jueves , diciembre 13 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Tren de noche a Lisboa. Jeremy Irons y el cine intimista

Crítica de Tren de noche a Lisboa. Jeremy Irons y el cine intimista

El pasado día 16 llegó a nuestras carteleras Tren de noche a Lisboa de Bille August, basado en el bestseller de Pascal Mercier Tren nocturno a Lisboa.

Está interpretada por el polifacético Jeremy Irons.

Raimund Gregorius (Jeremy Irons), profesor suizo de lenguas muertas, una mañana cualquiera de camino a su trabajo tiene ese momento de héroe que cualquier persona quisiera tener, salva la vida de un joven misteriosa de gabardina roja cuando iba a saltar desde un puente.

Crítica de Tren de noche a Lisboa

Lo que no sabe que ese cruce con esta joven cambiará su vida, ya que quedará en su poder una novela portuguesa que le interesará tanto, que le hará abandonar su ciudad y su trabajo y lanzarse en busca de una historia que le atrae desde la primera línea.

El responsable de ese libro era Amadeu de Prado, un doctor y poeta que estuvo en la resistencia contra el dictador portugués Antonio de Oliveira Salazar, y ahí en sus vivencias Raimund buscará encontrarse así mismo y a la vida.

El destino, la inercia, el desenfreno y la locura parecerían detonantes totales y absolutos para que alguien tomase una decisión como la que aquí toma el personaje en Tren de noche a Lisboa, pero incluso puede que la temática sea más profunda en sí, el encontrarse así mismo, pues su rutina le ahoga, aunque no lo diga, su semblante lo demuestra.

El cruce de caminos con la gente es un hilo conductor que los guionistas han hilado muy bien en Tren de noche a Lisboa, pues no sólo vemos como el personaje al que interpreta Jeremy Irons se deja llevar desde el primer momento, cual impulso repentino con la chica de la gabardina roja, sino que aparece en el resto de la cinta, pues tirando de un hilo y de otro por medio del libro, los personajes se van mezclando y conociendo por medio de flashback en la mente del protagonista principal, por boca de los narradores que le trasmiten lo vivido a la época a la que quiere remontarse para conocer más a ese poeta que tanto le ha influido.

En el recorrido que se hace por todos los personas que aparecen en ese libro vemos como se refleja en el presente lo que el pasado ha marcado sus vidas, cambiando su rumbo y dejando huellas que nadie puede borrar y secretos que si se desvelan, todavía duelen, y ahí es donde vemos como la actualidad del protagonista busca reconfortarse, pues necesita un refugio donde olvidar, y comenzar de nuevo.

foto-tren-de-noche-a-lisboa-2

El personaje de Jeremy Irons requiere de una interpretación intimista, y no dudéis que el actor lo consigue y de largo, es el tipo de papel que le va como anillo al dedo, dando toda su experiencia en pantalla y trasmitiendo como nadie. Además si lo acompañamos de una buena ambientación de la ciudad y de la música adecuada, ya lo tenemos todo hecho.

Pero como nada puede ser perfecto en esta vida, hay algo que a medida que pasaba el metraje estaba constantemente sacándome de la trama principal, y no era otra cosa, que toda la película esté rodada en inglés, cuando nos centramos en una historia de años atrás sucedida completamente en Portugal y que para más inri se está volviendo a evocar en la misma ciudad, por lo que hubiera agradecido que todas aquellas conversaciones del pasado se hubieran realizado en el idioma natal, para dotar a la cinta de más realismo, aún así Tren de noche a Lisboa es una película recomendable.

No es la primera vez, que director Bille August y actor Jeremy Irons trabajan juntos ya lo hicieron en La casa de los espíritus y eso se nota, sacando lo mejor del actor en cada escena, y de vez en cuando rememorando los trabajos más pausados del actor, que para mi gusto es su mejor faceta.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.