domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de ¿Quién mató a Bambi?. Alocada y gamberra comedia española

Crítica de ¿Quién mató a Bambi?. Alocada y gamberra comedia española

Se estrena el 15 de noviembre ¿Quién mató a Bambi?, la última película de Santi Amodeo, una imprevisible comedia de enredos.

Está protagonizada por Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez y las guapísimas Clara Lago y Úrsula Corberó, entre otros.

Siete años después de su último largometraje, Amodeo se lanza a la comedia más disparatada, dejando atrás dramas como el mostrado en Cabeza de perro, donde se aventura en una alocada comedia donde todo es posible y nada es lo que debería ser.

¿Quién mató a Bambi? cuenta cómo un joven (Quim Gutiérrez) sale con la hija de su jefe (Úrsula Corberó), lo cual le hace tener roces con su suegro. Pero cuando éste descubre unas fotos inapropiadas de su hija, tendrán un enfrentamiento directo con inesperados e inexplicables resultados. Junto a esto, unos secuestradores (Ernesto Alterio y Clara Lago) raptan al hombre equivocado. Ambas historias se acabarán entrelazando y torciéndose de las formas más absurdas y alocadas inimaginables.

Crítica de ¿Quién mató a Bambi?
¿Quién mató a Bambi?

La cinta consigue mantener el pulso narrativo y el interés del espectador gracias a una continua sucesión de gags y situaciones divertidas totalmente alocadas. Las confusiones, equivocaciones y situaciones descontroladas se suceden sin descanso en esta comedia de enredo que cuenta con un reparto espectacular. Junto a los ya mencionados, cuenta con dos de los actores revelación de la película Grupo 7 (sí, había más actores a parte de Mario Casas y Antonio de la Torre), Julián Villagrán y Joaquín Núñez, siendo el primero el mejor amigo del personaje interpretado por Quim Gutiérrez, que le ha enchufado en la empresa de su suegro. Por su parte, Joaquín Núñez interpreta a un abogado de nula moral y ética, adicto a las drogas psicodélicas.

De esta forma, nos encontramos en ¿Quién mató a Bambi? ante una película muy entretenida e imprevisible, llena de situaciones esperpénticas y secundarios histriónicos que garantizan situaciones divertidas. El propio director la definió como gamberra, y el actor italiano Enrico Vecchi como tonta. Ambos tienen razón, puesto que el film es una sucesión de momentos gamberros y situaciones alejadas de cualquier acto normal o lógico. También es tonta porque se deja seducir por el humor más absurdo e infantil, dándole un toque muy interesante y necesario ante la situación real que vivimos.

Así, el personaje de Quim es un tipo normal, donde su novia es hija de un multimillonario, que trabaja en un sitio que odia porque no le queda más remedio (mucha gente se identificará con él, salvo en lo de la novia rica… ojalá, ¿verdad?) y que ve cómo su mundo se pone patas arriba y debe hacer cosas que nunca habría imaginado poder hacer, cada cual más loca y absurda.

quien-mato-a-bambi-2013_81182

Pero la película no sólo se nutre de un atolondrado y grosero guión, sino que también bebe de un reparto repleto de caras conocidas, disfrutando de unos cómicos en estado de gracia (Alterio está demasiado limitado, lejos de su espectacular nivel ofrecido en la irrepetible Días de fútbol); e, incluso, de un cameo de lujo como el del futbolista Andrés Iniesta (aunque su escena, poniéndonos serios, sobraría realmente).

Por cierto, inolvidable e imprescindible la actuación de Carmina Barrios (la madre de Paco León), que sigue siendo tan divertida como mostrara en Carmina o revienta.

Y una recomendación, cuanto menos sepáis de ¿Quién mató a Bambi? antes de verla, mucho mejor; puesto que os sorprenderá y gustará mucho más si vais a verla sin saber nada de ella ni haber visto el tráiler.

En resumen, nos encontramos ante una cinta con muchos momentos divertidos; que consigue equilibrar la tensión en su trama, evitando los bajones típicos en las comedias, y que se aprovecha de un reparto que se encuentra muy cómodo en la comedia.

Lo mejor: No sólo consigue hacerte reír, sino que su desarrollo es lo suficientemente interesante e imprevisible como para mantener tu atención durante todo el largometraje.

Lo peor: El rol demasiado secundario de las chicas de la cinta, unas Clara Lago y Úrsula Corberó demasiadas desaprovechadas en comparación con el reparto masculino de la cinta.

Nota: 7

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Una Crítica de cine de Eduardo Quintana.

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

No hay comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.