domingo , julio 22 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de Los pingüinos de Madagascar. Una agradable sorpresa

Crítica de Los pingüinos de Madagascar. Una agradable sorpresa

Una película animada que ofrece mucho más de lo que en un primer momento parecía indicar.

Los Pingüinos de Madagascar.

Los pingüinos a los que conocimos en Madagascar tuvieron un pasado y tendrán un futuro. Alejados del león, la cebra, el jirafa y la hipopótamo, los pequeños de esmoquin se disponen a demostrar que ellos también merecen su propia película. Tras un comienzo en el que se nos presenta su infancia (en una escena genial), nos llevan al circo. Este no es más que el punto de partida de su nueva aventura, en la que conocerán a un viejo enemigo que ellos desconocían que tenían.

Crítica de Los Pingüinos de Madagascar

Una película que, desde fuera, podía parecer un mero producto con el que hacer caja, pero que resulta de lo más sorprendente. La historia en sí no es arriesgada, pero los personajes son muy agradables, graciosos y en ningún momento son desagradables. En Los Pingüinos de Madagascar las bromas no se hacen cansinas, sino simpáticas y los chisten funcionan, casi todos, de maravilla. Por supuesto está mucho más enfocado a los niños, pero es muy agradable para el público adulto. No se hace larga, lenta, ni obvia, menos en su lección final que, por si no se entendiese se dice en una frase, así, sin intentar esconderla ni motivar que se piense; se da bien “mascadita”. Quizás, en un primer momento, buscase de forma directa una audiencia más infantil, a la que llega a la perfección, pero no ha tenido que sacrificar al sector más adulto.

Poco se puede decir en realidad sobre la dirección de Los Pingüinos de Madagascar. Es útil y sabe hacer bien cambios entre escenas aprovechando la animación. No es una traba ni consigue sumar muchos puntos a la película. Todo se queda resumido en una dos palabras: dirección correcta.

El guion de Los Pingüinos de Madagascar es espléndido, aunque le falta atrevimiento en la historia. Así como en la saga Como Entrenar a tu Dragón se han arriesgado con decisiones argumentales, en Los Pingüinos de Madagascar nos encontramos “otra película de animación”. Resulta ocurrente la idea de un antiguo pero desconocido villano o la forma en que se introducen nuevos personajes, pero aún así, la historia general no escapa de lo común. El punto fuerte son las conversaciones y frases de los protagonista. Todos ellos están muy bien definidos y son de lo más simpáticos. Crean un buen ambiente muy contagioso y de lo más creíble.

Los Pingüinos de Madagascar es una comedia de animación no muy atrevida pero sí muy efectiva. Graciosa, apta por completo para los más pequeños, y muy divertida para todos los que vayan a verla. No se hace pesada en ningún momento. Sus personajes no suponen ningún gran descubrimiento, ya que son viejos conocidos de la saga Madagascar, pero son aún más graciosos que en las anteriores cintas. No se les queda grande una película entera para ellos e incluso apetece una segunda ración.

Poco antes de terminar acontece algo que incluso daría lugar a una curiosa continuación, pese a ello, quizás lo que más se le puede echar en cara a la película, es cómo se resuelve ese acontecimiento al final del todo.

Lo mejor: Los personajes y los diálogos

Lo peor: El escaso atrevimiento en la trama de la película

Acerca de Cano Ballesteros

Entre libros y pantallas floreció la esperanza

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

3 comentarios

  1. Skipperpingüino (@Skipperpinguin)

    Es la mejor película que pueda existir, y claro que deja ganas de una secuela

  2. Grata sorpresa? Esta película me dio tanta pena, es mala y con unas ganas…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.