viernes , diciembre 14 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Matar a un ruiseñor. Una de las mejores películas de la historia

Crítica de Matar a un ruiseñor. Una de las mejores películas de la historia

Matar a un ruiseñor es una película dirigida por Robert Mulligan en el año 1962 protagonizada por Gregory Peck, Mary Badham, Philip Alford, James Anderson entre otros.

La película narra la historia de Atticus Finch, abogado, que acepta ocuparse de la defensa de un campesino negro acusado de violar a una mujer blanca, a pesar de las opiniones negativas él decide seguir adelante.

Matar a un ruiseñor es quizá una de las mejores películas dotada de una narrativa sencillamente brutal, cargada de una dulce inocencia y expresando de una manera directa el racismo presente en la sociedad de entonces.

Crítica de Matar a un ruiseñor

Gregory Peck posiblemente en uno de sus mejores papeles (esto es decir mucho de alguien que ha actuado en algunas películas como Vacaciones en Roma, Duelo al sol, Los cañones de Navarone, el cabo del miedo entre muchísimas otras) haciendo en este film el papel de un abogado que a pesar de que la gente de la ciudad no quiere que defienda a Tom Robinson, Atticus de acuerdo con sus principios sigue adelante con el caso.

Si hay algo que caracteriza a Atticus Finch, aparte de sus indudables principios es su magistral clase como la escena en la que es escupido y él sin perder las formas en ningún momento saca un pañuelo, se limpia y se marcha

Los niños, especialmente Scout otorgan esa inocencia a la película, un gran momento es el diálogo que mantiene Atticus con su hija, un dialogo cargado de una gran sabiduría “Nunca conoces a alguien hasta que has cogido sus zapatos y has caminado con ellos”

matar-a-un-ruiseñor-gregory-peck-imagen

La música que acompaña al film es sencillamente magnífica, véase la escena en la que los niños son atacados en el bosque que sirve como un complemento genial a la película.

Matar a un ruiseñor supone el debut de un actor que ha actuado en varias películas, El padrino I y II, Apocalypse now entre otras ese es Robert Duvall en el papel de Boo Radley que sin decir ni una sola palabra durante lo que aparece en el metraje consigue una grandísima interpretación, casi hipnótica que hace que te quedes pegado a la pantalla.

En definitiva, Matar a un ruiseñor es una gran película que dotada de una gran inocencia por parte de los niños abordando temas como el racismo, solamente por el debut de Robert Duvall y su interpretación merece la pena su visionado.

 

Acerca de Rafael Sánchez García

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.