jueves , julio 19 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Coherence. El ser humano duplicado

Crítica de Coherence. El ser humano duplicado

James Ward Byrkit nos enfrenta a nuestras propias y caducas versiones en este brillante film fantástico.

Coherence.

Siempre tenemos la sospecha de que ya no somos como antes, que la vida nos ha transformado, que las experiencias nos van amoldando hacia otra representación de uno mismo. También vemos a los demás de forma diferente, añadiendo a su propia evolución el cambio en nuestra percepción sobre ellos. Si el tiempo nos cambia, la persona de hoy ya no es la de hace 10 años, ni la que será dentro de dos. Cómo no son iguales las personas con las que convivimos; ni nuestra relación con ellos, sean amigos, parejas o familia. No se trata de si somos mejores o peores, se trata sencillamente que nos somos los mismos, que lo que fuimos y lo que seremos no es más que una representación de nosotros, no nosotros. El nosotros, el yo, es un continuo producto caduco.

Portada de Coherence

¿Qué pasaría, entonces, si por un momento, tuvieramos que convivir con las diferentes versiones de uno mismo? ¿Cómo reaccionaríamos si tuvieron la posiblidad de ver por una ventana a mi yo tranquilo, al desesperado, al combativo, al impaciente, al atrevido? Supongo que nos emborronaría algo más nuestra propia percepción y la de nuestro entorno.

No sé si en Coherence James Ward Byrkit buscaba definir o denunciar la fragilidad y cambiante condición humana pero, a través de su inteligente trama, consigue no sólo ofrecernos un ejercicio de estilo impecable, un columpio balanceante de tensión dramática, una buena muestra de cómo se dosifica la información, de cómo se logra un perfecto equilibrio rítmico y de cómo atornillar ajustadísimas interpretaciones, no; no sólo eso, nos deja sobre la mesa un film que nos hace pensar sobre lo que, quizá, he martilleado vuestra cabeza en el inicio de esta crítica.

Coherence es el título de esta agradable sorpresa porque no es habitual que una película, con modestas pretensiones, consiga contestar bien todas las preguntas del exámen que debe superar una buena película.

El ser humano es cambiante y la coherencia de la vida quizá resida en poder llegar a mirar, cara a cara, a nuestras diferentes versiones. Bendito cometa.

Lo mejor: Su deseo de resultar metafórica y su perfecto engranaje

Lo peor: Que pase inadvertida

Acerca de Juan Pablo Beas

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.