domingo , julio 15 2018
Home / Noticias de cine / Entrevista a Dehparadox: “El doblaje debe ser una opción, no una imposición”

Entrevista a Dehparadox: “El doblaje debe ser una opción, no una imposición”

Dehparadox

P- ¿Cómo surgió la idea del portal?

R. Dehparadox- Por puro aburrimiento, un día de verano hace ya casi 4 años y medio. Veía bastante cine asiático por entonces y creía que había pocas (aunque algunas muy buenas) webs dedicadas a críticas de un cine que es más minoritario por estos lares, y por eso me decidí. Al principio fue una cosa bastante sencilla en “Blogspot.com”, y ya con el tiempo me decidiría a dar el paso a WordPress, con un dominio propio y demás para tenerlo todo un poco más organizado.

P-¿Por qué esa cruzada contra el doblaje en el cine? ¿Y cuándo empezaste a verlo como algo molesto e inadmisible?

R-¡Uf! Tema espinoso. Fuera de bromas, en este tema creo que a veces se me malinterpreta un poco. Reconozco que a mi el doblaje no me gusta nada, me parece una falta de respeto total y absoluta al trabajo de los actores. Dicho esto, el mayor problema está en la falta de opciones de la mayoría de los españoles a la hora de poder ver cine en Versión Original en los cines. Si todos tuviésemos la opción de decidir si queremos ir a sesiones en VO o dobladas, creo que se terminarían con muchas críticas hacía el doblaje, puesto que cada uno podría elegir que quiere hacer y punto. Aunque tampoco lo de elegir sin más vale, puesto que en con la TDT es cierto que tenemos opción de elegir el audio que queramos, pero a veces los subtítulos o no están sincronizados o brillan por su ausencia, y otras, en este caso la mayoría a excepción de RTVE, el audio secundario (que pienso que debería ser el principal) está en monoaural, algo que me parece totalmente inaceptable casi a finales de 2014 que estamos.
Cuando empecé a cambiar de idea respecto al doblaje y la versión original, no lo recuerdo exactamente, pero diría que fue con la llegada del DVD. Antes de eso, era prácticamente imposible para alguien joven que no viviese en Madrid o Barcelona el tener acceso a cine o series en su formato original. Ahora la situación en cuanto a ir al cine sigue siendo bastante complicada (aunque va mejorando), pero al menos tenemos acceso a un formato doméstico donde podemos elegir en la mayoría de las ocasiones.

P- ¿Qué características le ves personalmente al cine asiático? ¿Y cuándo y como te aficionaste al mismo?

R- Puede parecer mentira, pero el realismo. La gente cuando ve algo de cine asiático sin estar acostumbrado a ello, lo primero que suele pensar que sobreactúan o que es todo bastante exagerado, pero tras ver tanto cine e incluso series de allí me queda claro que no es más que su forma de ser sin más.
Cuando digo realismo, me refiero a la crudeza con la que tratan las cosas. Por poner un ejemplo: Una película sobre adolescentes donde hay una historia de amor, y uno de los dos tiene cáncer. Normalmente con este argumento, si la película se desarrollase en Estados Unidos veríamos como al final terminarían salvandose sin problema alguno, mientras que en el cine asiático no tiene porque ser así, y seguramente veamos como termine muriendo. Para ver finales felices, e irreales, ya tengo las películas de Disney.

P-La opinión abundante y mayoritaria en España parece que sigue siendo la de “ir al cine a entretenerme, no a leer subtítulos”. ¿Piensas que es un hábito muy enraizado en nuestro país y que por esa ausencia de curiosidad e iniciativa no se fomenta más el cine en VO o que debería ser el propio Estado y las empresas privadas quiénes lo promocionen sin el beneplácito inicial de la gente?

R. Dehparadox – Creo que el Estado debe tener un papel mucho más activo en todo esto. Igual que existe una cuota de pantalla para el cine español, debería haberla para el cine en Versión Original. Hay quién dice que esto es un negocio, y no le falta razón, pero eso no significa que el estado no pueda legislar e imponer ciertas reglas a la hora de exhibir películas. De hecho creo, y ya no solo hablando de la VO en si misma, que el estado debe proteger como sea el cine Español, y el doblaje es una competencia totalmente desleal hacía este y le hace un daño tremendo. Y me explico: Como bien dices, hay mucha gente que va al cine por el mero hecho de entretenerse sin más, y si le pones una buena película española y al lado una americana con la estrellita de turno, pero también en español por el doblaje, seguramente vaya a por la de la estrellita.
Explicado así quizás pueda saber a poco la explicación, porque todo esto daría para mucho, pero te pongo un ejemplo muy fácil y que he seguido de cerca: el de Corea del Sur. Hablamos de un país que tiene una población más o menos similar a la española, con una economía que en cierto modo es parecida (aunque ellos vayan hacía arriba, y aquí por desgracia hacía abajo), y hace menos de dos décadas el cine patrio en Corea tenía unos números similares e incluso inferiores al cine español en España. Sin embargo, el año pasado el 60% de las entradas vendidas en Corea fueron a parar a producciones de su país, logrando más de 100.000.000 de entradas para películas coreanas, donde curiosamente el doblaje no existe. Y no digo que sea el único factor que haya logrado eso, hay más, pero sin duda alguna es uno de ellos. Seguramente si en Corea del Sur se doblase absolutamente todo como en España, el éxito de su cine bajaría bastante en detrimento del extranjero.

