domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica The Amazing Spiderman 2: El poder de Electro. Más no es mejor

Crítica The Amazing Spiderman 2: El poder de Electro. Más no es mejor

Se estrena este jueves 17 de abril en las carteleras de cine españolas la esperada secuela del superhéroe arácnido de Marvel.

The Amazing Spiderman 2: El poder de Electro vuelve a estar dirigida por Marc Webb y protagonizada por Andrew Garfield como Peter Parker (Spiderman) y Emma Stone (Gwen Stacy).

La historia arranca donde nos dejó la primera entrega, con un Peter Parker que continúa luchando contra el crimen mientras mantiene una relación intermitente con Gwen, debido a la promesa que le hizo a su padre de que se alejaría de ella.

Crítica de The Amazing Spiderman 2

Spiderman empieza a ser querido por los neoyorkinos y respetado por los policías, pero surgirán tres villanos (Electro, Duende Verde y Rhino) que pondrán patas arriba su mundo, y pondrán a prueba sus poderes.

Marc Webb sigue tejiendo con audacia su visión del universo de Spiderman, pilotándolo alrededor de la relación entre sus protagonistas. Junto a esto, la idea de Oscorp como fábrica de villanos de este reboot del personaje sigue cobrando fuerza, e incorporando enemigos para la causa. Pero, a pesar de las expectativas y de la idea de ver a nuevos enemigos por adaptar en la pantalla grande, sigue siendo excesivo plantear una película con tres villanos en acción, sin contar los que se presentan de forma indirecta o se insinúan. Parece ser que Webb no ha visto Spiderman 3, ó si la ha visto no ha querido darse cuenta que introducir tres villanos en una película de superhéroe desestabiliza la ecuación, reduciendo el impacto de los enemigos y saturando las escenas de acción.

Y esto último es precisamente lo que se echa en falta en The Amazing Spiderman 2, ya que de los tres villanos y sus enfrentamientos con Spidey, sólo hay una que realmente destaca, y es la presentación de Electro en Times Square.

Marc Webb y Sam Raimi trabajan de forma muy diferente, donde el anterior inquilino en las adaptaciones de Sony del superhéroe de Marvel acertaba en las escenas de acción y en los toques de comedia, pero naufragaba en las interacciones y construcción de los personajes. Sin embargo, Webb acierta en su reparto, ya que todos mejoran en sus roles (incluido el nuevo Harry Osborn, que da mil vueltas a James Franco) y consigue que sus relaciones sean muchísimo más fluidas y realistas, con unos diálogos entre Peter y Gwen que da gusto verlos.

Pero en lo que falla Webb es en las escenas de acción, que aunque espectaculares adolecen de la espectacularidad y coreografía (y duración) que Spiderman merece. Porque tres villanos son muchos, y el trato que se les da finalmente resulta indignante después de las expectativas generadas.

The-amazing-spider-man-2-electro

Realmente, The Amazing Spiderman 2 es mejor que su antecesora, no sólo porque no consume hora y media en presentar unos personajes que ya tenían tres películas estrenadas previamente; sino porque las escenas de Peter y Spiderman son más dinámicas y flexibles, y la estructura y agilidad de las escenas hubiera dado para quedarse sentado 5 horas y que se hubieran pasado volando.

Pero la película tiene un gran problema que ella misma ha sembrado, y son las grandes esperanzas depositadas en ella en base a sus tráileres y adelantos, así como abusar de personajes y no potenciar un número más pequeño, lo que hubiera conseguido producir una película menos espectacular en el cartel pero más satisfactoria para los fans del personaje.

Lo mejor: La arriesgada propuesta de Marc Webb, unos diálogos sublimes y alejados de las frases manidas de las cintas de superhéroes; y, ante todo, descubrir que más que una secuela forzada, es una pieza más de un universo mucho más grande construido película a película.

Lo peor: Que los tres villanos se entorpecen entre ellos y restan importancia a unos enemigos que hubiesen servido plenamente para tener su propio film en solitario. Se echa en falta más escenas de acción, porque medios (y ganas) había.

Nota: 7,5

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

 

 

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.