martes , junio 19 2018
Home / Críticas de cine / Pollo con ciruelas. Una suculenta película que sacia el apetito.

Pollo con ciruelas. Una suculenta película que sacia el apetito.

Cansado de comer tantos huevos con patatas procedentes de Hollywood… y sin mucha variedad en el menú indi de las últimas semanas. Llega a las salas ‘Pollo con ciruelas’, curioso título que adapta el cómic de su guionista y directora Marjane Satrapi, que comparte cargos con su mano derecha Vincent Paronnaud. Estos Iraníes son también los responsables de la gran película de animación que impresionó a críticas y público, ‘Persepolis’.

Pollo con ciruelas. Banner.

Nasser-Ali (Mathieu Almaric) es un Iraní considerado como el mejor violinista de su época. La película gira en todo momento al deseo del suicidio por parte del músico y a un amor imposible que le inspira músicalmente. Y es que en un día de discusión con su mujer, esta se cabra con su marido y decide estampar contra el suelo, lo más apreciado por Nasser-Ali, su violín.

Nasser-Ali cae en una tremenda depresión y desde los primeros minutos del film se nos muestra como va a acabar todo. Es hay cuando “pollo con ciruelas” empieza una escalada de sensaciones contada en capítulos. El guión está dotado de una estructura poco vista y a pesar de su rareza, no deja caer en ningún momento la pulsión y la trama sigue una total coherencia algo surrealista. A Nasser-Ali incluso se le presenta Azrael, el ángel de la muerte para hacerle reflexionar sobre su ya tomada decisión.

También se utiliza un gran recurso en el guión, la voz en off, que aunque a veces muchas historias abusan de ello, en ‘Pollo con ciruelas’ se mide milimétricamente para no desentonar. La historia se equilibra a la perfección entre el dramatismo y lo cómico, es por ello por lo que atrapa y sorprende. El montaje cuadra a la perfección con lo que se esta contando, pero quizá le sobren algún que otro fundido a negro… La estética visual es de lo mejor de la película. Predomina el color, con algún que otro encuadre que llega a una belleza sorprendente debido al juego de luces y su influencia en el cómic.

Marjane Satrapi también nos regala una secuencia representada por animación, su especialidad. En la película se nota que Fellini está presente e influye en su desarrollo. El film también recuerda a otra gran película como es ‘Amelie’.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de La delgada línea amarilla. Una road movie amable, sencilla y muy honesta

Con la tónica general de nuestra cartelera llega una película que fecha de 2015, La …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.