lunes , septiembre 24 2018
Home / Críticas de cine / El fraude. Comprobar de nuevo que el dinero y el poder corrompen.

El fraude. Comprobar de nuevo que el dinero y el poder corrompen.

Ayer tuve la posibilidad de ver ‘El fraude’ película que este año fue elegida para abrir la 60 edición del Festival de San Sebastián. Poseía dos grandes avales de antemano para mí, Susan Sarandon y Richard Gere, pero a medida que fueron pasando los minutos del metraje es algo que perdí lamentablemente.

El Fraude.

Robert Miller (Richard Gere) un gran hombre de negocios, tiene una familia y una empresa que para los ojos de los demás es la vida perfecta. Todo parece de cuento de hadas en su sesenta cumpleaños, familia reunida, negocios y ventas que se cierran, pero siempre hay un detonante que hace que algo estalle y desestabilice sus cimientos, esos que de un primer vistazo parecen tan fuertes, y que por un instante de fragilidad y debilidad humana se pueden hundir. Su esposa Ellen (Susan Sarandon) y su hija Brooke (Brit Marling), que trabaja con su padre en la empresa, serán las encargadas de algún modo de llevarle a la realidad que tienen, esa verdad que incluso ellas no conocían.

Un guión y mensaje un tanto ya trillado y manido, queriendo navegar entre dos mares la parte profesional y personal del protagonista. Denunciando una corrupción financiera muy de actualidad por la crisis que nos acecha y los declives y bajones de fidelidades en la familia, lo que influye una cosa en la otra; vamos que como siempre nos muestran como el poder corrompe en todos los sentidos de la vida, sin llegar el dinero a dar una estabilidad ni siquiera personal y mucho menos emocional aunque las apariencias engañen.

Aunque el fraude que trata pueda parecer de antemano simplemente financiero no es así, se expande al terreno personal y familiar, al de la confianza con los amigos, y también deja entrever como en un sistema policial también se pueden y se cometen irregularidades, que no deja de ser un fraude de cara al público y un delito, para intentar llegar a una verdad que no consiguen por si solos, y que el poder puede tapar.

Por mi parte no voy a destacar ninguna actuación, todo es tan previsible que ni siquiera los actores me sorprendieron ni agradaron en sí. Richard Gere a lo que ya nos tiene acostumbrados, a la elegancia de hombre de negocios ya establecido con los años viaja en su papel como si lo hiciera día a día, pero no me llega; y además se agudiza ese tic que tiene de cerrar tanto los ojos cada vez que su personaje tiene que pensar o recapacitar, algo que en el principio de su carrera lo podía ver como una marca personal, se ha convertido a mi parecer en una manía de actor que ningún director le corrige.

Susan Sarandon en El Fraude.

Actores protagonistas, Gere y Sarandon, que me han emocionado en tantas ocasiones, aquí me dejaron indiferente, creo que todos nos hacemos mayores, a ellos no les van estos papeles que no les saca partido a su talento, y puede que a mí ahora mismo este tipo de películas tampoco me vayan ya, necesito un mensaje más contundente que me llegue más o al menos que la trama me mantenga alerta para seguirla, cosa que aquí no ha ocurrido. Una lástima porque el tema da para más. Si hubiesen ahondado más en los sentimientos de los afectos por todos los fraudes que se muestran y no pasando meramente de soslayo sobre ellos.

La dirección y guión corre a cargo de Nicholas Jarecki, siendo esta su ópera prima, habiendo debutado en el cine con un documental ‘The Outsider’ en el 2005. Toda la cinta se grabó en New York ciudad natal del director. La idea surgió al pensar Nicholas Jarecki que los multimillonarios también tienen problemas en su vida real.

Parece que los actores que el director eligió en un principio, por alguna que otra razón, se fueron cambiando, el personaje de Robert Miller lo iba a interpretar Al Pacino. El de Julie, personaje al cual no he mencionado y si veis la película sabréis quien es, no iba a ser Laetitia Casta si no Eva Green, pero abandonó el proyecto por no poder combinar esta película con ‘Sombras Tenebrosas’, y así alguno más que otro, parece que fue algo complicado para ser su primera película completar el elenco de actores.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

2 comentarios

  1. ¿Es como la española ‘La vida de nadie’? Me refiero al argumento, porque la de Coronado es un peliculón… ¿Y Eva Green prefirió ‘Sombras tenebrosas’? Menudo error…

  2. Lo cierto es que pensé que con Susan Sarandon sería un exitazo seguro. Richard Gere hace tiempo que no me dice mucho.
    Poco voy al cine por lo que si se dejó indiferente a ti, a mí seguro que me aburrirá.
    Un saludo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.