domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Tarzán. El rey de la selva en horas bajas

Crítica de Tarzán. El rey de la selva en horas bajas

La pretenciosidad de su animación unida a una historia plana y sin pizca de chispa convierten a esta película en una aventura completamente prescindible.

Tarzán no necesitaba de ningún reinicio y menos si el resultado es tan sumamente aburrido como este.

Crítica de Tarzán

El rey de los monos ha tenido mejores experiencias en la gran pantalla, los de mi generación recordamos con especial cariño aquellas aventuras protagonizadas por Johnny Weissmuller, que sin ser la panacea, aprovechaban con elegancia su condición de entretenimiento palomitero para presentar a un Tarzán, más o menos creible, con el que se terminaba empatizando. Sus secuelas fueron perdiendo fuerza con el paso del tiempo, pero aún así conservaban algo de la magia inicial.

Tras el paso de los años y decenas de subproductos de serie B con los que desgastar la imagen de este superhéroe selvático, en 1984, Hugh Hudson lo intentaba con Greystoke, la leyenda de Tarzán, un intento que pese a su reparto estelar no lograba ocupar un hueco preferente en nuestra memoria cinéfila.

Pero entonces llegó Disney

En 1999 sería Disney, de la mano de Kevin Lima y Chris Buck, la que se encargaría de devolver el esplendor a Tarzán, con una notable apuesta animada repleta de grandes momentos, que además contaba con con una banda sonora inolvidable.

Y llegado este momento es cuando decimos aquello de que las comparaciones son odiosas. Si la animación Disney, de claro aire infantil, le sentaba como anillo al dedo a nuestro héroe, este intento alemán de resucitar a Tarzán fracasa tanto en su guión, plano y poco efectivista, como en su animación, pretenciosa y falta de chispa, dónde los personajes tiene menos vida que un gato de escayola.

En el transcurso de una expedición a la jungla del contienete africano, John Greystoke y su esposa fallecen en un repentino accidente de helicóptero. Su hijo pequeño al que apodan cariñosamente Tarzán, será el único superviviente.

Tarzán será adoptado por un grupo de gorilas que lo acogen como si fuera uno más de la manada. El muchacho aprenderá las leyes de la selva sin contacto alguno con otros seres humanos hasta que convertido en un apuesto adulto conocerá a la hermosa Jane.

tarzan-critica-cineralia

Poco importa el resto de la trama, aburrida y con poco fundamento, esta nueva versión de Tarzán naufraga en su intento de resultar medianamente interesante, convertida en una mediocre propuesta solo apta para fanáticos del Rey de los monos. Si además tenemos que sufrir una voz en off demasiado torpe y explicativa el aburrimiento está garantizado.

Lo mejor: Que dure solo 94 minutos, podía ser peor.

Lo peor: Ese Tarzán depilado y con aire de Stripper tiene menos credibilidad que el Conde Drácula de Chiquito de la Calzada.

Nota: 3,5.

Acerca de Rafael Calderón

Crítico de cine, Director y Redactor jefe en Cineralia. Admito que soy un enamorado del séptimo arte que no duda en recordar que como dijo aquel, "Nadie es perfecto"

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.