sábado , septiembre 22 2018
Home / Críticas de cine / Salvajes. Violencia inteligente y diálogos coherentes para una trama un tanto alocada.

Salvajes. Violencia inteligente y diálogos coherentes para una trama un tanto alocada.

Con violencia inteligente me refiero a violencia justificada y no sacada de contexto. Por todos es sabido que Oliver Stone es todo un revolucionario. Sus historias hablan por él y nos muestran sus pensamientos más personales sobre la guerra, las drogas, el sexo y sobre todo la política estadounidense.

Salvajes.

Oliver Stone es un hombre que vivió la guerra en sus propias carnes. Es veterano de la guerra de Vietnam y eso se nota en su carrera como cineasta. La guerra siempre está presente, ya sea en la propia película o en los diálogos. Trata a la droga como vía de escapatoria a los problemas y su obstinación hacia el capitalismo es más que evidente. En una entrevista se declaro abiertamente comunista y se le ha visto alguna vez que otra simpatizando con Hugo Chávez o Fidel Castro.

‘Salvajes’ no se queda atrás. Aunque no supera a otros de sus grandes films como ‘Platoon’ o ‘Nacido el cuatro de Julio’. ‘Salvajes’ expone un conflicto de amor entre tres personas y una guerra de poderes entre el Carter Colombiano y dos amigos productores de la mejor marihuana del mundo. Ophelia, “O” (Blake Lively) empieza narrando su historia y nos revela como podría acabar. Vive en un pequeño pueblo Californiano bajo un trio amoroso de lo más envidiable. Chon (Taylor Kitsch) fue miembro de las fuerzas especiales de la marina estadounidense en la guerra de Irak.

Posee un carácter violento y es capaz de matar por poco. Ben (Aaron Johnson) es pacífico y budista. Su debilidad le hace fuerte en el momento que más lo necesita. Juntos crean un pareja de tres en el que “O” es la desencadenante del conflicto sin tener culpa alguna.

Ben y Chon se asociaron hace unos años para cultivar una de las mejores marihuanas del mundo. Es aquí donde entra de lleno los intereses del cártel Colombiano dirigido por la reina Elena (Salma Hayek). Lado (Benicio Del Toro) es un perro rabioso sin escrúpulos y dirigido por Elena se convierte en el personaje que lleva a cabo todas las decisiones violentas del cártel.

Crítica de Salvajes.

Ben y Chon son obligados a asociarse con el cártel, pero estos toman una decisión equivocada y ponen en peligro a “O”. Rectificando su error, intentan por encima de todo recuperar la pieza clave se su triángulo amoroso y para ello cuentan con un la ayuda de un corrupto agente de policía, DEA (John Travolta). DEA es quién permite a Ben y Chon tener el negocio de la maría en el pueblo a cambio de una pequeña cantidad que este proporciona a su mujer enferma. Chon y Ben deciden contraatacar al cártel con la misma estrategia, desencadenando una violenta guerra con unos finales un tanto escuetos pero que por lo menos cierran la historia coherentemente.

Oliver Stone quiere contar demasiadas cosas en poco más de dos horas. Crea grandes conflictos apoyados por todo tipo de recursos narrativos y a veces se pierde un poco. Lo bueno es que enseguida recobra el hilo de la trama y esta sigue su curso entre bache y bache. Personalmente destacaría la actuación de Benicio Del Toro, que crea un increíble personaje que sinceramente no me gustaría cruzarme nunca por la calle y los movimientos de cámara, que visualmente forman una gran composición entre la brusquedad y la sutileza.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de Megalodón

Crítica de Megalodón. No siempre lo más grande es lo mejor

Tiburón sigue siendo la mejor película de escualos de toda la Historia del cine cuarenta …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.