domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Enemy. O la amas o la odias

Crítica de Enemy. O la amas o la odias

Otra propuesta de coproducción española que se presentó la semana pasada, un thriller psicológico de Denis Villeneuve que dará para muchos debates.

Enemy además es de esas películas que o la amas o la odias, ya la hayas entendido o no.

En Enemy Adam (Jake Gyllenhaal) es un profesor de historia que tiene una vida muy normal, sus clases y su novia, poco más. Un buen día un compañero de trabajo le recomiendo una película y ahí descubre que uno de los actores es idéntico a él. A partir de ahí su vida dará un vuelco pues se obsesiona por encontrar a esa persona. Adam comienza una lucha consigo mismo, por encontrar su propia identidad personal tan diferente a ese actor que parece ser él, pero que después de una pequeña investigación no es nadie de su familia por muy parecido que sea. ¿Una jugada del destino o de la mente?

Crítica de Enemy

Todo un pulso al intelecto, a la imaginación y al poder de la mente, con un guión que a medida que avanza se va complicando de tal manera que uno tiene que ir cogiendo pistas de aquí y de allá, eso sí muy sutiles, para armar un rompecabezas mental que puede dar lugar a muchas interpretaciones.

En Enemy, dilucidar lo que hay de fondo es complicado, pues la mente humana, es difícil de descifrar, pero sí que es verdad que en el fondo a uno le queda la sensación de que ambas vidas se entrecruzan en un momento determinado y por una razón concreta, o es meramente una encrucijada emocional en uno de los personajes que no deja salir sus miedos ante la vida y sus adversidades.

Enemy es una adaptación libre de la obra de Saramago, El hombre duplicado, aunque la película y su enrevesamiento me gustó, sin sacar una conclusión concreta al respecto, sólo la necesidad del ser humano de ser comprendido, he de reconocer que me entusiasmo mucho más la anterior película de su director, Denis Villeneuve, Prisioneros.

Jake-Gyllenhaal-Mélanie-Laurent-Enemy

Digamos que estos noventa minutos de Enemy se me hicieron mucho más intensos a la par que ininteligibles por momentos, meramente dejándome llevar por la historia sin encontrar sentido a mucho de lo expuesto. Eso sí el director es un experto en mantener la tensión en el espectador.

Jake Gyllenhaal parece que se va a convertir en uno de esos actores que interpreta papeles que para nada nos dejan indiferentes pero sí nos hacen reflexionar y darle vueltas a los guiones, al igual que aquí en Enemy, algo parecido le ocurre en Código Fuente, nada es lo que parece, al menos a primera vista, luego lo de siempre la imaginación al poder de cada uno.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.