martes , julio 17 2018
Home / Críticas de cine / Elysium. Solvente alegoría futurista de denuncia social

Elysium. Solvente alegoría futurista de denuncia social

Se estrena en cines el próximo miércoles 16 de agosto “Elysium”, la última producción de Sony Pictures, teniendo como director y guionista a Neill Blomkamp, el mismo que asombró al mundo con aquella pequeña joya que mezclaba el documental y la ciencia ficción con la denuncia social llamado “Distrito 9” (2009).

En esta ocasión, abandona Sudáfrica para ambientarlo en Los Angeles del año 2159, contando con Matt Damon de protagonista (El Bourne que merece la pena, no su legado) y recuperando a su actor fetiche, Sharlto Copley de su anterior película, al que también hemos visto ayudando a destrozar la serie del “Equipo A” (2010) en la gran pantalla.

Crítica de "Elysium".

Blomkamp nos introduce en un futuro donde las diferencias entre ricos y pobres son abismales, necesitando tener los ricos y poderosos su propia plataforma espacial que orbita alrededor de la Tierra para alejarse de la inmundicia y pobreza que abundan sobre la superficie. El planeta es un auténtico caos, lleno de pobreza y enfermedades, donde el único sueño que tienen los niños es ahorrar dinero para comprar un pasaje a Elysium, donde no hay pobreza, ni hambre ni enfermedades, un auténtico Edén construido por el hombre.

Ése es el sueño del protagonista, Max (un musculoso y tatuado Matt Damon), que subsiste con un trabajo que odia en una fábrica de montaje mientras sobrevive cometiendo pequeños robos. Pero un accidente provocará que tenga que entrar como polizón en Elysium en una misión a vida o muerte.

Así arranca esta película de ciencia ficción que, aunque no totalmente postapocalíptica, acumula todos los factores de ella con una ambientación fantástica y plausible. Resulta curioso (cuando no mosqueante) que los pobres hablen español, mientras que los ricos en “Elysium” hablan francés. De esta forma contemplamos a Damon chapurreando español mientras interactúa con Diego Luna e intenta reconquistar a su amor de la juventud, interpretada por Alice Braga (en un papel demasiado parecido al que ejerció en “Soy leyenda” en 2007).

elysium-1

De esta forma, Neill Blomkamp lanza un gancho directo a la situación social que vivimos hoy en día, mostrándonos un futuro en el que las diferencias entre la clase alta y baja serán no sólo insalvables, sino inabarcables en el propio planeta. Con dicha denuncia social afincada en esta ocasión en la inmigración ilegal y el sistema sanitario inalcanzable para los pobres, el director confirma lo ya mostrado en “Distrito 9” (en esa ocasión, comparando el Apartheid con la situación de aislamiento en un campo de concentración de los aliens que llegaron a Sudáfrica), ofreciendo su autocandidatura a dirigir todas las cintas de ciencia ficción arraigadas en conflictos sociales actuales.

Debido a este fantástico comienzo y ambientación, resulta una lástima que “Elysium” vaya de más a menos, convirtiéndose en su tramo final en otra corriente cinta fantástica de aventuras donde todo es previsible y manido, en la que los villanos son pérfidos y los buenos luchan sin importarles su propio destino.

En cuanto a las actuaciones, Matt Damon lo hace bien, pero sin embargo son otras actuaciones las que destacan, pero de desigual forma. Así, Jodie Foster borda su papel de Secretaria de Defensa decidida y con mano firme; mientras que Sharlto Copley ofrece una desdibujada imagen de villano de acento y aspecto absurdos que en ningún momento resulta creíble o respetable.

En resumen, nos encontramos ante una elaborada cinta de ciencia ficción que ha sabido trasladar a la perfección los conflictos sociales actuales, magnificándolos en el futuro; pero que acaba traicionándose a sí misma y vendiéndose como una cinta más de ciencia ficción donde todo se produce tal y como hemos visto miles de veces en otras películas.

Lo mejor: La fantástica ambientación y la alegoría que envuelve toda la cinta. Así como unos efectos especiales muy cuidados.

Lo peor: Que se engaña a sí misma, empezando de forma fantástica y novedosa lo que sólo consigue finalizar vendiéndonos la misma historia de siempre, sin sorpresas en el guión.

Nota: 6,5

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

4 comentarios

  1. Lo que yo pensaba, lo mismo de siempre. Y encima del director del peñazo insoportable de District 9. Pues esas desigualdades sociales se ven por ejemplo en Gattaca, gran filme de ciencia ficcion, seguro que habra alguno más pero ahora mismo no se me ocurre.

  2. no sabía si verla, y ahora tengo mas dudas. ya lo pensaré para el futuro. Gracias de nuevo edu!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.