viernes , abril 27 2018
Home / Especiales / Películas españolas de bajo presupuesto que no deberías perderte. 2ª Parte

Películas españolas de bajo presupuesto que no deberías perderte. 2ª Parte

Los Ilusos es cine dentro del cine pero sin ninguna pretensión grandilocuente porque, al fin al cabo, la historia que se cuenta está ahí.

Quería volver a poner tres películas pero me ha sido imposible. He tenido la ocasión de volver a visionar Los Ilusos de Jonás Trueba y hay tantos elementos en esta obra de arte que prefiero destacarla como un aparte dentro de estos especiales de películas españolas de bajo presupuesto.

  • Los Ilusos (Jonás Trueba, 2013):

hay tantas cosas positivas en este filme que no sé por dónde empezar. Quizás, lo primero que tendría que saber el espectador es que esta película está totalmente autofinanciada y que su director no quiso tener distribución comercial. Él mismo paseaba la única copia de Los Ilusos por los festivales, filmotecas y cines que le invitaban a proyectarla. Esto de por sí ya es toda una declaración de intenciones.

Películas bajo presupuesto, Los Ilusos

Todo es tan artesanal que, cuando se visiona, lo que vemos es una historia de noventa y tres minutos repleta de vida. En Los Ilusos hay muchísimas referencias al cine, la literatura y la cultura popular, a veces en forma de homenaje y otras en forma de comparación crítica (las alusiones a la extinción que vivió el VHS son el ejemplo más claro).

El metalenguaje es tan real, tan transparente (así lo pretende y lo declara Jonás Trueba y, por supuesto, lo consigue) que hasta vemos las claquetas, los fallos de los actores, las pruebas de voz, etc. Los Ilusos es cine dentro del cine pero sin ninguna pretensión grandilocuente porque, al fin al cabo, la historia que se cuenta está ahí y todos los elementos meta no hacen sino que engrandecerla. Estos ingredientes metalingüísticos también sirven para criticar, comparar y generar ideas acerca del cambio que está viviendo el cine, de este modo consigue poner en tela de juicio el adecuado funcionamiento de la producción y la distribución actual.

Los Ilusos es una película que habla del cine en todas sus variables pero que, curiosamente, cuando habla de los que trabajan en él a un nivel más primario (guionistas, actrices, actores, directores…) acaban siendo los pasajes más cómicos y divertidos (véase las dos huidizas escenas de Javier Rebollo).

Jonás Trueba se ríe de sí mismo pero de una forma terriblemente natural y para nada distorsionada, incluso se atreve a introducir una breve escena de cine mudo haciendo alusión y crítica, una vez más, a la mutación digital que asola actualmente a las salas.

El pasaje más bello de Los Ilusos llega de mano de la maravillosa interpretación que regala Aura Garrido. En esa cita romántica las conversaciones entre una universitaria y un director novel son tan humanas como cotidianas, de nuevo, llenas de vida. El clímax de beso final es tan poético, tan de cine clásico que se nos pone el corazón en un puño y nuestra memoria retiniana nos hace viajar a decenas de referentes ya vistos.

A algunos les parecerá que no pasa nada en todo el largometraje pero si se esfuerzan verán que todo tiene su razón de ser y que la voz del director, que incluso se atreve a verbalizar narrando por encima de la interpretación del actor principal, es tan sincera, tan profunda, tan íntima y tan privada que acaba transformándose en algo inmensamente universal.

La mejor película española de bajo presupuesto del 2013.

Acerca de Antonio Garrido

Mira esto

Tráiler de The Defenders

15 series imprescindibles para el verano 2017

Estas son algunas de las series imprescindibles para el verano 2017, ¿Las vas a ver …

Un comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario