domingo , diciembre 16 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Perdida. Nada es lo que parece, ¿o sí?

Crítica de Perdida. Nada es lo que parece, ¿o sí?

Lo bueno del cine y todo lo que le rodea, es que por mucho que uno espere de alguien, en esta ocasión me refiero a un director, siempre vaya mucho más allá y te vuelva a sorprender gratamente.

No es otro que David Fincher, que ha adaptado espectacularmente la novela Perdida de Gillian Flynn, quien ha llevado a cabo también el guión y se nota en el trabajo final.

Nick Dunne (Ben Affleck) y Amy (Rosamund Pike) son una pareja de ex escritores que justo cumplen cinco años de casado. El esa misma mañana va a su negocio familiar, dónde recibe una llamada alertándole de algo acontecido en su casa, cuando llega se encuentra la casa abierta y su mujer desaparecida. La celebración de su aniversario se convierte en drama, y debe denunciar el hecho a la policía, quien comienza su investigación. De aquí en adelante todo el mundo puede ser sospechoso, aunque siempre hay alguien que es más candidato.

Crítica de Perdida

Fincher es un director que cambie o no de género cinematográfico, hay algo implícito en su trabajo, buscar mucho más de la superficialidad de los protagonistas ahondar en el interior, indaga por todos sus puntos débiles, para dar con la parte positiva y negativa de cada uno de ellos, eso sí lo hace de una forma muy sutil utilizando mucho los gestos, la cámara persigue a los actores buscando su mejor registro y así decir con la mirada lo que el texto contiene.

Cuando el metraje está casi comenzando uno puede que no de crédito a lo que está viendo, pensando que todo lo que sucede es un simple drama de desaparición y poco más, pero en breve uno se da cuenta como en Perdida el director ha jugado con el espectador y le ha llevado por donde ha querido hasta que le ve inmerso en una historia profunda, muy retorcida por momentos pero inquietante y poderosa en su contenido.

Perdida es simplemente explosiva, una cinta llena de visiones, que te hace cambiar de parecer con respecto a lo que va sucediendo, con unos giros y vuelcos espectaculares. Mantener al espectador totalmente expectante durante dos horas y media de metraje y que se le haga corta la trama, eso solo lo puede conseguir un grande, y aquí lo ha conseguido. Una historia compleja, bien narrada y filmada que te engancha desde la primera frase.

Uno puede pensar que el director se ha centrado meramente en la historia que hay en ese matrimonio, pero no ha ido mucho más, ha rebuscado en todo lo que rodea un suceso así, la policía, los medios de comunicación, las amistades peligrosas y no tantas, y desnudar a los protagonistas capa a capa, sacando lo que esconden en cada momento. Para mí, en cierta manera, la película son tres en una, se viven tres situaciones en el desarrollo del film que se pueden separar, pero solo os daréis cuenta si la veis, pues si cuento algo más, sería un spoiler en toda regla.

Además queda implícito en todo momento la narración de lo que aquí en Perdida significa el matrimonio pero hay que llegar al tramo final, para que en una sola frase de la actriz protagonista lo defina impecablemente y se pueda extrapolar a lo cotidiano, por lo tanto nos damos cuenta que en todo momento muy finamente David Fincher ha metido en su guión, en este caso Gillian Flynn, la definición del ser humano en sí, aunque ya sabemos que no se puede generalizar.

perdida-david-fincher-imagen

La ambientación es magnífica, un thriller que tiene sus grandes toques de intriga, con una narración impecable con la voz en off (por cierto más que recomendable verla en versión original, estoy segura que doblada perderá valor), sin perder unos leves toques cómicos que resaltan más el contraste del drama que hay de fondo. Y para empacar todo tenemos la música que rodea el conjunto de imagen hipnótica y texto perturbador, y que te envuelve más en esa atmosfera turbia de todo lo que se remueve en la cinta.

Personalmente no soy gran seguidora de Ben Affleck, le prefiero más en su faceta de director, pero aquí he de reconocer que me ha sorprendido, un papel sombrío, que debe aparentar una situación extrema, y que lo consigue, te sorprende y trasmite. Pero ojo que quien destaca sobre todo es Rosamund Pike, con una mirada poderosa, un papel difícil de llevar, inquietante y sobre todo hay que decir, que finalmente, uno saca en conclusión que nada es lo que parece, ¿o sí?

4
Sending
User Review
4 (1 vote)

Acerca de Susana Peral

Mira esto

Bohemian Rhapsody 1

Crítica de Bohemian Rhapsody. Una visión superficial de Freddie Mercury

Gran parte de los biopics cinematográficos suelen tener el mismo problema: abarcar demasiados aspectos de …

No hay comentarios

  1. Pingback: Perdida

  2. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.