jueves , septiembre 20 2018
Home / Críticas de cine / Los mercenarios 2. Vuelven con más acción, humor y autoparodia.

Los mercenarios 2. Vuelven con más acción, humor y autoparodia.

Hoy se estrena ‘LOS MERCENARIOS 2’, una película que tuve el honor de ver en su preestreno en Callao, junto a varios de sus protagonistas: Jean Claude Van Damme, Jason Statham y Dolph Lundgren; ya hace unos días y que generó una gran expectación en Madrid.

Los Mercenarios 2.

Para esta secuela, Sylvester Stallone deja la dirección a Simon West, director de películas de acción interesantes como ‘Con air’ (1997) y aberraciones como ‘Lara Croft: Tomb Raider’ (2001); y productos de cuestionable calidad como la reciente ‘The mechanic’ (2011), con Jason Statham como protagonista.

En esta continuación de la película de 2010, Barney Ross (Stallone) y su equipo de mercenarios vuelven a la acción cuando el señor Iglesia (Bruce Willis) los recluta para encargarse de un trabajo sencillo que les redimirá de la carnicería que perpetraron en Vilena. Sin embargo, las cosas se tuercen y uno de los miembros del grupo es brutalmente asesinado, lo que impulsa a los demás a buscar venganza. De esta forma, deberán detener a un mercenario (Van Damme) que ha conseguido cinco toneladas de plutonio para vendérselas al mejor postor.

Con esta premisa arranca una película cuyo atractivo no es ver una historia más sobre cómo los buenos intentar detener a los malos que quieren destruir el mundo (o ayudar a destruirlo), sino contemplar con regocijo la reunión de estrellas de acción más increíble de la historia (aunque ésta se haya producido cuando la mayoría roza o supera los 60 años).

Los Mercenarios 2, crítica.

El atractivo del film reside en ver las incorporaciones que aporta la secuela, con un Van Damme como villano, un Chuck Norris como lobo solitario o las apariciones más extensas que en la primera de estrellas como Willis o Arnold Schwarzenegger.

La acción no se hace de rogar, arrancando la película con nuestros mercenarios favoritos arrasando con todo a base de tiros, decayendo después la película hasta su explosivo final con todos los héroes en acción. Sin duda, la película atraviesa un declive en su parte intermedia, donde cada vez que están en apuros aparece alguien a sacarles las castañas del fuego.

En cuanto a la dirección, se aprecia más nivel y oficio que el ofrecido por Stallone en la primera parte, siendo la acción más realista y con más casquería. Posee grandes dosis de acción y humor autoparódica de todos los actores respecto a sus anteriores trabajos o leyendas urbanas que giran a su alrededor (inolvidables las escenas y frases de Chuck Norris).

Las interpretaciones son las de siempre, caras de tipos duros, frases tópicas y manidas y una escena para que se luzca cada personaje. Al verla en versión original subtitulada pude contemplar cómo vocaliza Stallone, extrañándome cómo no le subtitulan en EE.UU para entenderle.

En resumen, la película le encantará a los fans de estas estrellas y del cine de acción de los años 80, aportando momentos divertidos y escenas de violencia totalmente gratuita.

Lo peor: A quien no le gustaran las películas de acción de los 80 no debería verla, porque no sólo las imita, sino que las magnifica y grandifica a sus veteranos protagonistas.

Lo mejor: Chuck Norris y todos los chistes autoparódicos, así como las escenas de acción y tiroteos que encabezan y cierran la cinta.

Nota: 6

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de Blackwood

Crítica de Blackwood. ¡Chas! y aparezco a tu lado

Los internados y escuelas de señoritas se han convertido en un escenario recurrente del cine …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.