martes , diciembre 11 2018
Home / Críticas de cine / Todo es silencio. Una fría mirada al valor de la amistad.

Todo es silencio. Una fría mirada al valor de la amistad.

Este viernes 9 de noviembre se estrena la nueva cinta de José Luis Cuerda ‘Todo es silencio’ adaptación de la novela que lleva consigo el mismo nombre y pertenece a Manuel Rivas. El film fue presentado en el festival Seminci de Valladolid, dentro de la sección oficial a concurso.

Todo es silencio.

Fins(Quim Gutierrez) y Brinco (Miguel Ángel Silvestre ) viven en Noitía pequeña población costera gallega, dónde como críos que son pasan sus días buscándose la vida ya que la economía familiar en ninguna de las dos casas es buena; eso sí siempre Brinco lleva la voz cantante. Y en medio de estos dos chicos se encuentra Leda (Celia Freijeiro), algo mayor que ambos, juega entre dos mares que la arrastran a perderse más en el mundo del más débil. Los avatares de la vida harán que sus vidas se separen cuando el padre de Fins fallece y su madre decide mandarle a la capital a estudiar. Pasados veinte años los tres se reencuentran en ese pueblo pesquero que les vio crecer pero ya nada será como antes, la amistad se volverá desconfianza y la profesión de Fins hará que no quieran tener mucha relación con él.

Bajo una tenue y típica luz de Galicia por su clima y por la ambientación de la época, 1969, nos muestra un pueblo con un silencio palpable, secretos a voces, más que ella sus habitantes. Por no hablar de lo que se mueve en el ambiente y se queda con un aire de incógnita y a veces desasosiego interno de las personas, que traspasa a su carácter.

Jose Luis Cuerda vuelve después de cuatro años con un drama, lleno de intrigas acerca del amor, las traiciones, el poder que mueve un submundo de una pequeño pueblo, los secretos callados de tantos años pero que todo el mundo sabe y no cuenta, y por ello todo el silencio que conlleva y al final gran amargura. Ahonda y mucho en el valor de la amistad y lealtad de las personas.

Un lenguaje muy coloquial y animado aunque pausado en todo el transcurso de la película. Unas vidas contadas y pasadas por un filtro del callar, de no contar, de guardarse sus sentimientos hasta que explotan. Sobre todo recalcar que toca temas muy delicados con extrema precaución sobre alguna enfermedad y eso es de aplaudir, porque se nota que el trabajo de documentación se ha hecho. Sin faltar el acompañamiento de una estupenda fotografía y música dándole en cada momento el enfoque, luz y movilidad necesario.

Todo el rencor finalmente perdido en unos minutos, recuerdos que se esfuman durante unas imágenes en unas llamas, donde la vida pasa como si de fotogramas se tratase, haciendo que la existencia cobre o no sentido dependiendo de qué personaje las mire.

El caso es que la novela en la que está basada la película, primero se pensó para un guión, pero acabó en libro; lo que no ha mermado las ganas de José Luis Cuerda de finalmente adaptarla al cine. En él es algo habitual, de sus películas bastantes son adaptaciones literarias, pero incluso con Manuel Rivas ya colaboró en “La lengua de las mariposas” por la que consiguieron el Goya al mejor guión adaptado en 1999.

Para acompañar al elenco de actores jóvenes tenemos a Juan Diego, grande como siempre no decepciona, con su voz impregna mandato y firmeza, haciendo que parezca que todo lo que se mueve a su alrededor se tambalee, su personaje impone otro tipo de silencio, cada uno tiene el suyo.

De las actuaciones principales me quedo con Quim Gutiérrez, creo que su personaje de joven con una mirada interior por lo sufrido y por su pasado le ha marcado lo refleja muy bien con una actuación sosegada; sin llegar a levantar en ningún momento la voz, no va, no lo requiere en el todo es calma y su silencio es tan interior que requiere una actuación pausada. A mí este actor me conquistó desde la primera vez que le vi en ‘AzulOscuroCasiNegro’.

No puedo decir lo mismo de Miguel Angel Silvestre, me pareció que estaba haciendo casi el mismo papel que en ‘Sin tetas no hay paraíso’, mezclado eso sí con esas camisas difíciles de mirar que también lució en ‘The Pelayos’. En fin que no me convence, pero yo espero que haga una película que me guste, digo yo que algo tendrá cuando es tan reclamado por los directores.

Tiene dos títulos ya para el año que viene ‘Alacrán enamorado’ y ‘Amantes pasajeros’ de dos directores que me gustan, Santiago A. Zannou y Pedro Almodóvar, respectivamente, ya veremos que nos deparan sus actuaciones.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

No hay comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.