma’) y también aparecerá su editor, Mario (Secun de la Rosa, ‘Días de fútbol’), que se quiere esconder de la Justicia. Sin embargo, Tomás no será recibido como esperaba, creyendo que con él puede terminar la maldición que atormenta desde hace un siglo a los habitantes del pueblo.

Presentada en el festival de Sitges y galardonada después por el público de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, la película se centra en contar en clave de humor la leyenda sobre los hombres lobo, teniendo su origen en el pequeño pueblo gallego de Arga. La maldición empieza por la promiscuidad de una marquesa, enterándonos de esto en los créditos iniciales, a través de una sucesión de secuencias animadas altamente explícitas.

Crítica de Lobos de Arga.

Nos encontramos ante una comedia de acción, teniendo algunos repuntes de terror tan tenues como inocuos, donde se centra en exprimir el increíble potencial cómico de su trío protagonista, así como de los secundarios, algunos de lujo como un Manuel Manquiña (‘Airbag’) autoproclamado Alcalde y cura del pueblo, sin que nadie crea oportuno oponerse a este libre nombramiento.

La cinta va de menos a más, con momento de auténtica carcajada y gozo, estando sublimes tanto Otxoa (con su cara perenne de pagafantas) como el actor madrileño Areces, donde nos sorprende con un acentazo gallego muy bien conseguido y unos gustos bastante retorcidos.

La película está hecha con mucho cariño y amor, en palabras del director, y eso se nota; sobretodo, en lo referente a la caracterización de los hombres-lobo, estando perfectamente bien hechos para ser una película española de no alto presupuesto, debiendo recibir como mínimo una nominación al Goya a mejores efectos especiales y maquillaje.

En resumen, disfrutamos de una buena cantidad de escenas de acción, con altas dosis de humor, teniendo unas actuaciones solventes y divertidas. Muy recomendable para pasar un buen rato.

Lo peor: Las escenas en la iglesia rozan lo surrealista, así como la aparición de la abuela del protagonista.

Lo mejor: Posee una gran cantidad de chistes y gags que funcionan, junto a unas escenas de acción bastante conseguidas; teniendo un guión lo suficientemente sólido como dejarte disfrutar de ella.

Nota: 8 sobre 10.

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de Mentes poderosas. Fórmula gastada

Las distopías se han convertido en el subgénero más comercial del cine juvenil de la …

Un comentario

  1. Presentación muy buen gusto

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.