martes , diciembre 11 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Pompeya. Las comparaciones son odiosas

Crítica de Pompeya. Las comparaciones son odiosas

Paul W.S. Anderson el director que ha llevado a la gran pantalla toda la saga de Resident Evil, ahora nos sorprende con una propuesta de corte clásico.

La película Pompeya llegó a nuestras carteleras de cine este viernes 25 de abril.

Milo (Kit Harington), ha perdido a su familia de mano de los romanos, y ahora se ve convertido en un gladiador. Cuando llega a Pompeya tiene dos grandes satisfacciones, la primera enamorarse de la joven Cassia (Emily Browning), y ver de nuevo a las personas que le arrancaron a su familia de su lado, por lo que ve la venganza está más cercana para él.

Crítica de la película Pompeya

El corrupto senador Corvus (Kiefer Sutherland), se convierte por partido doble en su enemigo, por quererse casar con su amada a la fuerza y por ser el responsable de la matanza de su pueblo. Todo esto se complica cuando la ciudad de Pompeya se ve amenazada por la erupción del volcán Vesubio. Dos guerras entraran en combate la humana y la natural y los jóvenes amantes intentarán surcar estos obstáculos.

Aunque hay que reconocer que la película Pompeya no comienza mal del todo, introduciéndonos en las vidas de los protagonistas principales, con su pasado y en el presente, todo ese tono nostálgico del cine de época se diluye a la voz de ya, cuando la metamorfosis que se crea en el guión te remonta en mente y visión a películas ya visionadas y además mucho mejores.

No es meramente que uno no se crea lo que está viendo, pues los diálogos son tan dispares a la época que se recrea, en el fondo lo que más se echa de menos es el hecho de sentirse atraído por alguno de los personajes, no hay ninguno que resulte carismático ni atrayente. Todo lo contrario el espectador se distancia de la trama en sí, justo cuando llega la parte más interesante, la acción y donde los efectos especiales deberían ser más sorprendentes, pero que finalmente pasan desapercibidos.

Que visualmente no está mal, nadie lo va a negar, pero a estas alturas de las tecnologías que tenemos, queda ya muy poco por resaltar, y aquí el hecho que se integre el 3D no ofrece nada nuevo, todo lo que ocurre en pantalla son similitudes y calcos de otras películas a las cuales será difícil que la película Pompeya de Paul W.S. Anderson alcance por muchos aspectos.

Pompeya 2014 Pelicula 2

La vida de este esclavo que aquí se narra se parece tanto a la de Gladiator, que finalmente, acabas con las comparaciones odiosas y como no, esta nueva cinta sale perdiendo no tiene enganche. La historia de amor que se intenta crear hace aguas, no es creíble, tanto por las actuaciones un tanto lineales, y otra vez por lo mismo, falta ímpetu y sostenibilidad en los diálogos. No sé si esto puede ser debido al doblaje, pero he decir que salí de la sala muy defrauda por ese vocabulario utilizado que para nada se sostiene en la época en que se centra la trama.

Además no hubiera estado de más que esta cinta, Pompeya hubiera sido estrenada  en plena Semana Santa, pues durante un tramo uno se traslada a la mítica Ben Hur.

Sé que muchos pensaréis que esta cinta solo pretende entretener con un guión de aventuras, y no digo yo que no, que pasar el rato se pasa. Pero también es verdad que tampoco cuesta tanto, digo yo, el mantener la historia y la época para creerse un poco lo que se está viendo, y trasladarse con el cine, a un mundo irreal pero creíble, algo que aquí no ocurre.

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.