miércoles , octubre 17 2018
Home / Especiales / Y tú, ¿qué tipo de zombie eres?

Y tú, ¿qué tipo de zombie eres?

La resurrección del género Zombie, a partir de principios del S. XXI, venía precedida por el mundo del videojuego, sobre todo, gracias al tipo de zombie de la saga Resident Evil que se inició en 1996.

¿Qué tiene el mundo zombie que desde que fue rescatado por Danny Boyle en su grandiosa 28 días después (2002), por Paul W.S. Anderson en la romeriana primera entrega de Resident Evil (2002), por Zack Snyder en el crepuscular remake Amanecer de los muertos (2004) y por Edgar Wright y Simon Pegg en la mejor comedia zombie de todos los tiempos Zombies Party, no ha dejado de generar una película detrás de otra?

Especial tipo de zombie

Antes de este rescate hubo un gran vacío en el género. Dejando a un lado la trilogía del creador del muerto viviente moderno George A. Romero: La noche de los muertes vivientes (1968), Zombi (1978) y El día de los muertos (1985); la divertidísima El regreso de los muertos vivientes (Dan O´Bannon, 1985); y algún que otro destello espectacular en películas como Re-animator (Stuart Gordon, 1985) o Braindead (Peter Jackson, 1992); solo podías encontrar filmes de este tipo destinados al VHS más casero y/o al gore de látex más precario.

La resurrección de dicho género a partir de principios del S. XXI venía precedida por el mundo del videojuego, sobre todo, gracias a la saga Resident Evil que se inició en 1996. Pero fue realmente a principios de la década pasada cuando incluso el gran Romero volvió a montarse al carro regalándonos otra trilogía y adaptándola a los nuevos tiempos: La tierra de los muertos vivientes (2005), El diario de los muertos (2007) y La resistencia de los muertos (2009). Como también le ocurrió en su inicial trilogía, las dos primeras son las más interesantes. La tercera deja bastante que desear, sin embargo, se lo perdonamos por ser Romero.

Durante estos últimos años hemos visto todo tipo de zombie de todo tipo pero para seguir hablando sobre el tema deberíamos poder identificarlos:

1) Resucitados lentos: los originales, los creados por George A. Romero en sus ya citadas películas. Un tipo de zombie que camina lento porque está podrido, de otro modo se partiría los huesos y no podría desplazarse (según palabras del propio director).

2) Tipo de Zombie Resucitados rápidos: serían los del remake Amanecer de los muertos, de Zack Snyder, los de la enorme comedia Bienvenidos a Zombieland, de Ruben Fleischer (2009); o los de la agradecida francesa La Horda, de Yannick Dahan y Benjamin Rocher (2009). Corren más que Usain Bolt estén podridos o no.

3) Infectados: sería el tipo de zombie de Danny Boyle en 28 días después (antes hubo precedentes como el de la reivindicable El terror llama a su puerta, de Fred Dekker (1986), pero eran más bien invasores alienígenas controlando humanos); o los de Planet terror, de Robert Rodríguez (2007). Según el tipo de infección correrán mucho o no, es decir si tienen la ira como en la de Boyle correrán que se las pelan pero si, por el contrario, tienen una infección en la que la carne se les deshace y se les cae dejarán de hacerlo en cuanto esto suceda.

zombies-28-dias-despues

4) Endemoniados: grandioso ejemplo el de Jaume Balagueró y Paco Plaza creado para la saga REC (2007/2009/2012). Dejando a un lado la innecesaria segunda parte, lo mejor del género creado en casa. Corren incluso siendo la escalofriante niña Medeiros.

5) Tipo de Zombie Maldito: serían esos brutales zombies nazis de la entretenidísima Dead Snow, de Tommy Wirkola (2009), que vuelven a la vida a causa de una maldición que tiene que ver con el oro del III Reich; o las encantadoras, sexis pero muy hambrientas y con muy mala hostia animadoras de All cheerleaders die, de Lucky McKee y Chris Sivertson (2013). También serían del tipo 100 metros lisos. Descartamos todas esas películas dedicadas al mito haitiano porque, aunque el muerto viviente moderno proceda de ahí, aquellos ni corrían ni daban miedo y/o risa.

6) Los retornados: serían los de la visionaria mini serie In the flesh, de Johny Campbell (2013); o los de la olvidable Memorias de un zombie adolescente, de Jonathan Levine (2013). No suelen correr y descartaríamos la maravillosa seria francesa Les Revenants, creada por Fabrice Gobert (2012), puesto que no son zombies al uso que se desvivan por un pedacito de carne humana.

Seguramente podríamos seguir citando ejemplos de tipos pero entonces empezaríamos a mezclar conceptos y nos liaríamos aún más. Únicamente voy añadir uno más a la lista porque es el que ha vuelto a poner al muerto viviente de actualidad.

7) Animales-zombies: serían las ovejas de la divertida pero con muchos altibajos narrativos Ovejas asesinas, de Jonathan King (2006); las ratas que causan la zombificación en la modesta  Mulberry street, de Jim Mickle (2006); o, la aún pendiente de estreno, Zombeavers, de Jordan Rubin (2014), castores muertos vivientes que al más puro estilo Pirañas 3D, de Alexandre Aja (2010), se van a ir cepillando uno a uno a un grupo de jóvenes que, al más puro estilo slasher, van a pasar un fin de semana a la cabaña en el bosque.

Lo dicho, hemos visto de todo tipo de zombie en estos últimos años, aparte de lo citado me dejo muchísimos otros: zombies concursantes de realities (Dead Set, de Charlie Brooker, 2008), cubanos (Juan de los muertos, de Alejandro Brugés, 2012), mal adaptados y sin sangre de por medio (World War Z, de Marc Forster, 2013), maravillosos e interminables (The walking dead,  basada en el grandioso cómic de Robert Kirkman), modestos y hechos con cuatro duros pero de gran resultado (Bite me, de Jarrett Lee Conaway, 2010-2012)… Podríamos continuar, la lista es larga e interminable.

Al parecer los animales-zombies y los retornados son los que, de momento, tienen más tirón pero esperemos que el de siempre, el de toda la vida, el que resucita porque sí sin ningún tipo de explicación y que devora sesos y cuerpos humanos allá por donde pasa, no desaparezca.

De momento nos contentaremos con ver a estos castorcillos zombies vestidos de punto en blanco para la recién terminada gala de los Oscars 2014.

zombeavers_oscars

Acerca de Antonio Garrido

Mira esto

Las escenas más eróticas del cine en 2017

Los desnudos en el cine son patrimonio de cuerpos femeninos y esbeltos, o casi, alguna …

No hay comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.