jueves , octubre 18 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de El juego de Ender. Desaprovechada adaptación

Crítica de El juego de Ender. Desaprovechada adaptación

Ya está en los cines españoles la adaptación del genial libro de Orson Scott Card, una novela de ciencia ficción escrita en 1977.

La película ha sido llevada al cine por el director Gavin Hood (X-Men Orígenes: Lobezno).

El guión de El Juego de Ender es fruto del esfuerzo conjunto del propio autor del libro y el director. En cuanto al reparto, cuenta con el joven Asa Butterfield (La invención de Hugo), Harrison Ford y Ben Kingsley, entre otros.

La película cuenta la historia de Andrew “Ender” Wiggin (Butterfield), un joven que ha nacido gracias a una autorización especial del Gobierno, puesto que veían en él al futuro líder de la Humanidad en la lucha contra los insectores, una raza alienígena que invadió la Tierra hace 50 años. El coronel Graff (Ford) lo llevará a la Escuela de Batalla, donde entrenará con otros jóvenes para encabezar la batalla final.

Crítica de El Juego de Ender

En El Juego de Ender nos encontramos ante la adaptación de uno de los libros más queridos, influyentes y controvertidos de los últimos años; un libro no sólo ganador de múltiples y prestigiosos premios, sino también capaz de predecir la era tecnológica y la dependencia a las redes sociales que envuelven a la sociedad moderna hoy en día.

Su adaptación era esperada, y el presupuesto y las primeras imágenes y tráilers apuntaban a que podíamos esperar uno de los mejores estrenos del año. Ante todo esto, ¿qué podía fallar? Pues que la gente se ha leído el libro, y si te lo has leído descubres todos los parches y recortes que ha sufrido toda su trama y subtramas, hasta tal punto de haberla dejado en una simple cinta de acción.

Si no te has leído el libro, descubrirás una historia apasionante y te preguntarás por qué no se había llevado aún al cine. También disfrutarás de unas escenas de batalla (tanto las de gravedad cero en la Escuela de Batalla como contra los insectores) llenas de espectacularidad y muy bien rodadas. En definitiva, te parecerá una buena película de acción con un argumento mejor del habitual en este género.

Pero si te has leído (y disfrutado) el libro, la verás de otra forma, distorsionándose esa imagen de espectacularidad y viéndole fallos por todos lados. No quiero decir que El Juego de Ender sea mala, porque no lo es, pero ya puestos a adaptarla y teniendo no sólo al autor del libro a su servicio, sino también más de 100 millones de presupuesto, podían haber sido más fieles a la novela original, y no mutilarla de esa forma tan deleznable.

el-juego-de-ender-imagen

El reparto está muy bien escogido, actuando todos a gran nivel; pero lo desconcertante es la forma en que han eliminado de raíz toda la subtrama de los hermanos de Ender, donde Peter y Valentine a través de los foros públicos (es decir, lo que en 1977 Scott Card predijo que serían las actuales redes sociales) conseguían hacerse un nombre a nivel nacional, con unos pseudónimos (Locke y Demóstenes) que agitan la convulsa situación política de la Tierra y posicionaban a Peter en su búsqueda de llegar a ser el Líder del Mundo.

Otros cambios y recortes también cuestionables es el recorte de la duración del adiestramiento de Ender y su entrenamiento en las batallas en gravedad cero; o también el trato ridículo que ha recibido el personaje de Bonzo Madrid (de tal forma que se agradece que no mencionen que es español). Otros cambios aceptables y lógicos es el aumento de edad de los personajes (al igual que en Juego de tronos), introducir el personaje de Viola Davis (Criadas y señoras) para que hable con Graff (o mismamente el aumento de importancia de este personaje respecto al libro), que hablen de una sola invasión y no dos; o, incluso, el propio final de la película (pero que sigue en sintonía con el del libro).

En resumen, en El Juego de Ender tenemos una buena cinta de acción que no deja de ser un recorte del libro que se limita a mostrar aceleradamente la instrucción de Ender y su preparación para enfrentarse a los insectores. Hay momentos en los que el espectador que no se ha leído el libro puede desorientarse (como cuando llaman Tercero a Ender), pero desde luego no hay duda de que con ella se puede gozar de espectaculares batallas y excelentes efectos especiales.

Lo mejor: El aspecto visual y el reparto. Un gran presupuesto bien utilizado y grandes recreaciones de los mejores momentos del libro.

Lo peor: Los tijeretazos imperdonables que ha sufrido el argumento respecto al libro, que lo mutilan de gran parte de su encanto. Os guste o no la película, por favor, leeros el libro.

Nota: 7

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Una Crítica de cine de Eduardo Quintana.

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de El capitán

Si en estos momentos está en marcha el festival de San Sebastián en la pasada …

Un comentario

  1. No he tenido el gusto de ver la adaptación.
    Pero no sería la primera vez que disfruto más del libro que de una película que corta y modifica la historia original plasmada en el libro y un claro y gran ejemplo es El señor de los anillos.
    Pero sin duda alguna, deben leer El juego de Ender.

    Saludos

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.