viernes , junio 22 2018
Home / Críticas de cine / Infancia Clandestina. La Infancia perdida

Infancia Clandestina. La Infancia perdida

El próximo 21 de diciembre tendremos en pantalla una nueva producción argentina “Infancia Clandestina” del director Benjamín Ávila y gracias a Wanda Visión hemos podido disfrutarla hace unos días. Película que se presentó en Cannes y que se mostró ya en el festival de cine San Sebastián, y que con su periplo por festivales está teniendo una gran acogida en cuanto a premios y halagos de los espectadores.

Infancia Clandestina.

Argentina 1970, Juan (Teo Gutiérrez Moreno) un niño de doce años vuelve a su país después de unos años de exilio, pero para poder hacerlo tiene que cambiar su identidad y de ahora en adelante se llamará Ernesto. La familia de Ernesto vuelve al país de donde tuvieron que huir por ir en contra del régimen militar, pero no quieren renunciar a su patria, a sus ideales. El niño vive todo con normalidad, esa que le deja más o menos integrarse en un nuevo colegio, con un nuevo nombre, incluso con una nueva fecha de nacimiento. Espectador en primera línea de la lucha de sus padres y de su tío Beto (Ernesto Alterio) que será la persona que le ayude a mantener una vida normal dentro de sus limitaciones, que le haga soñar y que le dé rienda suelta a su niñez; inclusive encontrando su primer amor, y compartiendo confidencias con su tío.

Siempre parto con la premisa que todas las historias reales llevadas al cine no dejan indiferente a nadie, y que además se hace como reconocimiento a algo o alguien. En el caso que nos ocupa mucho más, es un homenaje de su director a su madre desaparecida y a su familia, pero creo que va más allá, es un tributo a todos los que perdieron su vida por una libertad arrebatada injustamente y sobre todo mostrar las consecuencias de los actos en esa época acaecidos y cómo influyeron a las personas el resto de sus días.

Está tratado el tema desde la mirada de un niño de las consecuencias sufridas y padecidas de ahí en adelante por ellos en lo que se supone que debería ser los mejores años de su vida y que les marcará para siempre. Porque no podrán vivir como los demás, porque su día a día es un constante vigilar su espalda y porque nunca sabrán donde estarán mañana y donde cimentar su futuro, y que nadie lo vea como crítica lo que hace el director, simplemente expone unos hechos sufridos y que tuvieron sus consecuencias.

Tenemos una actuación muy diferente y sorprendente de Ernesto Alterio, estamos acostumbrados a sus comedias últimamente, pero este nuevo registro que tiene en esta cinta le va y muy bien; y cautiva al espectador, al menos conmigo lo consiguió. Los directores no han aprovechado esta faceta interpretativa de él hasta ahora pero queda patente que puede hacerlo bien y así lo demuestra en cada fotograma que vemos en esta cinta. Sensible cuando lo requiere, risueño como el que más viviendo la vida como le dejan, y contundente en convicciones arriesgando hasta el final, su personaje y él, ha jugado y la partida le ha salido bien. Es el resultado de un gran trabajo interpretativo y así lo están demostrando los premios recibidos y todo acaba de empezar.

infancia-clandestina-1

Mantener la mirada a ese niño que se come la pantalla no es nada fácil y tener esas conversaciones de tú a tú con él, tampoco, sale airoso y triunfante de ello. Ambos actores se apoyan uno en el otro para dar más empaque si cabe a sus actuaciones y a su veracidad en sus textos. Un guión que está tan bien hilado que no deja duda a que las interpretaciones estarán a la altura, es fuerte, convincente, denso emocionalmente pero nunca rayando la ñoñería, todo lo contrario el tema no lo admite.

El tono del guión cuando se centra en el pequeño Ernesto/Juan cobra un cierto acento poético nostálgico que queda más patente cuando uno ve los títulos de crédito y lee a quién va dirigida la película. Ese niño que posiblemente pudiera ser el reflejo del propio director narra en otra persona sus intimidades, sus miedos y sus vivencias aunque no sea su propia historia real.

Las emociones son de ponérsele a uno los pelos de puntas y las emociones al límite, tal y como comienza la proyección, y eso que el director a la dureza de la temática le ha dado ese carácter de dibujante de cómic que baja la intensidad de lo que uno ve, o que al menos no se capte con la crudeza real de los actos acaecidos años atrás y que se exponen en esas imágenes. Para ello ha contado con los dibujos de Andy Riva montados de tal manera que de lo cruel pasamos a un cuento que nadie queremos creer, con unos colores dados que empastan muy bien en todo momento con el lenguaje visual.

Como se recrea la cámara en algunos planos mostrando tanto la felicidad como la angustia con esos primeros planos y también a cámara lenta, todo marcado por un compás, por unas situaciones en las que se explaya ya sea tanto para mostrar lo bueno como lo malo vivido de los protagonistas, lo cual le da mucha más intensidad.

La música ese gran engranaje tan bien montado en esta película en todas sus partes y qué decir del remate final con la canción a todo volumen de Los Divididos “Living de Trincheras“ describiendo muchas situaciones, no dejando indiferente a nadie seguro y si además ya tenías el corazón en un puño te remata. La banda sonora pertenece a Pedro Onetto y Marta Roca, maravillosa y descriptiva como mínimo, reflejando en cada nota las emociones que flotan en el ambiente; que te enganchan traspasando la pantalla y haciendo que uno lo sienta como suyo cada sentimiento.

En el festival de cine Iberoamericano de Huelva recibió el Colón a la mejor película. Después ha conseguido diez premios en la VII edición de los Premios Sur de la Academia de Cine de la Argentina incluyendo mejor película, director, actriz (Oreiro) y actor (Alterio), como ya os contamos hace unos días AQUÍ. Y además representa a su país en los Oscars y los premios Goya.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de 12 valientes

Crítica de 12 valientes. Heroísmo USA

El estadounidense Jerry Bruckheimer se ha convertido en uno de sus productores que ha logrado …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.