miércoles , octubre 24 2018
Home / Críticas de cine / Hijos de la Medianoche

Hijos de la Medianoche

He descubierto algo tan sublime como el beso indirecto, pues toda la película está llena de matices sutiles de sensibilidad y ternura, colorido y luz, como ese beso.

Una historia contada en primera persona por el propio protagonista con un guión trepidante y lleno de sorpresas que hacen de esta película un canto a la esperanza, un cuento de las mil y una noches, un viaje generacional de familias fracasadas con un bello paseo por paisajes de ensueño, con una fotografía que impacta en cada toma en la que  se percibe hasta el olor a las especias de una India y Pakistán al borde de la guerra, una historia de guerra sin regodearse en ella, una historia de amor y magia exquisita de principio a fin, cargada de valores para compartir con la familia, un regalo para los sentidos.

Crítica de "Hijos de la medianoche".

Deepa Mehta  ha mezclado todos los ingredientes de su trilogía,  agua, fuego y tierra para meterlo en una coctelera y crear así Hijos de la medianoche.

Esta película cuenta la historia de dos niños Saleem y Shiva que nacen el mismo día en el que se proclama de independencia de la India. Una enfermera obediente a la que su marido revolucionario le dice que empiece la revolución desde abajo diciéndola “que los ricos sean pobres y los pobres sean ricos”, decide cambiarlos al nacer. Estos niños como otro millar de ellos que nacieron ese mismo día tienen una serie de poderes mágicos.

Los personajes de esta obra entrañable se pasean por la historia moderna de la India y Pakistán dándose un paseo por las guerras que acontecieron desde la proclamación de la independencia en 1947 hasta los ochenta donde la vida de los personajes es la historia de sus países.

foto-hijos-de-la-medianoche

Las vidas de sagas familiares, de fracasos donde los héroes no caben, secretos y magia son el denominador común de la película. La directora de Tierra, Fuego y Agua Deepa Mehta  nominada al oscar por Agua ha vuelto hacernos disfrutar de una película basada en la novela de Salman Rushdie, con un guión algo caótico pero sin reproches, con ciertas dosis de humor y quizás un drama edulcorado que no ha ahondado hasta el límite en la lagrima, pero digno y elegante de principio a fin.

Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una película, ha sido como si de verdad hubiera viajado a ese lugar, con unos personajes a los que llegas a empatizar y cogerles cariño.

Poderes mágicos, amores prohibidos y secretos de familia se entremezclan con guerras y golpes de estado en una película que habla tanto de la historia de una generación como de la de un país y una cultura extraordinarios: India.

Una Crítica de Cine de Antonio Arenas.

 

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Crítica Girl

Girl es un relato conmovedor en cada uno de los personajes principales, donde el dolor …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.