P-¿Has notado algún cambio desde que haces campaña contra el doblaje? No ya a nivel de que las instituciones le oigan (aunque cuentas como Cinemanía te siguen) sino, ¿has cambiado la opinión de personas respecto a ese asunto? ¿Es una pequeña victoria, pero victoria al fin y al cabo?

R – Bueno, por pesadez he llegado a lograr que bastante gente, la mayoría conocidos o amigos, que jamás se habían siquiera planteado que existiese algo como la VO (Sí, es una exageración, pero para que se me entienda mejor) ahora solo quieran consumir series o películas así. Y siempre alegra ver que cada vez hay más y más gente que descubre lo maravilloso que es poder disfrutar del cine o las series tal y como han sido concebidas.
Sobre instituciones y demás, bueno, a nivel nacional y demás no, o al menos lo desconozco, pero en Sevilla a base de insistir y ponerse pesados hemos logrado entre muchos que podamos disfrutar de cine de lo más comercial en VO. Por ejemplo, en el mayor cine de Andalucía con más de 20 salas, hace menos de un año no se proyectaba ni una sola película en VO, y cuando digo ni una, es ni una. El viernes pasado había en cartelera 14 películas en VO, algo que ni siquiera podría imaginar hace un tiempo. Aún queda luchar para que haya como mínimo igualdad en horarios, puesto que las sesiones son más limitadas, pero al menos es un paso bastante importante, y espero que en ciudades que son más pequeñas poco a poco los cines se vayan haciendo a la idea de que cada vez hay más gente que está dispuesta a disfrutar del cine en VO en sus salas.

P-Finalmente, ¿sientes estar luchando contra toda una sociedad y su sistema de creencias y prejuicios asentados (pereza hacia la VO, mala y estereotipada imagen de la cultura asiática en general…etc)? Y, ¿cuáles serían tus reformas realistas para llevar a cabo el cambio que reclamas para España?

R. Dehparadox – Totalmente. La industria del doblaje mueve muchísimo dinero, y es algo a lo que muchos no van a renunciar fácilmente. Eso sí, puedo entender de sobra a quienes trabajan allí, puesto que es como se ganan la vida y eso lo respeto y lo entiendo, aunque en muchas ocasiones llegan a decir que lo que realmente les da dinero son los doblajes de cuñas publicitarias y no el cine o las series. Aún así, he llegado a recibir incluso amenazas anónimas de gente del doblaje por Twitter, aunque si te soy sincero me las tomo a broma, y supongo que se tratará de gente que no está muy metida aún ni nada. No me imagino a alguien que lleve años trabajando en el doblaje perdiendo el tiempo de esa forma.

Sobre medidas, antes más o menos las comentaba. La industria del cine en España necesita una reforma absolutamente bestial. De hecho me parece surrealista que la industria del doblaje sea mucho mayor que la del cine en un país con más de 45 millones de habitantes. Y como decía anteriormente, la VO necesitaría una cuota de pantalla obligatoria en los cines que se regulase desde el Estado. Puedo entender que en una localidad, por poner un ejemplo, de 20.000 habitantes solo haya un cine con dos salas y apenas sesiones, y todas sean dobladas, pero me parece absolutamente indecente que haya ciudades que cuando estrenan un “Blockbuster”lleguen a tener más de 100 sesiones durante el fin de semana de dicha película, y ninguna sea en VO. Eso debería regularse, aunque se debería hacer con eso y con más cosas, como por ejemplo el IVA cultural o los precios desorbitados que vemos en algunas salas.

Acerca de Sergio G. Arias

Estudiante de Periodismo. Pienso, luego escribo. Colaborador en https://www.cineralia.com/ y Redactor en http://www.elfutbolesinjusto.com/ y http://www.loslunesseriefilos.com/

Mira esto

Fans de Amanece, que no es poco

Los fans celebran los 30 años de “Amanece, que no es poco” de una manera muy especial

Los fans de la película más exitosa de José Luis Cuerda, celebran los días 8, 9 …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.