domingo , julio 22 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de “Personas Como Yo”. Sobre la búsqueda de la Identidad Sexual

Crítica de “Personas Como Yo”. Sobre la búsqueda de la Identidad Sexual

Hace unas semanas comencé una nueva sección dedicada a las Críticas Literarias hablando sobre una novela histórica realmente extraordinaria llamada “Africanus”, escrita por Santiago Posteguillo.

Hoy me apetece volver a recomendar una lectura, pero en esta ocasión me voy a centrar en una novela impactante y transgresora “Personas Como Yo”. Desconocida porque apenas trae consigo una campaña de marketing que la promocione, la nueva obra del escritor John Irving es sencillamente fascinante porque además constituye una de las historias más políticamente incorrectas que he podido leer en los últimos meses.

personas-como-yo-libro

Admito que este último factor jugó un papel importante en mi decisión de adentrarme en sus páginas. Hablaba en otro artículo publicado tambien en Cineralia sobre el fracaso del séptimo arte en taquilla, refiriéndome a la pésima calidad de las películas que se estrenan cada vez con mayor frecuencia.

El sector editorial no podía ser menos, y es que cada vez el talento narrativo brilla más por su ausencia. Hay que tener en cuenta también por supuesto que el perfil del Lector hoy día, según indican los estudios de mercado, es el de una mujer que viaja en transporte público, con nivel de estudios medio y que lee exclusivamente por entretenimiento.

Para comprender lo que está pasando con el panorama literario, son importantes dos aspectos: primero, el perfil de la mujer como lectora, segundo el factor entretenimiento puro y duro. ¿En qué se traduce todo esto? Pues en que cada vez habrá más novelas destinadas a un público objetivo muy claro: las mujeres. Por lo tanto, habrá más novelas románticas y costumbristas con historias de amor y…mucha novela erótica. Por favor que nadie me  mal interprete, pero si la saga de “50 Sombras de Grey” es la más vendida del último año por algo será, y no es algo que me invente, se pueden consultar los datos. Todo esto que digo aquí está absolutamente medido y comprobado.

Desde luego la novela de la que voy a hablar a continuación no es que sea específicamente para mujeres, pero desde luego no va dirigida a un target muy amplio. Más bien creo que se trata de una obra que muy pocas personas podrán apreciar. Con esto no quiero decir que todo el mundo sea idiota, pero mal que les pese a algunos, no todo el mundo tiene la suficiente Sensibilidad como para saber captar y analizar determinadas historias. Como ya digo, recorrer las páginas de “Personas Como Yo” es un auténtico placer.

El autor de este interesantísimo libro es John Irving, a quien muchos recordaremos por ser el autor de “Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra”, la novela que inspira la maravillosa cinta “Las Normas de la Casa de la Sidra” protagonizada por Michael Cane, Tobey Mcguire y Charlize Theron.

M85IRVING_2--644x362

Mencionan los adoradores de este autor que su mejor obra es “El Mundo según Garp”, que no he leído y por lo tanto no puedo valorar, pero solo lo menciono como curiosidad. ¿Qué nos cuenta John Irving a lo largo de las 467 páginas de su nueva obra? Pues a grandes rasgos es una historia de lo más actual, ya que el protagonista, Billy Dean, es un joven adolescente a la búsqueda de su identidad sexual.

Billy vive en un pueblo del estado de Vermont y debe lidiar todos los días con los típicos estereotipos y prejuicios del puritanismo de los años 50 y 60 hacia los homosexuales y transexuales, reflejados en el seno de su propia familia. La vida de Billy cambia radicalmente cuando conoce a la señorita Frost, la bibliotecaria del pueblo en el que vive, una mujer que esconde más de un secreto pero que se hace irresistible para el protagonista. Él busca desde el primer momento obras que hablen sobre el encaprichamiento, porque Billy se ha encaprichado de quien no debe.

La escritura de Irving nos va mostrando una sociedad hipócrita, repleta de prejuicios y miedos irracionales hacia aquellos que Billy acaba llamando “Personas como yo”. Sin duda lo que nos descibe la psicología del protagonista es esa comparación con Ariel, el espíritu del aire de la obra de Shakespeare “La Tempestad”, un ser de sexualidad mutable.

Billy llega a la conclusión de que él es como Ariel, ya que es claramente bisexual. El chico encontrará su refugio en su amiga Elaine, una chica que estudia en un colegio cercano al de él, y en su abuelo Harry, quien nunca se ha atrevido a mostrar abiertamente cómo es por el miedo al qué dirán.

Este libro se ha calificado como tragicomedia, y ciertamente algún momento gracioso puede tener, pero desde mi punto de vista es una historia de lo más dramática, porque el abanico de personajes que la componen son “juguetes rotos”, reprimidos por una sociedad que no acepta otras formas de vida. En definitiva, creo que es una historia que nadie se debe perder.

Una Crítica Literaria de Ramiro González.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.