lunes , julio 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de LOS AMANTES PASAJEROS. Una tarde pasajera

Crítica de LOS AMANTES PASAJEROS. Una tarde pasajera

Crítica de cine. “Los Amantes Pasajeros”.

La sala del cine estaba a media entrada, reinaban las luces de cortesía, un tanto bajas para mi gusto, fuimos guiándonos por los números que adornan los escalones, ¡cuanto echo de menos a los acomodadores! Como siempre nos equivocamos y tuvieron que venir los perjudicados para hacernos saber que nos habíamos puesto en la fila errónea, eso si cada uno en su número. Me fastidian las nuevas zonas vip o zonas de preferencia, sé que en los teatros y en los conciertos siempre las ha habido pero el cine se había resistido, éramos todos más iguales los unos a los otros, aquí ya se ven más claramente las clases entre comillas.

Empieza la película, y empieza como lo que sé que voy a ver, una comedia, y como en todas las comedias, los títulos son alegres y coloridos, y como en todas las películas de Almodóvar el color es su seña de identidad. Los amantes pasajeros, el título ya de por sí me resulta seductor, que mejor cosa que amarse, y que mejor manera que de forma pasajera.

Imagen de "Los Amantes pasajeros"

La película cuenta como un avión con dirección a México D.F tiene un problema con el tren de aterrizaje a causa de un accidente con los tacos que sujetan las ruedas, ese echo está dentro del cameo de Antonio Banderas y Penélope Cruz, que es sin duda una especie de homenaje que se permite el director. Los pilotos tienen que buscar aeropuerto para hacer un aterrizaje de emergencia. Para evitar que el pasaje entre en pánico los auxiliares de vuelo junto con los pilotos deciden narcotizar a los pasajeros de la clase turista, y hacer que los de la clase preferente, por medio de alcohol y ciertas sustancias se les haga la maniobra lo más anestésica posible, una trama donde los personajes se entrelazan con una serie de vidas rocambolescas.

El ambiente de la película a pesar de ser solamente en una parte concreta de un avión no se me ha hecho claustrofóbica, Almodóvar ha sabido dar un respiro con exteriores de Madrid a unos personajes que quizás a mi me chirrían por estar un poco fuera de lugar, aun así la actriz Blanca Suárez llena la pantalla con su belleza y juventud, en contrapartida de Paz Vega que me ha costado reconocerla en el pequeño papel que interpreta. Los tres auxiliares de vuelo dan sabor a toda la película con sus interpretaciones magistrales, Javier Cámara es sin duda uno de los grandes del cine español y lo borda con su desparpajo junto a Raúl Arévalo y Carlos Areces juntos me han recordado a los grandes cómicos del panorama nacional, Alfredo Landa, José Luis López Vázquez y un largo etc.

Los-amantes-pasajeros-1

El copiloto interpretado por Hugo Silva me ha encantado con su hipocresía y Antonio de la Torre como comandante hace un papel que da mucho juego a la película. El ritmo de la cinta es fluido y sin más pretensiones que la de despertar risas al espectador, me parece una comedia divertida en la que trata temas subliminales sobre la corrupción y alguno sobre rumores populares que tuvieron cierta actualidad en su día, esto último el director lo trata de manera elegante.

La película va destapando los secretos más tórridos del pasaje que se mantiene despierto y convierte al film en un entramado de esperpénticas historias que me han hecho pasar un buen rato. Los decorados como siempre son inmaculados, recrean la compañía Península que parece una marca consolidada, dan ganas de buscar en Internet a ver si verdaderamente existe o existió. El vestuario también me ha parecido original, Tatiana Hernández creo que ha estado acertada en la idea que quería reflejar el director manchego y David Delfín ha estado impecable en la originalidad de los uniformes de la tripulación. La banda sonora no es de las que más me haya entusiasmado de toda su filmografía, aunque es verdad que la canción del final tuve que tirar de Shazam para descubrir a un grupo de estilo retro llamado The look y título de la canción Metronomy que no me canso de escuchar.

Tengo que hacer referencia a la forma de resolver el aterrizaje, creo que ha ido con los tiempos de recortes, lo ha resuelto con el Dolby Surround sin más, aunque el echo no enturbia la resolución de la trama. En definitiva Almodóvar vuelve a sus orígenes sin más pretensiones que hacer al espectador pasar un buen rato como el que me ha hecho pasar a mí.

Una Crítica de Antonio Arenas Gómez.

Las otras Críticas de Cineralia:

Rafael Calderón Luna.

Ramiro González.

La polémica con Carlos Boyero.

Entrevista a sus protagonistas.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

2 comentarios

  1. Francisco Góngora Gómez

    La canción del final es del grupo Metronomy y el tema se llama the look.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.