lunes , octubre 15 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Hellion (2014)

Crítica de Hellion (2014)

Hellion es un drama indie y grunge dirigido por la primeriza Kat Candler. En sus actuaciones, destacamos las de Aaron Paul y el jovencísimo y también debutante Josh Wiggins.

Hellion no inventa nada nuevo. Tampoco pretende hacerlo. Es otra historia más sobre violencia juvenil y familias rotas, todo ello comprimido y contextualizado en un entorno hostil. Y es que no se requieren unas minas antipersona, un puñado de granadas y un conflicto armado para alterar negativamente la adolescencia y el crecimiento de nuestro mayor y principal bien: los niños.

La teoría de las ventanas rotas. Esta teoría enuncia que si un pequeño detalle como el de una ventana rota en un vecindario o edificio no se repara, fomentará que se rompan más ventanas para de alguna forma buscar la armonía que se rompió al mismo tiempo que esa ventana. Hellion está repleta de ventanas rotas. De detalles que no se cuidan y escapan de la mano de nuestros protagonistas. Y son precisamente los que terminan configurando quién son y qué hacen. Los personajes al igual que en todas las regiones geográficas, nacen con un sino predeterminado y muy difícil de cambiar. Reflexión y desasosiego, a escena.

Por ese trasfondo, una dirección emotiva (acorde con el género femenino de su directora) y dos grandes interpretaciones (Paul y Wiggins), Hellion es una película recomendable de ver. Un viaje que aunque ya conozcamos no tiene porque dejar de ser menos disfrutable con los acompañantes adecuados.

Nota: 6,5

Acerca de Sergio G. Arias

Estudiante de Periodismo. Pienso, luego escribo. Colaborador en https://www.cineralia.com/ y Redactor en http://www.elfutbolesinjusto.com/ y http://www.loslunesseriefilos.com/

Mira esto

Crítica de El capitán

Si en estos momentos está en marcha el festival de San Sebastián en la pasada …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.