lunes , septiembre 24 2018
Home / Críticas de cine / El Origen de los Guardianes. Una original aventura para todos los públicos.

El Origen de los Guardianes. Una original aventura para todos los públicos.

Asistimos en pasado domingo día 25 de noviembre en Madrid al preestreno de ‘El Origen de los Guardianes’, una entretenida propuesta animada de Dreamworks, dirigida por William Joyce y Peter Ramsey, con las voces en su versión original de Alec Baldwin como Norte (Santa Claus), Jude Law es Sombra (El malo de la película), Hugh Jackman es el original Conejo de Pascua, Chris Pine como Jack Escarcha (protagonista principal) y Isla Fisher es el Hada de los Dientes. Junto a Sandy (un personaje que se comunica por señas) forman un equipo preparado para entretener este mes de diciembre a todos los niños del mundo.

El Origen de los Guardianes.

Según cuenta el escritor del libro en el que se basa la película, William Joyce, todo comenzó hace catorce años cuando su hija, Mary Katherine, con 6 años de edad, le preguntó a su padre si Santa Claus y el Conejo de Pascua eran amigos. Esta interrogante sedujo al escritor e ilustrador, que tras reflexionar unos instantes, contestó afirmativamente y comenzó a elaborar unas coloridas historias para contarle a sus hijos Mary Katherine y su hermano pequeño Jackson antes de dormir. Entonces surgió la amistad entre Santa Claus y el Conejito, a los que se unieron Jack Escarcha, el Hada de los Dientes, el Hombre de Arena (Sandy) y Sombra.

Con este increible potencial arranca un proyecto animado con aspiraciones taquilleras y la misión de entretener a todos los públicos, ambos objetivos dificiles de lograr, el segundo, concretamente, parece cumplido a medias.

¿Qué pasaría si en las historias de Santa Claus, el Conejo de Pascua, el Hada de los Dientes y Sandy, el hombre de arena, hubiera más cosas de las que nos podíamos imaginar? ¿Qué ocurriría si esos benévolos repartidores de regalos, huevos, dinero y sueños fueran mucho más de lo que parecen? En la película lo son, Inmortales, fuertes y veloces, estos héroes de la infancia se enfrentan a la misión de proteger la inocencia y la imaginación de los niños de todas las edades aprovechando al máximo sus poderes.

Cuando se presenta una amenaza con un plan para borrar a los Guardianes de la existencia robándoles a los niños sus esperanzas y sus sueños, estos entrañables guerreros defensores necesitan la ayuda de Jack Escarcha, un nuevo y reticente compañero que preferiría pasar un buen día en la nieve a salvar el mundo.

Desde las simas más profundas del Polo Norte a los tejados de Shangai, pasando por una aldea en Nueva Inglaterra y más sitios, los Guardianes se enzarzan en una batalla épica y mundial contra el seductoramente perverso Sombra (Jude Law), cuyas maquinaciones para conquistar el mundo sembrando el miedo por todo el planeta solamente pueden ser derrotadas por el poder y la magia de los Guardianes.

El Origen de los Guardianes foto.

Pena que toda esta buena historia, esta magnífica premisa se vea ensombrecida por un inicio torpe y poco atractivo, un arranque demasiado lento cuando debería haber sido un verdadero pistoletazo de salida que nos enganchara a la historia de manera irremediable. Este comienzo demasiado pausado perjudica a la aventura, aunque no irremediablemente. Cuando entran en acción el resto de los Guardianes la cosa cambia.

Sobre todo los secundarios-ayudantes de Santa Claus, tanto los pequeños elfos como los enormes Yetis, que son sin duda lo mejor de un largometraje animado muy divertido a partir del segundo tercio.

Un mundo de fantasía muy original y colorido, con grandes efectos especiales, acción de lo más frenética y ciertos toques de madurez muy beneficiosos, que unidos a las concesiones habituales para los más pequeños forman un conjunto apetecible para públicos de todas las edades.

¿Que podía mejorarse?, por supuesto, pero su originalidad, su humor (con guiños verderamente acertados, atentos a la mención al ratoncito Pérez), y sus grandes dosis de acción ofrecen una propuesta navideña nada desdeñable para llevar a nuestros retoños a una sesión de cine que nos arrancará a todos más de una sonrisa y si me apuras alguna lagrimita.

Nota: 6,4.

 

 

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de El Pacto

Crítica de El pacto. La peluca de Belén Rueda

Los tratos y acuerdos con el Diablo han sido abordados en numerosas ocasiones por la …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.