lunes , abril 23 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de La entrega. Modesto thriller con un guión bien engrasado

Crítica de La entrega. Modesto thriller con un guión bien engrasado

Ya está en las carteleras españolas la última película de Michael R. Roskam, cuyo debut en Hollywood ha conseguido arrancar aplausos en el Festival de San Sebastián.

Nosotros pudimos ver La entrega en el preestreno organizado por nuestros amigos de Sensacine.

Pero no sólo eso, sino que La entrega ha conseguido arrancar grandes actuaciones de los miembros del reparto, en especial las de un James Galdolfini (Los Soprano) que finalmente nos ha mostrado su última interpretación. Así como un Tom Hardy que no sólo ha asegurado que dejará de hacer comedias románticas, sino que se perfila como uno de los grandes talentos del futuro de la industria americana. Esto es debido a que el actor británico llevaba una carrera lenta que está a punto de estallar y llevarle a lo más alto. Hardy es capaz de bordarte un papel de películas de bajo presupuesto y alejadas de lo comercial, ya sea en ésta como en Locke; o también demostrar su talento en blockbusters, como ya hizo en Origen y El Caballero Oscuro: La leyenda renace.

Crítica de La entrega

En esta ocasión, Hardy es un enigmático y solitario camarero del barrio de Brooklyn que rescata a un cachorro de un cubo de basura. Con la ayuda de una vecina, interpretada por Noomi Rapace (Prometheus), no sólo curará las heridas del perro, sino que aprenderá a cuidar de él. Pero sus problemas comenzarán cuando el dueño del perro, un psicópata del barrio con antecedentes, empiece a chantajearle y amenazarle con matarle. Sin saberlo, también tendrá que lidiar con una conspiración criminal que se producirá en el bar donde trabaja, mientras que la Policía le considerará a él y a su jefe (Gandolfini) como culpables.

El realizador Michael R. Roskam debuta en Estados Unidos con La entrega que ejecuta un engrasado guión de Dennis Lehane, el cual adapta su propio trabajo. Con un guión realista y una trama bien fundamentada, el responsable de Mystic River y Shutter Island nos presenta un trabajo más pausado y con personajes más herméticos, todo ello en una trama en la que parece que no pasa nada, pero que sin embargo te va dando todos los ingredientes para que comprendas su final.

Pero si este dramático, y en ocasiones demasiado lento, thriller funciona es gracias a las poderosas actuaciones de su trío protagonista. El temple de la actuación de Hardy produce en el espectador un desasosiego cuando por fin comprende la naturaleza de su personaje, cuando conoce a este camarero callado e inteligente con el que empatizaremos en los primeros tramos de la cinta la mayoría de los espectadores.

Gracias a la combinación de estas actuaciones y a la labor de Roskam y Lehane, nos encontramos ante un thriller de mafiosos y atracos que mira más allá del golpe y de la acción y que se centra totalmente en los personajes, diseccionándolos. No es una película sencilla ni destinada a los que buscan cintas ligeras de digestión rápida, pero su complejidad se agradece, ya que transmite más de lo que insinúa, muestra más de los que parece que se propone.

Es una lástima que Gandolfini nos haya dejado, pero ha conseguido despedirse con una interpretación excelente, propia de los más grandes. Porque La entrega se debe a sus personajes, y éstos están a la altura de una historia oscura, violenta y tan cruda como la pura realidad.

Lo peor: Que más de uno no tenga paciencia hasta sumergirse en la atmósfera que presenta este modesto pero complejo thriller.

Lo mejor: Las interpretaciones de Hardy, Gandolfini y Rapace. En ese orden.

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16

Acerca de Eduardo Quintana

Mira esto

Crítica de Campeones

Crítica de Campeones. Gracias Fesser, el mundo necesita películas así

Me siento en deuda con Javier Fesser, su mejor trabajo hasta la fecha destila honestidad, …

2 comentarios

  1. Pingback: La entrega

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario