jueves , octubre 18 2018
Home / Críticas de cine / Sharknado. Un espectáculo ridículamente divertido

Sharknado. Un espectáculo ridículamente divertido

Crítica de la película fantástica “Sharknado”, estrenada directamente en DVD y en la pequeña pantalla.

Se emitió hace unas semanas en el canal de TV americano SyFy, “Sharknado”, esta película de serie B (siendo amables) que rápidamente se convirtió en un éxito en Twitter, debido a los ácidos comentarios de los espectadores que no se creían lo que estaban viendo en la pequeña pantalla: un tornado de tiburones.

Así es, esta película cuenta lo que pasaría si un megatornado absorbiera una manada de 20.000 tiburones y los arrojara tierra adentro de las costas de California, con esperpénticos resultados.

Crítica de "Sharknado".

Adjudicado ya el “honorable” título de “Mejor peor película del año”, esta creación de la productora Asylum, compañía encargada de estrenar mockbusters (películas de ínfimo presupuesto que aprovechan el estreno de un gran blockbuster para copiar en esencia su idea y estrenarla a la vez, intentando captar a espectadores despistados) de la altura de “American Battleship”, “Abraham Lincoln: Cazador de zombies” o la reciente “Atlantic Rim”, decidió dejar de cabrear a las grandes productoras y centrar sus esfuerzos y las “grandes mentes” de sus guionistas en crear esta película, de la cual el mismísimo Damon Lindelof (guionista de la serie “Perdidos” y de películas como “Prometheus” y “Star Trek: En la oscuridad”), se ha ofrecido a través de su twitter a firmar el guión de la secuela.

“Sharknado” cuenta entre sus protagonistas con la presencia de dos conocidas figuras del celuloide que han caído en el más mísero olvido, pero que su participación en esta cinta y la publicidad gratuita que se está llevando puede conseguir revitalizar sus maltrechas carreras. Estamos hablando de Tara Reid (de la saga “American Pie”) y John Heard (el padre de Macaulay Culkin en “Solo en casa”). Aún así, sus interpretaciones pasan totalmente desapercibidas.

La película no engaña a nadie, desde la primera escena no arroja duda alguna de la línea que va a seguir, no debiendo tomarse la cinta en serio bajo ningún concepto, puesto que hacerlo sería un irreparable error. De esta forma, nos encontramos ante un film tan rabiosamente malo (a propósito) que consigue dar la vuelta, convirtiéndose en el vehículo perfecto para reirse de sí misma y arrancar al atónito espectador risas terapéuticas.

imagenes-sharknado

La cinta es tan ilógica y con escenas tan estúpidas que difícilmente se la puede valorar como un producto serio; debiendo contabilizar no su calidad (que no existe en ningún plano), sino su forma de sorprender al espectador y dar lo que promete, es decir, ataques de tiburones indiscriminados y absurdos a más no poder.

En definitiva, nos encontramos ante una de las películas peor filmadas, con pésimas interpretaciones, diálogos patéticos y efectos especiales de una calidad ínfima; pero que consigue arrancar carcajadas y posee una gran cantidad de esas escenas tan absurdamente estúpidas e irreales que consiguen su propósito, es decir, que se mantenga en la retina del espectador y hablen de ella a sus amigos.

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Una Crítica de cine de Eduardo Quintana.

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de El capitán

Si en estos momentos está en marcha el festival de San Sebastián en la pasada …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.