jueves , octubre 18 2018
Home / Críticas de cine / Iron Man 3. Cuando se sacrifica el espectáculo por la trama

Iron Man 3. Cuando se sacrifica el espectáculo por la trama

Os traemos la Crítica de “Iron Man 3”, que se estrena en los cines españoles el 26 de abril. “IRON MAN 3” es la última película de Shane Black, director de “Kiss kiss, Bang Bang” en 2005 y que adaptará el fantástico manga y anime “Death note” en 2015. En la primera película, también contó con Robert Downey Jr. como protagonista.

En “Iron Man 3”, la historia arranca después de los acontecimientos narrados en “Los vengadores” (2012), con un Tony Stark (Downey Jr.) traumatizado e inseguro; centrando toda su atención en mejorar su seguridad, creyendo encontrarla en la fabricación de nuevas y mejores armaduras de Iron Man. Pero un nuevo enemigo, el Mandarín (Ben Kingsley), aparecerá para destruir todo su mundo, debiendo confiar en su ingenio para sobrevivir y proteger a sus seres queridos.

"Iron Man 3", imagen.

Las expectativas eran altísimas, era una de las películas más esperadas del 2013, los tráilers eran épicos y el listón para su director estaba muy alto tras el exitazo de Joss Whedon con “Los vengadores”. Pero esto no le ha cohibido, realizando la película que ha querido. El hecho de que nos encontramos ante un Iron Man distinto se palpa desde la primera escena, siendo una cinta más íntima y personal, alejada del tono palomitero y semivacío que aportaba Jon Favreau en las anteriores entregas.

Favreau deja la dirección de “Iron Man 3” a Black, limitándose a encarnar su rol secundario de guardaespaldas de Stark y Pepper Potts (Gwyneth Paltrow). Su nuevo director huye del chiste fácil y el espectáculo pirotécnico, para centrarse en el hombre tras la armadura, en la persona que sufre detrás del poder de Iron Man, ese ser egocéntrico y carismático que ve cómo su mundo se desmorona y no encuentra dónde pisar de forma segura, dónde acudir y qué hacer cuando le falla la tecnología que él mismo creó.

Después de la floja “Iron Man 2” (en comparación sobretodo con la primera) y del brillante papel que desempeñó Tony Stark en “Los vengadores”, había ganas de ver cómo se volvía a desenvolver en solitario; y el resultado no decepciona. Puede que “Iron Man 3” no sea la película espectacular que todo el mundo esperaba tras el explosivo desenlace de la mayor unión de superhéroes de la historia, pero a cambio obtenemos una trama más conseguida, unos villanos más reales y creíbles, y más de una sorpresa a lo largo del film.

IRON MAN 3

Respecto a Robert Downey Jr., solo se puede decir que vuelve a estar enorme, que consigue de nuevo embaucarnos con su labia y que nos riamos con su humor pueril y ácido. El talento de este actor no conoce límites, y menos aún cuando un director como éste le da rienda suelta para desenvolverse a su antojo, para rebautizar a su personaje y para demostrar que hay mucho que ofrecer tras la máscara de hierro.

En resumen, en “Iron Man 3” nos encontramos ante un Iron Man diferente, más íntimo y elaborado, con una trama y personajes a la altura de una buena historia. Es una obra digna de volver a disfrutarla, puesto que al verla una segunda vez encontraremos nuevos detalles antes pasados por alto, mientras que la emoción de ver a Tony Stark seguirá intacta.

Lo mejor: Que la trama y los personajes son los mejores de la trilogía, aportando cosas nuevas y buenas, nunca vistas pero imprescindibles.

Lo peor: Que no se trata de ‘Los vengadores 2’, puesto que la espectacularidad ha bajado respecto a otras entregas.

Nota: 8,5

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Una Crítica de cine de Eduardo Quintana.

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de El capitán

Si en estos momentos está en marcha el festival de San Sebastián en la pasada …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.