viernes , septiembre 22 2017
Home / Críticas de cine / Crítica de Interstellar: El matrimonio entre números y letras

Crítica de Interstellar: El matrimonio entre números y letras

La película es la unión matrimonial entre Ciencias y Humanidades oficiado por el siempre sobresaliente Christopher Nolan.

En el siglo VIII a.c. el poeta griego Homero, escribió el boceto de lo que 2800 años más tarde sería Interstellar. La Odisea narra en clave de poema épico el regreso a casa de Ulises, un héroe que volvía tras 10 años batallando en la Guerra de Troya y tardaría 10 más en pisar su amada Ítaca.  Interstellar narra otro viaje épico pero adaptado a los tiempos contemporáneos. El leivmotiv es el de tantos otros blockbusters como Armageddon y, de hecho, el afamado director Christopher Nolan juega al engaño en el trailer de su última obra.

Interstellar

 

A priori parece la historia que hemos oído cientos de veces. Pero cual Gabriel García Márquez con la crónica de aquel naufragio, Nolan es capaz de ofrecernos una inédita visión de la arquetípica odisea espacial en busca de la salvación para toda la Humanidad.

Interstellar le da varias vueltas más al tornillo de su flamante nave intergaláctica y a raíz de ese gesto la película crece exponencialmente. Nolan logra conciliar lo cuantificable con lo incuantificable. Los números con las letras. El calor humano con la fría lógica. Lo emotivo con lo racional. Interestellar es la celebración del matrimonio entre las siempre enfrentadas disciplinas de Ciencias y Humanidades. Y es que el film logra captar tanto la importancia de materias tan susceptibles para los científicos como el poder del amor, como el ambiente y las teorías basadas en la ciencia pura y refutadas por un experto en la materia al que consultó el propio director para aportar realismo a su “criatura”.

El resto de apartados es tan predecible como digno de mención. El aspecto visual es un lujo y la BSO es un valioso compañero de viaje gracias al compositor Hans Zimmer. Por su parte, el reparto cumple con lo esperado destacando a un Matthew McConaughey que demuestra que es posible protagonizar el amago de una película palomitera y convertirla en algo que va más allá del mero entretenimiento: en séptimo arte.

Visita nuestras otras Críticas de Interstellar AQUÍ Y AQUÍ.

Acerca de Sergio G. Arias

Estudiante de Periodismo. Pienso, luego escribo. Colaborador en https://www.cineralia.com/ y Redactor en http://www.elfutbolesinjusto.com/ y http://www.loslunesseriefilos.com/

Mira esto

Crítica de Regreso a Montauk. Una obra menor de Volker Schlöndorff

Volker Schlöndorff es un experto en dramas, creador de cintas como El tambor de hojalata …

5 comentarios

  1. Acabo de ver la película INTERSTELLAR, de Christopher Nolan.
    No la pude ver en su estreno, pero conseguí verla ahora en un buen DVD.

    Un detalle significativo en el que pocas críticas se fijaron entonces:
    La trama de INTERSTELLAR recuerda muchísimo a la de “La Odisea” de Homero y de una manera bastante evidente.

    Ulises (Cooper) tardará mucho más tiempo de lo previsto en regresar a Ítaca, donde su mujer, Penélope (equivalente: la hija de Cooper), le espera durante años a pesar de las presiones de su entorno generadas por los pretendientes (algunos de los científicos).

    Quienes hemos leído La Odisea nos damos cuenta enseguida de los muchos paralelismos evidentes entre el relato de Homero y la trama de INTERSTELLAR.
    Ulises (Cooper) se enfrentará a peligros como el de la isla de los lotófagos (el planeta oceánico), el Cíclope Polifemo (Dr. Mann), el estrecho de Escila y Caribdis (el agujero de gusano) o la hechicera Circe (el sugerente universo cuatridimensional) y otros que ahora no me vienen a la memoria, pero que tienen su equivalencia en la trama del filme.

    INTERSTELLAR es también una odisea en el espacio, aunque remite más a los orígenes del poema de Homero.

    • Lo cierto es que Interstellar no ha dejado indiferente a nadie. He llegado a leer en el mismo “pantallazo” de Twitter a una persona diciendo que era lo mejor de Nolan y otra afirmando que era lo peor. Subjetivamente yo la pondría en el mismo escalón que Origen. El resto (su gran trabajo revitalizando la saga de Batman, Memento…etc) me parecen notables-grandes películas pero algo inferiores.

Deja un comentario