miércoles , julio 18 2018
Home / Críticas de cine / Crítica de La conspiración del silencio. Heridas no cerradas

Crítica de La conspiración del silencio. Heridas no cerradas

Basada en la historia real del juicio llevado a cabo en la República de Weimar por los crímenes de Auschwitz.

La Conspiración del Silencio hace autentico honor a su título, pues se refiere a la hipocresía, al no querer abrir heridas del pasado para no volver a crear crispación, dejar esos acontecimientos, a ser posible, en el olvido, en el sumidero de la Historia. Quizás la clave del film se refleja en la escena del periodista preguntando a diferentes jóvenes si saben qué es Auschwitz y lo que allí ocurrió. Bueno, no solamente jóvenes, algunos adultos. La palabra más repetida en ese momento es: NO.

Crítica de la Conspiración del silencio

Una ceguera voluntaria, impuesta por el miedo, pues en los años 50, aun había numerosos Nazis ocupando cargos en la administración, amigos y cómplices de monstruos como Mengele o Eichmann que se encargaban de protegerles para evitar que se les juzgase por sus atrocidades. Hay un dicho por ahí que reza que la Historia siempre se repite. Y es que ahora mismo, aunque suene a ciencia ficción, tenemos un caldo de cultivo a nivel social que podría repetir aquel episodio vergonzoso que fue el auge de los totalitarismos, sean estos nazis o comunistas, da igual la etiqueta, ambos representan lo mismo, escoria que mata a los que no piensan como ellos.

En La Conspiración del Silencio un joven fiscal, ambicioso, que quiere medrar en su carrera se hace cargo del asunto. No lo hace porque sea un trepa ni nada por el estilo, sino por su alto sentido de la Justicia. Quiere que este pasado no se olvide, quiere que las víctimas tengan voz y no estén silenciados ni ignorados por el Sistema.

La Conspiración del Silencio es casi brillante en sus planteamientos aunque, y como siempre ocurre, nada es perfecto, y tiene algunos elementos en los que cojea bastante, como una decaída del ritmo a mitad del film cuando el jurista, vencido por unos demonios personales decide abandonar el caso, un hecho que personalmente no comprendo y no entiendo qué aporta a la película, ya que lo deja y vuelve a los cinco minutos. Desconozco si esto es para darle cierta emoción a la cinta, lo que sí que transmite es que había que alargar como fuese el metraje, incomprensible cuestión también porque el film goza de buen ritmo, un guión atractivo y buenos actores, aunque demasiado hieráticos en ocasiones, posiblemente sea por el carácter alemán de los mismos.

La Conspiración del Silencio podría haber estado perfectamente a la altura de una gran obra llamada La Vida de los Otros, ya que ambas películas quieren contar historias muy similares, relatos de estos que no debemos olvidar que tuvieron lugar para no repetirlos, pero eso es algo que tenemos muy difícil si desde las instituciones educativas cada vez se enseña menos Historia, y además la poca que se enseña, se transmite viciada y mal.

Una película además valiente por lo que cuenta y valiente por los dedos en el ojo que mete al pueblo alemán, aunque, en ocasiones también peca de un poco de extremismo, como si en Alemania solo existiesen dos clases de personas: los que eran Nazis y los que no lo eran y además estos últimos solo fuesen judíos. Pero independientemente de estas cosas, La Conspiración del Silencio no deja de ser una cinta buena y una propuesta muy interesante que llegará a las carteleras a mediados de Enero.

Acerca de Ramiro González

Mira esto

Crítica de No dormirás

Crítica de No dormirás. La falta de sueño produce monstruos

Los psiquiátricos y hospitales de todo tipo, especialmente si se encuentran abandonados, se han convertido …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.