lunes , junio 25 2018
Home / Críticas de cine / Elefante blanco. Las cosas que no se tocan.

Elefante blanco. Las cosas que no se tocan.

Este fin de semana tenemos de nuevo en nuestras pantallas a Ricardo Darín, con su última película ‘Elefante Blanco’, este actor tan carismático y que para los españoles tiene tanto tirón, nunca mejor dicho después del Goya a mejor película iberoamericana en la última edición, que se llevó la película en la que participaba ‘Un cuento chino’. Como en ‘Carancho’, vuelve a estar dirigido por Pablo Trapero y también acompañado en el papel protagonista femenino por Martina Gusman. La cinta está distribuida en España por Altafilms.

Crítica de Elefante blanco.

Julián (Ricardo Darín) y Nicolás (Jérémie Renier) son dos curas que se conocieron hace años y en estos momentos se necesitan mutuamente por temas personales y para organizar un proyecto en una villa marginal de los alrededores de Buenos Aires. Para ayudarles con la gente que vive en este asentamiento tienen a Luciana (Martina Gusman) una asistente social, que lidia entre los estamentos políticos y religiosos para poder ayudar a los más necesitados. Los tres se ven envueltos en dudas existenciales sobre lo que están haciendo, el deber y el hacer, el amor y la pasión, si todo vale por obtener lo que se necesita o simplemente hay que esperar a que todo llegue, cada uno tiene una idea muy distinta de cómo actuar.

Pablo Trapero se ha embarcado en una historia con mensaje, queriendo poner de manifiesto que el ser humano es bondadoso por naturaleza, aunque a veces esa misma naturaleza se le vuelva en su contra. Evocando valores tan humanos y necesarios como la amistad, sobre todo, el respeto, la comprensión y la solidaridad. Y tocando temas que pensamos tan dispares pero al mismo tiempo casi van unidos de la mano, como son la política y la religión. Para el director no es alguno nuevo mostrar en sus cintas mundos marginales si no que es algo habitual en él.

Gran homenaje a las personajes que dan su vida por ayudar a los demás, sin nada material por medio simplemente poniendo su alma y empeño con espíritu de superación para el bien de la persona que tiene enfrente y sabe que está necesitada tanto en el terreno emocional y material.

Elefante blanco.

El guión y la trama dejan al descubierto claramente el organigrama de la iglesia con las jerarquías y lo que prevalece para ellos. Para los de arriba el estar, ser nombrados y aparentar y para los de abajo, el que realmente da la cara por esa institución, ayudar, buscar apoyos morales, ayudas materiales, calidad de vida y respecto por el ser humano, pero está claro como queda patente en la película que no siempre lo consiguen y que los cooperantes, sacerdotes y misioneros no tienen tanto poder de decisión o ejecución como quisieran, tienen la palabra y la voluntad pero en ocasiones poco más.

Hay muchos primeros planos, señalando las manos y la boca del personaje que interpreta Ricardo Darín, queriendo señalar sus herramientas para ayudar a los demás, su palabra y su forma de trabajo, el tender la mano al necesitado. Eso sí me hubiera gustado que esa mano hubiera dado un golpe en la mesa y hubiese luchado más por aquello que pensaba que era mejor y que sus superiores no le dejan hacer y se da por vencido. Esa derrota se ve reflejada en su cara, le sobran las palabras. Casi toda la película está grabada en tonalidades oscuras dándole un oscurantismo propio del mundo del narcotráfico y pobreza que se vive en esa villa, matizando mucho las penurias por las que pasan los que allí viven. Poniendo de manifiesto la falta de trabajo, de metas y proyectos que tienen muchas personas sin recursos sobre todo cuando nadie les tiende una mano.

La canción principal de la película “Las cosas que no se tocan” interpretada por Pity Alvarez del grupo Intoxicados, da un significado muy relevante a la película y explica mucho de lo que la película pone en evidencia, porque realmente el ser humano da mucho más valor a todo aquello que no se puede palpar, como por el ejemplo la comprensión, el cariño, la humanidad, entre otras, mucho más que aquello material que realmente se pierde con el tiempo, pero lo que el alma gana no se pierde nunca. Y además esta canción le da un ritmo tanto al comienzo como al final, que es necesario, ya que hay momentos que la cinta se estanca y se hace un tanto lineal. El resto de la banda sonora, que es brillante, pertenece a Michael Nyman.

El Elefante Blanco es un edificio ubicado en la Villa 15 del barrio de Villa Lugano en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el cual iba a ser destinado a ser el hospital más grande de Latinoamérica quedándose en una simple idea ya que actualmente es una estructura medio abandonada. El proyecto data de 1923, y después de haber pasado por diferentes propósitos y políticos queriendo dedicar este espacio para distintas obras sanitarias, no se consiguió nada. Ahora es propiedad de la “Asociación de Madres de Plaza de Mayo”, y es utilizado diariamente como comedor de la gente que vive en la villa contigua (Ciudad Oculta).

Hay una cosa que no puedo llegar a entender, y que me falla en la película, como un actor como Darín, puede llegar a vocalizar perfectamente con unos directores y por ejemplo con Pablo Trapero no, porque tanto en esta película como en Carancho le veo el mismo fallo, la vocalización, a no ser que me digan que es algo típico de esa región de Argentina y que está hecho adrede. Por lo demás las interpretaciones son impecables y creo que el director ha sacado lo mejor de cada uno de ellos, y para mí la revelación absoluta ha sido el actor belga Jeremy Renier, actor fetiche de los hermanos Dardenne, puesto que ha sido muy valiente al embarcarse en una producción hispana ya que los estilos de narración y actuación varían bastante a los que estaba acostumbrado.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de 12 valientes

Crítica de 12 valientes. Heroísmo USA

El estadounidense Jerry Bruckheimer se ha convertido en uno de sus productores que ha logrado …

3 comentarios

  1. Brillante crítica. Estoy totalmente de acuerdo, con el mensaje que refleja la película, con las actuación de sus actores y con todo el conjunto de la reseña. Y yo también la recomiendo al 100%, es cine del bueno, del que no te deja indiferente y necesario muchas veces para la concienciación de la situación de precariedad y necesidad que viven en el mundo muchas personas. ¡Un saludo!.

  2. Sí, yo ya estoy participando! Sortean 20 entradas dobles! A ver si tengo suerte.

  3. Chicos para quien no la haya visto, os recomiendo que la veáis, es un peliculón!!!! Morena Films está sorteando entradas de cine gratis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.