domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Nueva vida en Nueva York. Esperanzadora y positiva comedia francesa

Nueva vida en Nueva York. Esperanzadora y positiva comedia francesa

Después de Una casa de locos y Las muñecas rusas, Nueva vida en Nueva York cierra el círculo de una trilogía del director francés Cèdric klapisch.

Por fin podemos decir que una película refleja el difícil papel de los padres separados responsables de sus hijos, que a veces se ven forzados hacer verdaderos malabares para poder estar el mayor tiempo con ellos y ser parte importante de la educación. Los franceses son maestros en hacer comedias de realidades sociales, de cuestiones cotidianas sacando todo el jugo.

Nueva vida en Nueva York sigue en la línea de drama-comedia está vez como escenario de lujo La Gran Manzana.

Crítica de Nueva vida en Nueva York

Xavier (Romain Duris) es un escritor reconocido, que a sus cuarenta años y tras su separación se ve obligado a irse a vivir a Manhattan para poder estar con sus dos hijos de corta edad ya que su exmujer Wendy (Kelly Reilly) rehace su vida en la ciudad de los rascacielos. La historia cuenta la relación que tiene con su ex, sus hijos y de amistad con una amiga; Isabelle (Cécile de France) lesbiana y la pareja de esta, las personas que encuentra en la ciudad de las oportunidades y sobre todo con una antigua novia de su época de estudiantes de Erasmus en Barcelona, Martine (Audrey Tautou), todo un acicate que dará pie a una disparatada consecución de despropósitos.

Una película envolvente, llena de luz, dinámica, positiva y entusiasta. Cèdric klapisch sorprende en Nueva vida en Nueva York por el enfoque distinto que da de las mujeres que más bien las ha tratado como egoístas. Da el aspecto de ser todo idílico dentro del caos, quizás sea esa la clave de la frescura del trabajo del director francés, tiene tintes filosóficos con citas como las de un filósofo alemán que compara la vida con un bordado, dice “que hasta los cuarenta es como la parte delantera del bordado, está todo colocado y limpio, y a partir de los cuarenta es como la parte de detrás, se ven todos los entramados de los hilos”.

El metraje tiene un humor tímido para ser comedia, a pesar del matiz si es de esas que el espectador la ve como esas caritas de los iconos sonrientes. Es tierna y aborda el recurso del amor, rompe con los prejuicios y esteriotipo establecidos tanto de sociedad como de sexualidad, es una cinta optimista que hace pasar un rato muy agradable, sin estridencias. Hace hincapié en lo verdaderamente importante, lo que tiene valor. Es un alegato a la toma de decisiones que pueden cambiar el rumbo de nuestras vidas en la edad madura, al echo de reinventarse.

Nueva vida en Nueva York es esperanzadora y refleja muy bien los modelos de familia actuales que nos rodean, haciendo normal lo que puede parecer diferente. Aborda de manera suigéneris la crisis existencial de los que rondan la edad fatídica de los cuarenta, se aprecian las dudas y miedos que se tienen, las sensibilidades, la vulnerabilidad, el fracaso, buscando siempre algo que no existe… el espejismo. Ingredientes suficientes para hacer una película entretenida y que el espectador pase un buen rato.

Nueva-vida-en-Nueva-York-imagen-2

Los actores hacen un trabajo muy aceptable a excepción de Audrey Tautou, que se la nota demasiado encasillada. El atractivo actor Romain Duris con aire desenfadado y un tanto bohemio encarna muy bien al personaje entregado a sus hijos sin importarte demasiado lo que le rodea o las consecuencias, con el único fin de estar con ellos y educarlos en sus convicciones.

El guión de Nueva vida en Nueva York está orientado a un determinado público que se puede sentir muy identificado con las vivencias de todos los personajes. Es romántica pero no empalaga, quizás este llevado todo al extremo pero no hace mella en el guión que sin ser pretencioso recuerda un poco a los líos de las comedias españolas.

Una Crítica de Antonio Arenas.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.