miércoles , abril 25 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de La Piedra de la paciencia. Una joya ante la que rendirse

Crítica de La Piedra de la paciencia. Una joya ante la que rendirse

Hace unos días se estrenó “La piedra de la paciencia” (Syngué sabour) película que proviene de Afganistan y está dirigida por Atiq Rahimi.

Atiq Rahimi es también el responsable de la novela homónina en la que se basa, siendo ésta su cuarta obra y la primera escrita en inglés. Eso sí el guión no es obra suya, y sorprende, pero se lo encargo a Jean-Claude Carrière y le pidió textualmente: “traicióname” a la hora de adaptar mi novela.

Una mujer joven de unos treinta años, cuida de su familia en su casa que parece deshabitada debido a la situación política y a los ataques guerrilleros existentes. Su marido se encuentra en coma después de una reyerta, pero todo el mundo le ha abandonado, tanto su familia carnal como sus compañeros de la Yihad, sólo la tiene a ella y a sus hijas. El tiempo se le hace eterno, intentando conseguir dinero para medicinas, buscando ayuda para sus hijas, pero en ese intervalo de tiempo vacio llegan las confesiones, hablar con su marido, ya que no puede interrumpirle y contar todo aquello que lleva dentro.

“En la mitología persa, sangue sabur (La piedra de la paciencia), es una piedra dotada de poderes mágicos, a la cual cada quien puede confiarle no sólo las propias desgracias, miserias y sufrimientos, sino todo cuanto nadie se atreve a revelarle a los demás. Se dice que la piedra escucha y, como una esponja, absorbe todas las palabras, confesiones y secretos, hasta que un buen día no aguanta más y explota”.

Crítica de "La Piedra de la Paciencia".

Cuando se nos pone en bandeja una pieza como es “La piedra de la paciencia” no podemos más que rendirnos ante ella y disfrutarla como una gran joya cinematográfica que es, porque desde los primeros minutos intuyes que lo que va a acontecer de ahí en adelanta va a ir a más y que te convencerá. Es frágil, bella y sincera, pero dura, horrorosa (en cuanto temática y fondo) y amarga al mismo tiempo, pero marcada sobre todo por una buena dirección, actuación y ambientación.

Esa habitación medio vacía, es como si de un puro escenario de teatro se tratase, una larga representación de su vida con un muro de lamentaciones donde la protagonista desahoga sus penas, su rabia contenido con ella, con su marido con el mundo entero, diciendo sus verdades, las que por miedo a lo que dirán no dijo en ningún momento y calló muriendo casi en vida.

Se podría decir que la narración son unos atropellados secretos y confesiones de alcoba que desembocan en lo más carnal y en la más profunda liberación física y psíquica para una mujer que por cultura y normas vive encerrada en un mundo que no quiere, y que le han impuesto familia y sociedad.

la-piedra-de-la-paciencia-imagen-critica-2

Esos secretos desvelados y desmenuzados cuidadosamente, dando paso a una transformación en la mujer, se ven hasta necesarios, porque el encierro en ese cuerpo se deja patente con las historias vividas y sufridas en un silencio conmovedor.

En “La Piedra de la paciencia” además de contarnos una historia en concreto, el guión plasma una cultura machista y poco actual para algunos, pero por desgracia todavía vivida en nuestros días. Unas razones que no son lógicas las que se ven en los comportamientos masculinos y que día a día en muchos países son las que se viven sin que parezca que la cosa vaya a cambiar demasiado, porque además de la cultura, la religión es algo que tiene demasiados cánones como mandato.

Lo mejor de “La piedra de la paciencia” con diferencia es el discurso, comedido pero aterrador para algunos, sincero pero con miedo a desvelar unas intimidades, ligero pero con peso, y sobre todo y ante todo, estremecedor, y eso es algo que además del guión en sí es posible a la gran actuación de Golshiteh Farahanni, que te embauca con su mirada y con su voz, esa que empasta a la perfección con la narración elegida y la forma tan sensual y sencilla de ejecutar su actuación.

Golshiteh Farahanni es la primera actriz iraní en trabajar en una superproducción de Hollywood: “Red de mentiras” pero a mí me cautivó en su actuaciones realizadas también en “Pollo con Ciruelas” y en “A propósito de Elly”.

Una Crítica de cine de Susana Peral.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

Deja un comentario