miércoles , octubre 17 2018
Home / Críticas de cine / Festival de Cine Alemán de Madrid. Costa Esperanza

Festival de Cine Alemán de Madrid. Costa Esperanza

Hoy ha sido la apertura del XV Festival de cine Alemán de Madrid y lo ha hecho con la película “Costa Esperanza” (Wir wollten aufs Meer) del director Toke Constantin Hebbein, un gran especialista en cortometraje que ya desde el 2006 se pasó a realizar largometrajes. Después de la proyección hemos tenido el placer de charlar con el autor de la obra así como con el protagonista principal.

Arranca el Festival de Cine Alemán de Madrid.

“Costa Esperanza” cuenta la historia de dos amigos Conny (Alexander Fehling) y Andreas (August Diehl), a principios de los años ochenta, que trabajan en el puerto marítimo de Rostock , y su mayor ilusión es embarcarse para poder salir de su país. Para conseguir ese sueño tienen que demostrar que son fieles a su gobierno y por ello tienen que traicionarse a sí mismos y a los que confían en ellos.

Este reto les sumergirá en un lucha interna consigo mismo y su moralidad, no sabiendo en qué momento deben dar prioridad a sus ideas o sus quimeras. El amor es algo que estará muy presente en todo momento y que de alguna manera salvará al personaje principal de no traicionarse a sí mismo.

Bien es verdad que la temática en sí no es novedosa y hemos podido disfrutar de cintas como “La vida de los otros” ó “Bárbara” (estrenada recientemente) entre otras, que revelan dentro de su guión la opresión que la RDA ejerce a sus habitantes y la hostilidad que se vive en esos momentos, donde la privacidad es algo que no existe y las vidas están expuestas a todos aquellos afines al régimen.

Un gran guión que se desmenuza capa a capa para mostrarnos las ilusiones de sus personajes, los miedos contenidos en sus vidas, las represiones diarias, los chantajes emocionales sufridos, y los sueños que cada uno de ellos tienen, viéndose interrumpidos en parte por sus ideales, unos por seguirlos adelante y otros por sumergirse en una vida que es controlada por otros y nos por uno mismo, metiéndose en un engranaje político del cuál es muy difícil salir bien parado.

costa-esperanza-festival-de-cine-aleman

Un relato de ficción, que contiene mucho de realidad, pues como nos ha contado el director Toke Constantin, está basado en parte en unos hechos reales que un familiar de uno de los guionistas de esta película, Ronny Schalk, les contó a ambos y de ahí sacaron primero un documental y después entre ambos sacaron adelante este gran guión .

Resulta sorprendente que este relato sea de algo sucedido apenas hace treinta años, porque el poder totalitario que se refleja en las esferas políticas es impresionante y cómo se enfoca que el ciudadano es pura marioneta en manos de la opresión.

Mucho más emocional y llena de sentimientos a flor de piel esta cinta que otra que dibuje el mismo ambiente, porque las amistades, el amor y los valores personales están mucho más presente en cada trama, en cada personaje, en cada instante que va transcurriendo en minutos de tensión de no saber qué camino va a tomar cada personaje.

Aquí no se diría que se debaten entre el bien y el mal, en muchos momentos es pura supervivencia, unos pisando a unos y otros sin dejarse pisar, aunque en esos tiempos era difícil la cosa.

Existen varias historias de amor que harán que los que están inmersas en ellas sobrevivan a ese periodo de tiempo que se narra, aunque la separación sea algo evidente físicamente no lo es psicológicamente por lo que su amor resistirá la gran carga dramática a la que están expuestos todos.

Una historia de superación personal donde la integridad moral se demuestra una vez más que se puede tener y mantener, además de salir fortalecida por el paso de los años y de los daños sufridos, sin hacer por ello que los sentimientos y las emociones se pierdan, es más el personaje principal sale engrandecido como persona.

Las interpretaciones son impecables plasmando en su semblante todo el dolor y las penurias que pasaron durante esos años. Incluso en el personaje de Andreas que puede ser más variable, con sus muecas y medio sonrisa sabemos cuándo puede estar jugando en un bando o en otro, aunque finalmente no le sirva de mucho.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de El capitán

Si en estos momentos está en marcha el festival de San Sebastián en la pasada …

No hay comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.