miércoles , junio 20 2018
Home / Críticas de cine / En la mente del Asesino. La frialdad hecha persona.

En la mente del Asesino. La frialdad hecha persona.

El próximo viernes 16 de Noviembre llega a nuestra cartelera ‘En la mente del Asesino’, película basada en el bestseller ‘Cross’ de James Patterson, y llevada a la gran pantalla por Rob Cohen. La distribución en nuestro país correrá a cargo de DeAPlaneta.

En la mente del asesino.

Michael Sullivan, alias Picasso (Matthew Fox), es un asesino a sueldo que tiene que llevar a cabo un trabajo múltiple, su comienzo es con una joven adinerada. Del primer encargo ya salen cuatro muertes que serán llevados por Alex Cross (Tyler Perry), investigador de homicidios y psicólogo. Sullivan es sigiloso y hábil escabulléndose además de disfrutar con el dolor ajeno e incluso con el suyo propio, despiadado hasta límites insospechables, tanto que es capaz de meterse en la vida personal de Alex Cross cuando mínimamente se ve acorralado. Y es así cuando el investigador sacará su fuerza interior para defender a su familia y puede que incluso vengarse.

Sabemos en realidad que la mente de un asesino a sueldo ó cualquier “sociópata” (por qué algo de esto tienen que tener para hacer lo que hacen), es fría y calculadora y que posiblemente jamás sus sentimientos pasarán por la razón. Pero ¿podrá llegar a alcanzar ese nivel un psicólogo que ve agredida su vida personal?, o ¿podrá por el contrario mantener la cabeza fría y no dejarse llevar por la ira y controlarse? Muy fácil, veis la película y lo comprobáis; y que mejor manera de hacerlo que a través de un Concurso de Sensacine, que os da la oportunidad de ver esta película antes del estreno pinchando AQUÍ.

El guionista, que no se ha ceñido mucho al libro, trata la trama como si de una víctima y verdugo se tratase, no midiendo sentimientos de culpabilidad para nada y dejando en el aire lo calculador que puede llegar a ser un ser humano: témpano como el hielo en el caso del verdugo. Y poniendo tono de frialdad como escudo de defensa a la víctima para así poder enfrentarse con su enemigo. Y puede que en este efecto del guión podamos encontrar algunas lagunas de sentimentalismo en los personajes que se miran demasiado el ombligo, olvidándose en muchos casos de su alrededor, y el guionista olvidándose en demasía el resto de personajes, dejando la historia un tanto vacía de esencia.

Imagen de En la mente del asesino.

Este personaje ya le hemos visto en pantalla en otras dos ocasiones, ambas encarnadas por Morgan Freeman en ‘El coleccionista de amantes’ y ‘La hora de la araña’, esta última dirigida también por Rob Cohen. Ahora el actor ha cambiado tenemos a Tyler Perry, quizá para darle otra juventud al personaje y puede que aparentar más un hombre de familia, más que nada por la edad, porque la sobriedad con la que están hechas las actuaciones tienen sus similitudes.

Como en este género de películas tenemos dos papeles enfrentados totalmente en personalidad pero con alguna semejanza, son dos mentes frías e inteligentes, pero por el contrario una siente y padece y la otra todo lo contrario disfruta con el dolor ajeno, siendo todo un depredador y simplemente mirar por sus intereses, que no es otro que sobrevivir a cualquier precio.

La película en sí, como el libro en el que está basado, no pretende más que entretener no pretendáis sacar mucho más fondo de la cuestión, porque el cuento ya está visto. Eso sí cumple su misión entretiene y no te aburres, el ritmo es continuado, también es verdad que han elegido un metraje acertado poco más de 100 minutos para que el espectador no se empache de persecuciones y no llegar al final habiéndolo pensado de antemano, aunque lo previsible pueda existir.

Matthew Fox, desde luego cumple su papel a la perfección ni una mueca de sonrisa, impasible, da pavor ver su mirada enquistada en la pantalla, parece que te va a perforar, y no digamos ya cuando saca a lucir su musculatura y tatuajes, impresionan. Todo esto último lo ha conseguido a base de gimnasios, dietas y preparación física durante bastante tiempo.

La serie ‘Lost’ es la que dio a conocer más popularmente a Matthew Fox, aunque ya hubiese actuado en otras películas, pero su papel Jack Shephard es el que realmente le dió la fama, en esta ha cambiado totalmente de registro. Ha sido candidato por su papel en ‘Lost’ al globo de Oro y al Emmy al protagonista de una serie dramática. Y junto con el resto del reparto de la serie consiguieron un premio SAG del Sindicato de Actores de Cine de Estados Unidos.

La particularidad de Tyler Perry es que tiene en su haber casi tantas películas como director como de actor, si se descuida, 15 como director y eso que comenzó en 2005, una buena carrera. En esta película su papel se ha visto apoyado por Edward Burns que ha participado en películas como ‘Salvar al soldado Ryan’, ’27 vestidos’ y ‘Al borde del abismo’, y aunque no tantas como Tyler Perry pero también ha dirigido ya unas cuantas películas.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de La delgada línea amarilla. Una road movie amable, sencilla y muy honesta

Con la tónica general de nuestra cartelera llega una película que fecha de 2015, La …

2 comentarios

  1. Su entretamiento por lo visto ha sido duro!! su musculatura impresiona pero su cara da de todo…

  2. Holaaaaa! Lo vi ayer en el hormiguero y le han hecho adelgazar un montón de kilos. Da cosa verlo, bsss.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.